Etiquetas: Alzheimer


Alzheimer podría retrasarse con ejercicio, lectura y buena alimentación

México, 22 de septiembre/Notimex. Aunque la demencia tipo Alzheimer tiene un fuerte componente genético, también puede desarrollarse de manera espontánea por factores asociados al estilo de vida, informó la neuróloga del Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco, Nallely Alejandra Sánchez Rosales.

Destacó tres factores modificables por la población en general a cualquier edad, incluso hábitos que pueden iniciarse desde la infancia a fin de retrasar la aparición de la enfermedad cuando hay antecedentes familiares, e incluso prevenirla al mantener cuerpo y mente sanos a lo largo de la vida.

En un comunicado, señaló que, el primer aspecto a considerar es la alimentación. Además de incluir en cada comida frutas, verduras, cereales y proteínas tanto animales como vegetales, es necesario evitar el consumo de azúcares refinadas, grasas, sal en exceso y productos enlatados, debido a que tales productos afectan las funciones del organismo a diversos niveles.

La segunda recomendación de la neuróloga es realizar actividad física de manera continua. La rutina debe llevarse a cabo al menos cinco veces a la semana durante, 30 minutos de algún ejercicio cardiovascular. En caso de no practicar ninguna actividad física, la caminata es un buen comienzo.

Sánchez Rosales dijo también que los ejercicios de índole mental, como los crucigramas, la lectura, el ajedrez, los acertijos matemáticos, los memoramas y los juegos donde se aborden variables del lenguaje, son muy importantes para mantener buenas conexiones neuronales y, por lo tanto, la buena salud del cerebro.

Otros factores que ayudan a retrasar la aparición del Alzheimer son el aprender nuevos idiomas y dormir por lo menos ocho horas diarias, finalizó la experta en Neurología del IMSS Jalisco. 

Responsive image
0:00
0:00

Veracruz carece de campañas para prevenir el Alzheimer

Juan David Castilla Arcos. Xalapa, Ver., 21 de septiembre de 2018. El gobierno estatal carece de campañas para prevenir el Alzheimer, una enfermedad progresiva que afecta a la memoria y otras importantes funciones mentales, denunció Martha Domínguez, quien ya no es reconocida por su tía Isabel Domínguez por dicho padecimiento.

La señora de 85 años requiere atención durante las 24 horas del día, toda vez que es más vulnerable a cualquier accidente.

La entrevistada señaló que las instituciones no ponen la atención necesaria a personas de la tercera edad.

“No sabemos qué pasa por su mente, solo vemos que en ocasiones estresantes se pierde, se pone agresiva, no reconoce. Es muy triste ver a alguien que amamos tanto, que nos mira a la cara y que no sepa ni quienes somos o qué hacemos ahí”.

Martha comentó que la sociedad mantiene excluida a las personas de la tercera edad.

“Son los más carentes, tanto de servicio médico como asistencial, tanto de orientación para los familiares”.

La mujer exhortó al gobierno del estado para que se tomen cartas en el asunto, toda vez que el padecimiento va en aumento.

“Tal vez sea el ritmo de vida, tal vez sea lo que comemos, no sé qué está acelerando este padecimiento”, remató.

Responsive image
0:00
0:00

Científicos estudian líquenes antárticos para tratar Alzheimer

Santiago, 11 de julio/Notimex. Un grupo de científicos chilenos realizó un estudio sobre los líquenes de la Antártica para encontrar compuestos con propiedades farmacológicas de tipo antioxidante que puedan ser de utilidad en el tratamiento contra el Alzheimer.

El Instituto Antártico Chileno (Inach) informó este martes que los expertos lograron aislar ocho metabolitos desde los líquenes antárticos Umbillicaria antárctica y Ramalina terebrata, recolectados en el continente blanco.

De los análisis efectuados a los metabolitos, la parietina y la tenuiorina lograron inhibir la agregación de la proteína Tau, la cual es clave en el desarrollo del Alzheimer en las personas.

El Inach consideró que “con temperaturas extremas, altos niveles de radiación ultravioleta y tiempos prolongados de oscuridad, la Antártica es el lugar ideal para la búsqueda de nuevos compuestos con mejores propiedades farmacológicas”.

Por esa razón la entidad gubernamental financió el proyecto Dépsidos y depsidonas de líquenes antárticos: estudio antioxidante y evaluación como posibles inhibidores de la agregación de la proteína Tau.

El estudio comprobó que “la variabilidad y cantidad de los compuestos (metabolitos) que producen los líquenes vendrían a estar dados, en su mayoría, por factores ambientales, lo que demostraría la importancia de estas sustancias para su capacidad de adaptación ecológica”.

Añadió que, “los líquenes han demostrado ser una buena fuente de antioxidantes naturales debido a la alta presencia y variedad de moléculas polifenólicas que hay en sus extractos”.

“Los polifenoles son compuestos sintetizados por las plantas en sus frutos, hojas, tallos y semillas, entre otros, cuya característica principal en su estructura es que poseen uno o varios grupos hidroxilos”, expuso.

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que se caracteriza por la pérdida progresiva de las neuronas, hecho que se ve manifestado en la pérdida de la memoria, la disminución de realizar tareas rutinarias y la desorientación, entre otras.

El Inach recordó que, “hasta la fecha, aún no existe un tratamiento farmacológico que pueda enfrentar la enfermedad de Alzheimer, por lo cual es necesario seguir explorando adicionales especies de líquenes antárticos con la finalidad de encontrar nuevos inhibidores de la agregación de la proteína Tau”.

Responsive image
0:00
0:00

Parkinson de las enfermedades más difíciles de diagnosticar

Puebla, 11 de abril/Notimex. Cuando un paciente comienza con temblor, dolor de sus extremidades, lentitud para el movimiento o para el lenguaje, es necesario que sea valorado por un neurólogo para descartar la enfermedad de Parkinson, una de las más difíciles de diagnosticar dijo Nancy Bertado Ramírez, neuróloga del Hospital de Alta Especialidad San José del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla.

En conferencia de prensa, en el marco del Día Mundial del Parkinson, agregó que este padecimiento ocupa el segundo lugar dentro de los padecimientos más frecuentes de tipo neurodegenerativo tanto en México como en el mundo, después del Alzheimer, con una prevalencia de 40 a 50 casos por cada 100 mil habitantes.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde el año 1997 se estableció el 11 de abril como el día mundial de la enfermedad de Parkinson en conmemoración del nacimiento del doctor James Parkinson (1755-1824), quien la padeció y describió sus síntomas en 1817.

Desde entonces, su conmemoración sirve para trabajar en la concreción de dos grandes objetivos: difundir información sobre la enfermedad de Parkinson, su evolución y tratamiento, así como concientizar y sensibilizar acerca de la importancia de la enfermedad y de sus consecuencias para los afectados.

Nancy Bertado informó que hasta el momento esta enfermedad se controla, pero no hay una cura y los medicamentos son para mejorar los síntomas de la enfermedad, pero no para modificarla, y cada tratamiento es diferente para cada paciente que puede invertir en promedio de 10 mil a 15 mil pesos mensuales.

La especialista del IMSS en Puebla agregó que como se trata de un padecimiento incapacitante, se está investigando en cuanto a la función motora, ya que ésta se caracteriza por ser un desnivel de ciertos neurotransmisores cerebrales.

“La enfermedad se puede dividir en dos etapas: fase premotora, la cual precede a la manifestación de movimiento; aproximadamente de 10 a 15 años y se caracteriza principalmente por alteraciones del olfato, del sueño, y autonómicas que pueden ser cardiovasculares, gastrointestinales o genitourinarias”, indicó.

Después de estos 15 años, agregó, ya viene la manifestación motora que es la que normalmente se conoce tanto por la población general como por los médicos, la cual también puede ser de dos variedades.

En una de ellas predomina el temblor de extremidades o mandíbula cuando el paciente está quieto; mientras que la otra es cuando se presenta total rigidez de las extremidades. Habitualmente el Parkinson se presenta en un solo lado del cuerpo y conforme pasan los años se puede presentar en el lado contralateral.

Destacó que lo que comparten todas las variedades de las enfermedades del Parkinson es la lentitud para realizar ciertos movimientos; y afecta principalmente a poblaciones de los 40 a los 65 años de edad aproximadamente.

