Paul Groussac fue un prolífico escritor que destacó por su ácida crítica

México, 14 de febrero/Notimex. Autor de una nutrida producción literaria que lo coloca como una figura de las letras argentinas de finales del siglo XIX y como uno de los críticos más severos de su época, Paul Groussac es recordado este 15 de febrero al cumplirse 170 años de su nacimiento.

De acuerdo con el portal www.biografiasyvidas.com, Paul Groussac nació en Toulouse, Francia, en 1848 , pero llegó a Argentina cuando tenía 18 años de edad y allí se quedó; trabajó en el campo, estudió en la ciudad, alternó con políticos e intelectuales y fundió su espíritu francés con el alma argentina.

Fue profesor, inspector de Enseñanza, director de la Escuela Normal de Tucumán (1878) y director de la Biblioteca Nacional desde 1885 hasta su muerte. Fue un escritor con espíritu crítico y un investigador sagaz que influyó poderosamente en sus coetáneos y en las generaciones posteriores.

Según sus propias palabras, le faltó “el don de la sonrisa”, pero su capacidad y su objetividad compensaban esta deficiencia, salvo en el caso en que le obsesionaba su pasión antiespañola.

Groussac fue un narrador ameno y escritor de libros de viajes, entre los que destacan Fruto vedado (viaje de Córdoba a Tucumán), Relatos argentinos, Del Plata al Niágara (con motivo de un viaje a Estados Unidos realizado en 1892).

El portal www.prosamodernista.com señala que Paul Groussac participó plenamente de las modas y los tópicos de las letras argentinas de finales del siglo XIX, a pesar de su acusada virulencia, le convirtieron en una de las figuras más destacadas de la intelectualidad hispanoamericana de su tiempo.

En Tucumán se relacionó con las principales figuras locales y con altos cargos de la administración estatal, hasta llegar a granjearse la amistad del Presidente de la República Nicolás Avellaneda. Adquirió, simultáneamente, un merecido reconocimiento por sus estudios relacionados con la región en la que se había afincado como el titulado Los jesuitas de Tucumán.

Poco después autoridades de dicha provincia le encargaron la redacción de una Memoria histórica y descriptiva de la provincia de Tucumán, obra que no sólo se convirtió en una de las fuentes más ricas y variadas para el estudio de la zona, sino que proporcionó al escritor de origen francés abundante información para configurar la que habría de ser su primera novela Fruto vedado, apunta www.mcnbiografias.com.

Además de sus estudios sobre los jesuitas y de su valiosa memoria descriptiva de la provincia de Tucumán, Paul Groussac había dejado notables muestras de su capacidad literaria y analítica en la prensa local, donde pronto adquirió una gran relevancia que le condujo hasta la dirección del rotativo La Razón.

Siendo director de la Biblioteca Nacional, cargo que ocupó hasta el día de su muerte, puso en marcha dos vastos proyectos editoriales que imprimieron sendos impulsos vigorosos a la cultura argentina de finales del siglo XIX y comienzos de la siguiente centuria.

El primero de estos dos proyectos, concebido bajo el nombre de La Biblioteca, fue un titánico esfuerzo colectivo que, desarrollado entre 1896 y 1898, congregó a numerosos especialistas en materias tan diversas como la literatura, la ciencia, la historia y la política, con el propósito de ofrecer una necesaria actualización de la cultura argentina del momento.

Su segundo proyecto constituyó un admirable esfuerzo en solitario, cuyo principal objetivo era ofrecer -convenientemente catalogados y analizados- los principales documentos que formaban parte de los fondos de dicha institución.

Con La Biblioteca y Anales de la Biblioteca, Paul Groussac intentó erigirse en la máxima autoridad crítica de su tiempo, avalado por unos orígenes franceses que, en su opinión -y en un momento histórico en el que la literatura argentina propiamente dicha estaba aún en fase de consolidación-, garantizaban la validez de sus criterios estéticos y su capacidad de análisis.

Entre las características más relevantes de esta labor crítica de Groussac destaca la acidez y la mordacidad de sus enjuiciamientos, que llevaron a Jorge Luis Borges a analizar esta parte de la producción del autor de Toulouse en un trabajo titulado El arte de injuriar.

Paul Groussac fue un humanista polígrafo y fecundo que cultivó, con diversa fortuna, los géneros más variados, desde la prosa de ficción hasta la ya comentada crítica política y cultural, pasando por el ensayo positivista, la reseña periodística el cuadro de costumbres, el retrato de figuras relevantes, el estudio histórico y la escritura teatral,  que le proporcionó uno de sus mayores éxitos de crítica y público, merced a su célebre pieza dramática La divisa punzó.

Como biógrafo cobró especial renombre por obras como Santiago de Liniers, conde de Buenos Aires. 1753-1810 y Mendoza y Garay. Las dos fundaciones de Buenos Aires. 1536-1580, mientras que como historiador destacaron sus Estudios de historia argentina.

Paul Groussac también dejó como legado relatos de gran calidad literaria como El hogar desierto, La monja y El número 9090. Estas y otras narraciones cortas del escritor de origen francés vieron la luz en un volumen recopilatorio Relatos argentinos.

Según sus biógrafos, la producción literaria de Paul Groussac presenta algunos logros estilísticos de indudable originalidad, aunque muestra también graves limitaciones que ponen de relieve su repentino alejamiento del cultivo de la narrativa.

Entre sus temas más frecuentes, cabe subrayar el tratamiento de la figura femenina como paradigma de lo peligroso y desconocido, el interés por la figura del inmigrante, la discusión de los conflictos morales que afectaban al hombre de su tiempo, la exaltación del pensamiento racional positivista y, en suma, todos los tópicos de la literatura argentina de finales del siglo XIX.

Un año antes de la muerte del humanista de origen francés vieron la luz las Obras completas de Paul Groussac (Buenos Aires, 1928), prologadas por Alfonso de Laferrère. Y en el mismo año de su fallecimiento, ocurrido el 27 de junio de 1929, la revista cultural Nosotros publicó una semblanza monográfica de la vida y la obra del autor.

Responsive image
0:00
0:00