Etiquetas: Agujero negro


Confirman estructura de polvo y gas alrededor de agujero negro

México., 14 de febrero/Notimex. Un grupo de astrónomos obtuvo la imagen de un toroide de gas y polvo que gira alrededor de un agujero negro supermasivo, lo cual confirma por primera vez y con seguridad, la existencia de estas estructuras.

El hallazgo se dio mediante el uso del telescopio ALMA, mismo que se considera un avance importante para entender la coevolución de los agujeros negros supermasivos y galaxias que los alojan.

Los astrónomos observaron el centro de la galaxia espiral M77, un Núcleo Galáctico Activo (AGN, por sus siglas en inglés), donde el agujero negro supermasivo recibe un rápido flujo de materia que emite una intensa luz.

Para el desarrollo de la investigación, los científicos produjeron una imagen del área que rodea el agujero negro supermasivo de M77 y revelaron una compacta estructura de gas con un radio de 20 años luz.

Los resultados arrojaron que la estructura de gas gira alrededor del agujero negro, tal como habían previsto.

“Para interpretar varios aspectos de la observación de los núcleos galácticos activos, los astrónomos supusieron la existencia de toroides giratorios de gas alrededor de los agujeros negros supermasivos activos. Esto se conoce como modelo unificado del AGN”, dijo el autor principal del estudio, Masatoshi Imanishi.

Da acuerdo con la página de Internet de ALMA, varios astrónomos habían observado con anterioridad el centro de M77, sin embargo, nunca se había visto con tanta claridad el movimiento giratorio del toroide de gas alrededor del agujero negro.

“Las observaciones anteriores habían revelado la elongación este-oeste del toroide de polvo y gas. La dinámica revelada por los datos de ALMA coincide a la perfección con el sentido de rotación que se esperaba observar en el toroide”, detalla Imanishi.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Astrophysical Journal Letters, donde se plantea que la Vía Láctea, también tiene un agujero negro supermasivo en el centro, aunque se encuentra en un estado tranquilo y sólo recibe una diminuta cantidad de gas.

Responsive image
0:00
0:00

Agujeros negros regulan formación de estrellas en galaxias masivas

México., 04 de enero de 2018/Notimex. Un grupo internacional de investigadores obtuvo por primera vez evidencias observacionales de que la masa del agujero negro central presente en las galaxias masivas afecta la formación de nuevas estrellas dentro de ellas a lo largo de su vida.

Lo anterior había sido una hipótesis aceptada, clave en la simulación teórica de galaxias masivas, pero carente de información observacional, expuso el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Los centros de las galaxias masivas se hallan entre las regiones más exóticas del Universo. Hospedan agujeros negros supermasivos con miles de millones de masas solares.

Dichos agujeros negros pueden inducir la caída de abundante material hacia ellos, con lo que se produce la emisión de enormes cantidades de energía hasta su final inmersión en el agujero negro.

Asimismo, durante este período se expulsa material hacia el exterior en forma de chorros a altas velocidades capaces de generar violentos choques con el material que lo rodea.

De acuerdo con el IAC desde hace tiempo se pensaba que toda la emisión a las partes externas, así como, el crecimiento del agujero negro central, influía en la forma en que estas galaxias crean estrellas, lo cual dificulta su formación.

“Esta influencia permitiría explicar relaciones como la existente entre la masa del agujero negro central y la masa total estelar”, dijo el primer autor del artículo, Ignacio Martín Navarro.

El investigador de la Universidad de California en Santa Cruz, Estados Unidos, agregó que, sin esta retroalimentación, las simulaciones de formación y evolución de galaxias masivas fallan de forma drástica.

“En este trabajo analizamos los espectros centrales de 74 galaxias con los datos del Hobby-Eberle Telescope Massive Galaxy Survey con el fin de obtener cómo el ritmo de formación estelar en estos sistemas ha cambiado a lo largo de su vida, historia de formación estelar”, apuntó.

Para el desarrollo del estudio los investigadores usaron códigos que les permitieron comparar los espectros observados con los predichos por modelos de evolución estelar, así pudieron saber cuántas estrellas de diversas edades habitan las galaxias observadas.

Por su parte, el investigador del IAC, Tomás Ruiz Lara explicó que como resultado del análisis encontraron distintas historias sobre la formación estelar para galaxias que albergan agujeros negros de diversas masas.

“Este hallazgo sugiere de manera clara que, los agujeros negros supermasivos centrales son capaces de afectar a la formación estelar a lo largo de toda la galaxia. Dicho efecto neto depende de la masa de los mismos”, expuso el también coautor del artículo.

“Encontramos que galaxias con agujeros negros centrales más masivos forman la mayoría de su masa 95 por ciento, hasta 4.000 millones de años antes que en el caso de las galaxias con agujeros negros menos masivos”, detalló Ruiz Lara.

