Hoy sería insensato quitar fuerzas armadas de calles: ombudsman nacional

México, 27 de agosto/Notimex. Aunque la participación de las fuerzas armadas en labores de seguridad debe ser acotada y transitoria, en estos momentos sería insensato que se les regresara a los cuarteles, opinó el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

Durante la ceremonia de inauguración del seminario Los Derechos Humanos de los Pueblos y Comunidades Indígenas frente a los proyectos de Desarrollo, dijo que el retiro de las fuerzas militares debe ir aparejado de la profesionalización de los cuerpos de seguridad.

Además, consideró que debe haber una definición clara sobre la Ley de Seguridad Interna, misma que impugnó la CNDH en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), porque tiene aspectos de inconstitucionalidad, ya que el federalismo invade atribuciones que son propias de las entidades federativas.

De igual forma, resaltó que parte de los contenidos de la Ley de Seguridad Interior son de una ambigüedad que genera incertidumbre jurídica.

“Hemos dicho que sería insensato que ahorita se regresara a las fuerzas militares a los cuarteles, pero tiene que haber un plan, una hoja ruta de retorno verificable, puntual y, en paralelo, la profesionalización de las fuerzas de seguridad, que no ha ocurrido en más de 12 años, y que es lo que mantiene a las fuerzas armadas en las calles”, expresó.

Sobre la construcción del Tren Maya para el sureste, González Pérez resaltó que es necesario consultar a los pueblos indígenas.

“Tiene que consultarse, y creo que así se anunció el pasado fin de semana; nos alienta que haya consultas previas libres, sin presión, informadas, es decir, que se dé todo el conocimiento de las implicaciones que tengan los diferentes proyectos”, señaló.

El presidente la CNDH aseveró: creemos que es un aliciente saber que cualquier proyecto y megaproyecto se llevará a cabo previa consulta de los pueblos y las  comunidades indígenas.

Antes, en el acto que se realizó en el marco de la Cátedra en Derechos Humanos Rodolfo Stavenhagen, instaurada por la CNDH y El Colegio de México a finales de 2017, dijo que las demandas en materia de derechos indígenas persisten.

Además, los proyectos de desarrollo económico, ajenos a las culturas indígenas y basados en la explotación de sus recursos naturales continúan generado grandes injusticias y fuertes demandas para que se garantice su derecho a ser consultados ante la ejecución de proyectos.

Ese sería el caso de la adjudicación de tierras para la construcción de plantas hidroeléctricas, la explotación minera, la de recursos acuíferos, la del turismo y los reacomodos de poblaciones, entre otros temas.

En el acto estuvo presente la presidenta de El Colegio de México, Silvia Giorguli Saucedo; el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, y la directora del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México, Karine Tinat.

Además del coordinador de la Cátedra Rodolfo Stavenhagen, Arturo Alvarado, así como la señora Elia Stavenhagen.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar