Daiana Liparoti cuida la voz para desarrollar su pasión en el escenario

Armando Pereda Maldonado. México, 16 de abril/Notimex. La actriz y cantante argentina Daiana Liparoti, quien participa en el musical Los Miserables, afirma que siempre cuida su herramienta de trabajo, que es la voz, pues gracias a ésta puede desarrollar su pasión en los escenarios.

“Para cuidar mi voz lo que hago es tomar muchísima agua, eso para mí es lo principal y después trato de prevenir los diferentes cambios de clima, porque es lo que hace que afecte a mis cuerdas vocales”, declaró.

En entrevista con Notimex, subrayó que incorporó a su dieta el jengibre, miel de abeja, pastillas de propóleo, que utiliza antes de las funciones que tiene, además cuenta con un vaporizador y evita incorporar medicinas, procurar que todo sea lo más natural posible.

“Trato de estar siempre cuidándome de tener una alimentación sana para no tener problemas estomacales que puedan perjudicarme, por suerte no los he tenido; hacer ejercicio también viene bien, porque eso entra en calor el cuerpo, así que todas las flemas y lo que pueda llegar a molestar sale más rápido”, dijo.

La actriz celebra el Día Mundial de la Voz, porque considera que no es sólo importante para los artistas, sino que es una herramienta primordial de comunicación para el ser humano.

Platicó que en Los Miserables, que actualmente se presenta en el Teatro Telcel, cuenta con un director de escena que vocaliza a la par de los cantantes para que pueda dar las notas necesarias.

“Estar con una salud vocal es principal, no hay peor cosa que cuando uno se siente afónico, no poder hablar, existe una desesperación, ahí nos damos cuenta de lo importante de poder comunicarnos, entonces yo valoro mucho la voz.

Aunado a esto, piensa que un factor principal que afecta a la voz es la falta de sueño, ya que si no se descansa bien, automáticamente esto se refleja en las entonaciones.

Liparoti estudió 10 años de canto con preparación operística en Argentina con la profesora Verónica Vega, después estudió la carrera de teatro musical por cuatro años, en donde se formó de tres disciplinas: canto, danza y actuación.

Precisamente uno de los mayores retos que tiene en la citada puesta en escena, es la parte vocal, ya que es una obra totalmente cantada, eso implica que necesita tener una buena salud en la voz y todo el tiempo debe de estar cuidándose, comiendo sano y cuidarse del frío.

“En esta nueva versión se le quería dar un perfil más contemporáneo y más conectado con la juventud, entonces eso hace que tenga que buscar otros matices en la parte actoral; fue divertido marcar en los ensayos y lograr resultados que se ven en el escenario, al igual que escuchar las críticas”, concluyó.

 

Responsive image
0:00
0:00