Agregó que, de la misma manera, la formación estelar más reciente durante los últimos 700 millones de años es mayor en el caso de galaxias con agujeros negros menos masivos.

En el estudio publicado en la revista Nature, participó un equipo internacional además de investigadores vinculados al IAC y la Universidad de La Laguna.

Responsive image
0:00
0:00

Descubren inédita formación de estrellas cerca de un agujero negro

México., 26 de diciembre de 2017/Notimex (Angélica Guerrero). Hace algunos días, un grupo de astrónomos descubrió que un grupo de estrellas comenzaba a formarse alrededor y muy cerca de un agujero negro, una sorpresa mayor luego de que por años se pensaba que esto era imposible de suceder.

Se cree que al centro de cada una de las galaxias se encuentra un agujero negro supermasivo, es decir, con la masa de millones de soles compactados en un solo punto, sin embargo y debido a la fuerza de gravedad que ejercen se pensaba que era imposible que nuevas estrellas pudieran generarse como las descubiertas ahora en la Vía Láctea.

Si bien se sabe que la formación de estrellas se da con polvo y gas frío, “el efecto de gravedad va hacer que ese gas o ese material se caliente muchísimo y al hacerlo va a producir una radiación tan fuerte que destruye el polvo a su alrededor, situación que genera un ambiente muy hostil”, comentó el astrónomo Hugo Galhardas Messias.

“Y cuando digo muy, muy hostil es que se calienta el medio a su alrededor a temperaturas que no son propias para la producción de estrellas. Éstas son calientes pero en inicio, cuando se están formando provienen de un gas muy, muy frío y si está caliente no se va a formar o eso es lo que pensábamos”, explicó.

En entrevista con Notimex, el experto del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) que se encuentra en Chile y observatorio también encargado de ese descubrimiento, recalcó que esto fue un descubrimiento importante cuando existen evidencias de que hace 500 años atrás el agujero negro estaba activo.

“Las estrellas en formación alrededor de este agujero negro supermasivo en nuestra galaxia es impresionante porque significa que no siempre este tipo de radiación logra inducir condiciones suficientes para frenar o parar la producción de estrellas”, recalcó el experto.

Por otro lado, el científico que forma parte del equipo de especialistas que se encuentra en el desierto al norte de Chile, señaló que este acontecimiento observado por primera vez debido a su cercanía, podría arrojar nuevas hipótesis sobre los agujeros negros.

“O quizá nos diga solamente que la actividad que hubo a 500, o mil años en el agujero negro de nuestra galaxia no fue suficiente para frenar este tipo de formación de estrellas, son cosas muy interesantes que ahora vamos a tratar de entender”, añadió.

Responsive image
0:00
0:00

Astrónomos hallan cinco parejas de agujeros negros gigantes

  • Cada uno con millones de veces la masa del Sol
  • Se formaron por la colisión y fusión de dos galaxias
México, 05 de octubre de 2017/Notimex. Astrónomos identificaron cinco parejas de agujeros negros supermasivos, cada uno con millones de veces la masa del Sol, los cuales se formaron por la colisión y fusión de dos galaxias, situación que los obligó a acercarse uno al otro.
 
[down]

El hallazgo ayudaría a los científicos a entender de mejor forma el crecimiento de los agujeros negros gigantes y cómo pueden producir las señales de ondas gravitacionales más intensas del Universo.

Los pares de agujeros negros fueron descubiertos gracias a la combinación de datos de diferentes observatorios, como el de rayos X de Chandra, de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Así como del observatorio WISE y el Gran Telescopio Binocular de Arizona, destacó la agencia espacial estadounidense en su página de Internet.

‘Los astrónomos encuentran agujeros negros supermasivos únicos en todo el Universo. Pero a pesar de que hemos predicho que crecen rápidamente cuando están interactuando, el crecimiento de agujeros negros supermasivos dobles ha sido difícil de encontrar’, explicó Shobita Satyapal, quien dirigió uno de los artículos que describen los resultados.

De acuerdo con la NASA, antes de este estudio se conocían menos de 10 pares confirmados de agujeros negros en crecimiento, que fueron descubiertos en su mayoría por casualidad en estudios de rayos X.

En la investigación, los astrónomos encontraron pares de fuentes de rayos X estrechamente separados en cinco sistemas, lo cual proporciona pruebas convincentes de que contienen dos agujeros negros supermasivos en crecimiento o que se están alimentando.

Los datos en rayos X obtenidos con el Chandra y las observaciones en infrarrojo, sugieren que las cinco parejas detectadas están enterradas entre grandes cantidades de polvo y de gas.

Responsive image
0:00
0:00