Olvido y falta de concentración, problemas de pacientes con lupus

México, 10 de mayo/Notimex. Una persona con lupus tarda de tres a cinco años en ser diagnosticada, por lo que el especialista de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Iván de Jesús Hernández Galarza, consideró importante estar atentos de afectaciones en articulaciones y piel, las más comunes de esta enfermedad.

El profesor del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González explicó que esta enfermedad autoinmune crónica, se caracteriza por producir inflamación en todo el cuerpo, eventualmente con daño en órganos específicos.

Se refirió a la inflamación de articulaciones y daños en la piel como los síntomas más comunes aunque precisó que también suele afectar articulaciones, inflamar riñón, cerebro, corazón, casi cualquier parte del cuerpo.

“Es muy complicado referirse a un solo síntoma, porque es una enfermedad que a cada persona afecta diferente”, precisó el reumatólogo en un comunicado de la UANL.

En el Día Mundial del Lupus, que se conmemora este 10 de mayo, el investigador universitario aseguró que en esta fecha se busca concientizar a la comunidad médica y sociedad en general sobre la complejidad de esta enfermedad.

En la actualidad, no se ha encontrado la causa que origina el lupus y tampoco existe una cura, pero el especialista destacó que un tratamiento oportuno puede controlar la afectación y dar al paciente una buena calidad de vida.

De acuerdo a la investigación realizada en el Hospital Universitario José Eleuterio González, 6 de cada 10 pacientes con lupus tienen problemas de olvido y falta de concentración grave.

Iván de Jesús Hernández dijo que las personas con lupus tienen genes con mayor predisposición a desarrollarla, pero que eso no significa que la vayan a padecer. Existen, agregó, factores externos que junto con los genes desencadenan la enfermedad.

En ese sentido, mencionó como posibles factores la exposición a radiación ultravioleta, bacterias o virus, contaminación y el tabaco.

Hasta el 90 por ciento de los pacientes con lupus padecen afectación en articulaciones y piel. En el caso de articulaciones, las manos, piernas y rodillas suelen estar inflamadas, y existe dificultad en las manos para cerrarlas y abrirlas por más de dos o tres horas.

En la piel se presenta una erupción “malar” roja característica o un cambio en la coloración en las mejillas y el puente nasal. La erupción permanece días o semanas y suele ser dolorosa; las erupciones también pueden aparecer en el rostro y las orejas, la parte superior de los brazos, los hombros, el pecho y las manos.

El experto universitario recomendó a las personas con antecedentes familiares de lupus, mantenerse atentas y si empiezan con dolor o molestias, buscar de inmediato una valoración.

Una dieta balanceada previene el desarrollo, especialmente, de enfermedades autoinmunes. “Una dieta baja en grasas, moderadas calorías, previene el desarrollo o ayuda a que sea una enfermedad menos agresiva”, precisó.

El Servicio de Reumatología del Hospital Universitario José Eleuterio González, a través del Centro de Especialistas en Artritis y Reumatismo (CEAR), ofrece atención a personas con esta enfermedad.

Actualmente, más de 300 pacientes reciben tratamiento en ese lugar. Hay pacientes de México y otras partes del mundo como Francia, Colombia y Estados Unidos.

Responsive image
0:00
0:00