México debe conocer a fondo legado de César Tort, afirma Germán Pérez

Juan Carlos Castellanos C. (Corresponsal). México, 06 de diciembre/Notimex. La Santa Furia es una obra interdisciplinaria, argamasa de ópera, cantata, pieza teatral y musical creada por César Tort, un hombre de gran amor y apego al mundo y a la cultura indígena, que lo llevaron pronto a la preocupación por la destrucción y la denigración del mundo indígena, consecuentemente se hace necesario revalorar su vida y obra, consideró Germán Pérez Tort.

Como parte de las acciones que intentan poner en relieve la obra del artista, el 13 de diciembre próximo a las 18:00 horas se proyectará en La Nana, Fábrica de Creación e Innovación, el video que da cuenta del estreno mundial de dicha obra dedicada a Fray Bartolomé de las Casas, recordada función que estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica Nacional en el Palacio de Bellas Artes en febrero pasado; ese día se dará una charla sobre César Tort.

En entrevista con Notimex, Pérez Tort recordó que el periplo inició hace dos meses en el Colegio Madrid y aún faltan fechas por cumplir.

César Tort dedicó su vida a la enseñanza musical entre los niños y las niñas, y se empeñó por impregnar en la sociedad nacional el mundo de la cultura indígena. “Luchó por la educación de México y en esa labor conoció la figura e historia de Fray Bartolomé de las Casas, con quien se identificó plenamente”.

Abonó a sus declaraciones que es precisamente en esa figura en la que se basa el oratorio La Santa Furia. “Fray Bartolomé de las Casas es un personaje de capital importancia en la historia de México y de toda Latinoamérica, y César Tort sostuvo siempre que debía estar a la par de los próceres Miguel Hidalgo y Costilla y José María Morelos y Pavón, e incluso lo admiraba más que a Mahatma Gandhi, quien sólo luchó por sus compatriotas”.

En cambio, añadió el entrevistado, Fray Bartolomé de las Casas luchó por otro continente y fue de las primeras personas que se preocuparon por los derechos humanos de todas las personas, sin distingos, por el simple y natural hecho de ser seres humanos. “César Tort notó esa valía en el clérigo y por eso dedicó rendirle homenaje a través de esta obra que se divide en cinco parte, cada una de ellas con un tema interesante y misión específica”.

Desgranó lo anterior: La primera, Canto a la raza profunda, es un himno al mundo indígena; la segunda, “Las cosas indianas”, es una muestra de los horrores que vio Fray Bartolomé de las Casas cuando llegó a América, cosas espantosas que lo llevaron a luchar de por vida a defender los derechos de los indígenas, a pesar de que llegó a esta tierra con una encomienda de 10 años e incluso tuvo esclavos, pero la realidad lo cambió.

La tercera, “Vocación”, es reflejo del momento de cualquier hombre que no sabe qué hacer ni para qué vino a este mundo. El religioso se dio cuenta de que su propósito era luchar por el mundo indígena, tiene una conversación con su conciencia, que le dice que luche a través del diálogo y no a través de la espada. Es cuando decide ingresar a la Orden de Los Dominicos, donde llevó a cabo su titánica defensa del mundo indígena.

El entrevistado añadió que la cuarta parte, El Mundo, es una muestra de su feroz lucha, pero ahora contra el clero y la Corona Española en favor de los derechos indígenas.

Por último, Génesis. El nuevo mundo, es también un himno, pero dedicado al mundo mestizo, a la fusión de dos mundos, “a cada uno de quienes somos producto de esa fusión que con el transcurrir del tiempo ha dado forma a la cultura hoy llamada mexicana”, dijo.

Cabe señalar que La Santa Furia es una obra en la que César Tort (1925-2015) trabajó durante los últimos años de su vida. Fue autor de diversas obras. Sinfónicas: Estirpes, La espada y La Santa Furia; corales: Alba misa; música de cámara: Junto al Genil, Flor que llora, Un mundo sutil, Volved a hablar, La comedia, El jardín de lindaraja y otras más de relevancia musical.

En 1967, Tort ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) como investigador de tiempo completo en el campo de pedagogía musical infantil, lugar donde dio forma y origen al Método de Educación Musical Infantil que lleva su nombre, basado en ciertas tradiciones de la lírica infantil y el folclor de México. Además, adaptó para esta tarea instrumentos vernáculos y de origen precolombinos, de acuerdo con su hoja de vida.

“La Santa Furia” es una monumental obra sinfónica diseñada para artistas solistas, coros, orquesta y un narrador, con un guion escrito por Jesús Puebla, dividido en las cinco partes enlistadas líneas arriba. La Nana, Fábrica de Creación e Innovación ubicada en el Callejón San Juan de Dios 25, colonia Guerrero, a una calle de la Alameda Central, abrirá sus puertas a esta proyección como una de sus últimas actividades del presente año, concluyó.

Responsive image
0:00
0:00