Propone PAN que la ley garantice refugios para mujeres violentadas

El tema merece un tratamiento serio, con altura de miras, que exija el más amplio respaldo del Estado mexicano.

México/Notimex. El senador del Partido Acción Nacional (PAN), Erandi Bermúdez Méndez, señaló que los refugios para mujeres víctimas de violencia deben ser garantizados por ley, con financiamiento, programas y planes suficientes e ininterrumpidos.

Al presentar una iniciativa para reformar el Artículo Octavo de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, el legislador explicó que la propuesta pretende asignar presupuesto a esos espacios.

También se trata de que se manejen con suficiente claridad y certeza, como es exigible en cualquier dependencia pública y que, además de financiamiento para su operación, cuenten con programas de apoyo que den acompañamiento a las mujeres víctimas de violencia y a sus hijos.

“Los refugios salvan vidas y previenen feminicidios. Es absolutamente necesario el acompañamiento que estos centros brindan en materia física, económica y psicológica para que las mujeres recuperen sus vidas y la capacidad de ejercer plenamente sus derechos y libertades”, argumentó.

De ahí que el tema merece un tratamiento serio, con altura de miras, que exija el más amplio respaldo del Estado mexicano, con independencia de la visión del gobierno en turno.

El legislador panista señaló que urge generar condiciones de seguridad para las mujeres, y de esa forma facilitarles herramientas que les ayuden a enfrentar y eliminar la marcada brecha de género que se empeña en ponerlas en un papel de víctimas e indefensión.

Recordó que pese al marco jurídico para la defensa de las mujeres y la igualdad, la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 reveló que 66.1 por ciento de las mujeres de 15 años y más han sufrido al menos un incidente de violencia

Según el documento, la intimidación emocional representa 49 por ciento; la económica, 29 por ciento (incluye la versión patrimonial así como discriminación en el trabajo); la física, 34 por ciento, y la sexual, 41.3 por ciento.

Pero entidades como la Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco, Aguascalientes y Querétaro están muy por encima de la media nacional, y rebasa el 73 por ciento, en contraste con Chiapas y Campeche, que se ubican por debajo de 54 por ciento.

Ante esto, insistió en la importancia de contar refugios debidamente regulados y financiados, con programas serios, verificables y eficaces para dar apoyo y seguridad a las mujeres e hijos víctimas de agresiones.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar