México participa en actividad de familia mundial: Guterres

Maurizio Guerrero. (Corresponsal). Naciones Unidas, 27 de septiembre/Notimex. México “está participando plenamente en las actividades de nuestra familia mundial”, declaró el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, durante la develación de un cuadro que donó ese país a la sede del organismo en Nueva York.

En una ceremonia conducida la noche del miércoles para develar el cuadro del artista mexicano Manuel Felguérez a la sede de la ONU, Guterres destacó que México juega un papel destacado en el diseño de acuerdos sobre algunos de los temas más relevantes para la cooperación multilateral.

El cuadro mural, titulado Agenda 2030, está colocado en el pasillo de las banderas hacia la Asamblea General de la ONU. La ceremonia fue presidida además por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, al margen de su participación en el plenario de la Asamblea General.

“Doy las gracias al presidente Peña Nieto, así como al gobierno y al pueblo de México, por esta maravillosa obra de arte que se suma a la colección de la sede de la ONU”, aseguró Guterres.

Respecto a la participación de México en el sistema internacional, el titular de la ONU subrayó que este país “ha desempeñado un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático y fue uno de los primeros países en aprobar una ley sobre el cambio climático en el 2012”.

México además firmó en marzo pasado el Acuerdo de Escazú, el primer acuerdo ambiental de América Latina y el Caribe.

El titular de la ONU resaltó que México cofacilitó los debates de los Estados miembros que condujeron a la firma, a principios de este año, del primer Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular.

México preside asimismo el Grupo de Amigos del Sostenimiento de la Paz y apoya nuestros esfuerzos para hacer frente a las causas subyacentes de los conflictos.

El país es también un líder en términos de sostenibilidad, pues ha incorporado los Objetivos de Desarrollo Sostenible a su estrategia nacional de desarrollo.

De manera más informal, Guterres señaló que él es un “admirador total” de la cultura y del arte de México, en especial del arte prehispánico, del barroco y de la tradición de pintura mural del siglo XX, que consideró “una de las más importantes del mundo”.

“Creo que nada podría estar aquí mejor que esta magnífica obra que nos va a unir a todos en el objetivo de hacer una globalización más justa y un mundo mejor para todos y un planeta seguro. Y por eso ¡Que viva México y que vivan las Naciones Unidas!”, clamó Guterres.

El cuadro es el segundo obsequio de México a la sede de la ONU, luego del mural Fraternidad de Rufino Tamayo, entregado en 1968.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar