Menos pozos estadunidenses y pláticas Moscú-Ryad apoyan petroprecios

PETRÓLEOLondres, 07 de octubre/Notimex. El mercado petrolero mantenía hoy su repunte tras un año de baja en sus cotizaciones, por la combinación menos pozos estadunidenses en explotación, y visos de coordinación entre grandes productores.

Este miércoles el Brent del Mar del Norte inició cotizaciones en 53.31 dólares, avance de 9.73 por ciento frente a su cierre de 48.13 dólares del pasado viernes.

Por su parte la canasta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se cotizó la víspera en 46.08 dólares, mientras el pasado viernes se ubicaba en 44 dólares, alza de 4.72 por ciento.

Las mejores cotizaciones han obedecido a que meses de precios en torno a los 50 dólares y aún menos, han hecho escasamente redituable la extracción de crudo, que en el caso estadunidense se ha reflejado en el cierre de pozos.

La empresa de servicios petroleros Baker Hughes, con sede en la sureña ciudad texana de Houston, informó que al 02 de octubre, el número de pozos en Estados Unidos había caído en 29 para sumar 809, declive de mil 113 respecto a un año antes.

En Canadá si bien se habían sumado tres pozos, el descenso anual era de 251 y a nivel internacional el incremento de 19 contrastaba con la baja de 202 en términos anuales, precisó el reporte.

A estos indicadores se sumó la revelación de la reunión en Turquía el pasado fin de semana de los ministros de Petróleo de Rusia y Arabia Saudita, y la precisión de que habría otros encuentros, el próximo a fines de este octubre.

Ambos países son los principales productores mundiales de la OPEP -Arabia- y de fuera del cartel -Rusia- y su coordinación en materia petrolera es sustancial para las cotizaciones.

El encuentro sigue a las declaraciones del 07 de septiembre del presidente ejecutivo de Rosneft, la principal petrolera rusa, Igor Sechin, donde rechazó toda coordinación con Arabia Saudita en materia de precios.

El también ex viceprimer ministro ruso dio dos razones para el rechazo de pláticas con la OPEP, una, que mientras la industria petrolera rusa era privada y el gobierno no la administraba, entre los países miembros de la OPEP sucedía lo contrario, en referencia a su propiedad estatal.

Y la segunda que la “edad dorada” de la OPEP había pasado, además de que añadió la revelación de que Moscú había rechazado la invitación de la OPEP a adherirse.

También subrayó que los miembros del cartel de productores fallaban en respetar las cuotas de extracción que de manera periódica se fijan.

“Si las cuotas hubieran sido observadas, los mercados globales de petróleo estarían reequilibrados”, señaló en esa reunión en Singapur.

Responsive image
0:00
0:00