Resalta investigador la eficacia del cloro contra enfermedades tras desastres naturales

México, 27 de octubre de 2018/Notimex. Ante los daños materiales provocados por inundaciones ocasionadas por el paso de huracanes y depresiones tropicales que han afectado al país, una de las preocupaciones para la población afectada es el brote de enfermedades, que se puede evitar con el uso de cloro para desinfectar.

Cristóbal Chaidez Quiroz, director del Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria (Lannia) del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad), mencionó que al dañarse los sistemas de distribución de agua por una catástrofe natural, hay riesgo inminente de aparición de enfermedades.

Ante ello el especialista en microbiología ambiental y de alimentos señaló en entrevista que para desinfectar las superficies y alimentos el cloro es una de las opciones más viables.

Al ser económico y confiable, dijo, cubre un amplio espectro de eliminación de microorganismos debido a su capacidad oxidante que destruye las estructuras de patógenos.

Recordó que lejos de lo que se piensa, es en el hogar donde se generan el mayor número de infecciones gastrointestinales, porque en muchas ocasiones en hospitales, restaurantes y centros comerciales tienen un procedimiento en la desinfección de baños y cocinas, pero no ocurre así en la casa.

En ese sentido, señaló que basta mezclar un par de gotas de cloro concentrado en 250 mililitros de agua, dejar reposar cinco minutos y con ello limpiar superficies de contacto de cocina y aparatos domésticos.

Chaidez Quiroz recordó que por norma oficial mexicana el agua potable contiene cloro para evitar la presencia microbiana y en eventualidades como las que devienen tras el paso de un huracán o en lugares donde no hay sistemas de distribución de agua y tienen pozos superficiales de dudosa calidad.

Abundó que se recomienda filtrar el líquido, suministrar dos gotas de cloro por cada litro y dejarlo reposar durante treinta minutos para que sirva para el consumo humano.

El investigador destacó que es importante puntualizar que la limpieza y la desinfección son unas de las principales estrategias para evitar infecciones que pongan en riesgo la salud de las personas.

Por ello, enfatizó, la acción de desinfectar debe realizarse a profundidad de manera cotidiana, y no sólo en caso de desastres.

Responsive image
0:00
0:00