Bertado Ramírez mencionó que aún no se tiene detectado el origen de la enfermedad que se presenta en tres variantes: juvenil (menos de 30 años de edad), de inicio temprano (de los 30 a los 60 años de edad) y el Parkinson propiamente dicho (se presenta de los 65 años de edad en adelante).

El IMSS atiende aproximadamente a dos partes de tres de la población general, pero por ser una enfermedad crónico degenerativa a pesar del tratamiento, es un padecimiento que va evolucionando, tanto que se tienen pacientes de hasta 30 años con el medicamento y aun así terminan postrados en cama.

Responsive image
0:00
0:00

La demencia podría prevenirse en uno de cada tres casos

Toronto., 28 de febrero/Notimex. La demencia es un mal al que muchos no escaparán en su vejez, pero ahora uno de cada tres casos de demencia podría prevenirse atacando factores de riesgo como la educación y la depresión, según una nueva y amplia revisión internacional.

La edad promedio de diagnóstico que era de 80 a fines de la década de 1970 pasó a 85 en el grupo más reciente, según señala un estudio médico realizado por un equipo de 24 expertos en demencia sobre prevención y atención de este mal.

En la edición de The Lancet y en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer realizada en Londres, investigadores destacaron cómo nueve factores de salud y estilo de vida contribuyen en alrededor del 35 por ciento a la reducción de la demencia.

Señalaron que si cada persona cosechaba los frutos de la estimulación cerebral y de la interacción interpersonal que logran al permanecer en la escuela hasta más de 15 años, el número total de casos de demencia podría reducirse.

Los factores controlables que identificaron como importantes en la mediana edad son: la educación, la preservación de la audición, el tratamiento de la presión arterial alta y la obesidad.

A finales de la vida: controlar la depresión, el tabaquismo y el aislamiento social eran muy importantes.

Mantener la actividad física y controlar la diabetes también ayuda.

Pero los científicos aclararon que, en general, un 65 por ciento del riesgo de demencia no se considera potencialmente modificable.

La incidencia de la frecuencia de demencia por edad específica ha disminuido en Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y los Países Bajos durante cuatro décadas. Pero se incrementa en China.

En tanto, “hay mucho que podemos hacer en términos de nuestro comportamiento y nuestra política de salud pública”, dijo el profesor Lon Schneider de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California.

Identificar lo que es potencialmente prevenible es un desafío, dijo por su parte el doctor Kenneth Rockwood, uno de los autores del estudio y profesor de medicina geriátrica y neurología en la Universidad Dalhousie en Halifax.

“Una parte importante de la demencia parece ser prevenible”, pero la mala salud física es un riesgo importante, especialmente el accidente cerebrovascular y la presión arterial alta. También lo son las circunstancias sociales empobrecidas.

En 2013, una revisión de investigación canadiense concluyó que más de uno de cada siete casos de la enfermedad de Alzheimer podría prevenirse si las personas que están físicamente inactivas comenzaran a ejercitarse en forma regular, señaló Radio Canadá Internacional (RCI).

Desde entonces, otros científicos canadienses han analizado los beneficios de las caminatas y de un ejercicio más intenso.

Responsive image
0:00
0:00

La música puede disminuir efectos del Alzheimer, señala experta

México., 23 de febrero/Notimex. La música no sólo es generadora de emociones y recuerdos, también es capaz de aumentar la actividad cerebral y expandirse hasta el lóbulo izquierdo en el que se procesan el lenguaje y la memoria, curando discapacidades y disminuyendo los efectos del Alzheimer.

La doctora Amelia Guízar Bermúdez dijo que las personas que desde niños tienen en sus manos un instrumento musical no empuñarán un arma, por ello al igual que las matemáticas, geografía e historia debería ocupar un lugar insustituible en el Sistema Educativo Nacional.

La también compositora indicó que algunos instrumentos hacen funcionar ambos hemisferios, en el caso del piano la mano izquierda toca en clave fa, mientras la derecha ejecuta en clave de sol, haciendo que las dendritas o prolongaciones neuronales sean capaces hasta de regenerarse, lo que disminuye la pérdida de memoria y fortalece las neuronas.

