Promueven en Argentina censura a Claudia Piñeiro por apoyar aborto legal

Buenos Aires, 12 de julio/Notimex. Organizaciones que rechazan la legalización del aborto en Argentina intentaron censurar a la escritora Claudia Piñeiro al solicitar que se cancelara su entrevista pública al escritor cubano Leonardo Padura sólo porque ella apoya la interrupción voluntaria del embarazo.

En entrevista con Notimex, Piñeiro, quien es una de las escritoras más importantes en habla hispana, explicó que la semana pasada desde la Fundación OSDE, en donde se realizará la entrevista el próximo 23 de agosto, le avisaron sobre esta nueva estrategia de quienes rechazan la interrupción voluntaria del embarazo.

Las críticas en contra de Piñeiro comenzaron en las redes sociales y luego se tradujeron en cientos de llamadas a los directivos de la Fundación para exigirles que suspendieran el evento cultural porque la autora es una “militante abortista”.

“Los de la Fundación estuvieron solidarios conmigo, me pidieron que me quedara tranquila, que ellos estaban respondiendo que era una charla literaria que no tenía nada que ver con el aborto”, señaló Piñeiro.

El intento de censura forma parte de la larga lista de agresiones realizadas por los grupos antilegalización en medio del debate que lleva a cabo el Senado y que culminará el 08 de agosto en una sesión especial en la que se votará si se otorga o no el derecho al aborto en Argentina.

Piñeiro ha sido una de las personalidades públicas que más ha participado en el debate social para impulsar la ley que permite el aborto hasta la semana 14 de gestación sin requisito alguno, sólo con la solicitud de la persona gestante.

La escritora de Las viudas de los jueves y Las Maldiciones consideró que parte de la campaña de censura se debió a que OSDE es una empresa privada de servicios médicos que, si la ley se aprueba, tendrá que practicar abortos, y a los socios les preocupa que eso les incremente la cuota.

Por otra parte, advirtió que hasta ahora los ataques en su contra se habían limitado a insultos en las redes sociales, “nada que no sea soportable, como que te digan que ya no te van a leer, están en su derecho, pero esto ya es meterse con mi trabajo, con mi sustento”.

Recordó que los grupos antilegalización también la han difamado al difundir la idea de que ella y otras personalidades que impulsan el derecho al aborto están financiados por una organización estadunidense.

“Todo lo que está ocurriendo es tremendamente preocupante, la Iglesia tiene que tomar responsabilidad en esto, porque a veces uno hace cosas que lleva a otros a cometer acciones que, en principio, no querías”, expresó.

Piñeiro añadió que, ante la escalada de agresiones que se están viviendo en el país en medio del debate por el aborto, la Iglesia tiene que “bajar un cambio” y calmar los ánimos de sus fieles a quienes, en todas las misas, los insta a misionar para obligar a las mujeres a ser madres aunque no lo quieran.

Responsive image
0:00
0:00