Cultura triqui llega a Berlín con obra del mexicano Joel Merino

Olga Borobio. (Corresponsal). Berlín, 08 de octubre/Notimex. El mexicano de la comunidad triqui Joel Merino pintó en Berlín un mural en lienzo que será exhibido en el Altar de Muertos en la embajada de México en la capital alemana, luego de viajar a esta nación con su propia obra y sin apoyo de las instituciones.

“Aquí en Europa me ha ido bastante bien y en México participo en varios festivales. Mi interés es dar a conocer las tradiciones y la lengua triqui. Es importante que como pueblos originarios no dependamos de las autoridades gubernamentales para poder hacer las cosas”, indicó.

“Estoy en Berlín porque me invitó la Sociedad de Amistad México-Alemania, y ésta pidió a la embajada de México que exhibiera mi mural con motivo del Altar de Muertos”, comentó.

“No estoy en Europa financiado por ninguna institución mexicana. No me quisieron apoyar y empecé a moverme por mi cuenta buscando colaboraciones con gente de México“, señaló a Notimex Merino, de 29 años y originario de San Juan Copala en Oaxaca, que pertenece a la etnia triqui.

Las colaboraciones son intercambios de obra suya pintada en Europa a cambio de exposición y participación en eventos de arte, por lo que este es el segundo año consecutivo que viene a Europa a pintar y a exponer. Antes mostró su talento en París, Suecia, Bélgica, Alemania, y pronto estará en Italia.

En septiembre de 2019 viajará a París, y tendrá en Alemania una exposición individual de su obra. “Yo no puedo estar esperando a que las instituciones volteen a verme o que quieran exhibir mi trabajo (…) Yo soy solo portador de mi cultura y me corresponde compartirla”, puntualizó.

La Sociedad de Amistad México-Alemania es un grupo independiente formado por mexicanos en esta nación europea y alemanes que quieren cultivar la amistad con el país latinoamericano. Su presidenta, Karina Rodríguez Jardines, mencionó que varias personas comparten sus casas con Joel.

En Berlín pinta un mural en lienzo para el Día de Muertos, que se exhibirá en la embajada de México en Berlín cuando se inaugure y se abra al público el Altar del 02 de noviembre.

El mural muestra a una muchacha de su comunidad; frente a su rostro hay una máscara del Día de Muertos que flota ante ella y que tiene la apariencia de un alebrije.

En el mural la mujer está vestida con el atuendo triqui que se usa en esa localidad, el huipil rojo, y tal y como acostumbran las muchachas de esa etnia cuando están en la ciudad llevan debajo del huipil una camisa de cuello.

La máscara representa un águila, ya que los animales en las tradiciones triqui tienen el espíritu de una deidad. El que la máscara que ella se quita se queda flotando significa la espiritualidad que forma parte de la persona, y también que ya es un alma que quedó libre.

El lienzo es de dos por tres metros y para su exhibición en la embajada el 2 de noviembre se montará en un bastidor junto al Altar con la ofrenda de muertos. A partir de ahí se mostrará en otros lugares de Berlín, de manera que se convertirá en una obra itinerante.

“Es la segunda vez que vengo a Europa a mostrar parte de mi trabajo porque he tenido algunas invitaciones a festivales, entonces decidí armar una pequeña gira por varias ciudades alemanas para llevar mi obra, que está inspirada en las tradiciones de la región triqui”, comentó Merino.

También “es importante la conservación de nuestra lengua: Toda mi obra está en triqui, no hay nada en español. Es parte de la historia no contada, no de la versión oficial. Los pueblos originarios estamos luchando para que, de alguna manera, no sólo ser reconocidos, sino que la gente conozca nuestros usos y costumbres”, refirió.

“También tengo obra en pequeño formato y manejo la técnica del grafitti para pintar en muros”, añadió.

Este lunes el artista viajó a Brecia, Italia, también invitado para pintar y dejar obra, posteriormente regresará a México. “Tengo otro festival y viajó luego a Estados Unidos; tengo otro festival allá”, detalló.

Aprendió a pintar en forma autodidacta. “Me gusta mucho que a través de mi pintura doy a conocer mi etnia. Muchos europeos aquí toman fotos y las postean en Facebook o Instagram en sus idiomas natales con información sobre quién soy y de dónde vengo. Eso a mí me motiva”, compartió.

Ha ido a museos en Europa y ve diferencias entre su pintura y la de este continente. “Aquí pintan mucho a reyes y a personas importantes, pero yo me dedico a la gente del pueblo. No soy muy fan de la pintura europea aunque he visto a los grandes maestros de la pintura, así como obra contemporánea”, dijo.

Comentó que “el arte es para la gente y por eso busco que los murales sean gratuitos y que sean para la gente”. En México tiene una colección individual en el Museo de Los Pueblos Indígenas, en Querétaro, con 12 piezas.

Responsive image
0:00
0:00