En la conferencia La magia de la música y su impacto en el cerebro, la pianista egresada de la Academia Schaffenburg, incorporada al Conservatorio Nacional de Música, señalo que el oído es el primer órgano en formarse del cuerpo humano.

Por ello, expuso en un comunicado de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), es el primer medio de contacto con el exterior aun para quienes nacen con sordera profunda, ya que los huesos del oído son de una porosidad o textura tal que perciben la voz y los latidos de la madre, así como los sonidos del exterior.

Como pedagoga musical descubrió que debido a la musicoterapia –tan poco valorada por los neurólogos– algunos niños discapacitados tuvieron avances significativos respecto de su condición, confirmando en distintas ocasiones no sólo la cura para discapacidades motoras, sino también en el caso del autismo.

En el Ciclo de conferencias Lunes en la ciencia, realizado en la Unidad Iztapalapa, aseguró que todos los sonidos están afinados en triadas como do-mi-sol-do o re-fa-la-re y se tocan como acordes, de ahí que los generados en la naturaleza como la lluvia, las olas del mar o la cascada de un arroyo brinden los 12 sonidos hechos acordes.

A todas aquellas personas que crecieron sin la oportunidad de ejecutar un instrumento recomendó que se habitúen al canto, en diferentes ritmos musicales complejos como la música clásica o el jazz, y que procuren hacerlo a diferentes velocidades.

Guízar Bermúdez compartió la experiencia de una casa de retiro en Francia con un alto índice de longevidad y enorme lucidez mental, cuyo secreto yacía en que para cada adulto mayor era obligatorio aprender a tocar un instrumento musical, y cuando ya dominaban alguno se les pedía aprender otro muy diferente.

La constante disciplina los condujo a producir tantas dendritas o intercomunicaciones entre neurona y neurona que se petrificó la desconexión que ocasiona el Alzheimer, comentó.

Citó al filósofo Platón y agregó que “la música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas”.

Responsive image
0:00
0:00

La música puede disminuir efectos del Alzheimer, señala experta

México, 22 de febrero/Notimex. La música no sólo es generadora de emociones y recuerdos, también es capaz de aumentar la actividad cerebral y expandirse hasta el lóbulo izquierdo en el que se procesan el lenguaje y la memoria, curando discapacidades y disminuyendo los efectos del Alzheimer.

La doctora Amelia Guízar Bermúdez dijo que las personas que desde niños tienen en sus manos un instrumento musical no empuñarán un arma, por ello al igual que las matemáticas, geografía e historia debería ocupar un lugar insustituible en el Sistema Educativo Nacional.

La también compositora indicó que algunos instrumentos hacen funcionar ambos hemisferios, en el caso del piano la mano izquierda toca en clave fa, mientras la derecha ejecuta en clave de sol, haciendo que las dendritas o prolongaciones neuronales sean capaces hasta de regenerarse, lo que disminuye la pérdida de memoria y fortalece las neuronas.

En la conferencia La magia de la música y su impacto en el cerebro, la pianista egresada de la Academia Schaffenburg, incorporada al Conservatorio Nacional de Música, señalo que el oído es el primer órgano en formarse del cuerpo humano.

Por ello, expuso en un comunicado de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), es el primer medio de contacto con el exterior aun para quienes nacen con sordera profunda, ya que los huesos del oído son de una porosidad o textura tal que perciben la voz y los latidos de la madre, así como los sonidos del exterior.

Como pedagoga musical descubrió que debido a la musicoterapia –tan poco valorada por los neurólogos– algunos niños discapacitados tuvieron avances significativos respecto de su condición, confirmando en distintas ocasiones no sólo la cura para discapacidades motoras, sino también en el caso del autismo.

En el Ciclo de conferencias Lunes en la ciencia, realizado en la Unidad Iztapalapa, aseguró que todos los sonidos están afinados en triadas como do-mi-sol-do o re-fa-la-re y se tocan como acordes, de ahí que los generados en la naturaleza como la lluvia, las olas del mar o la cascada de un arroyo brinden los 12 sonidos hechos acordes.

A todas aquellas personas que crecieron sin la oportunidad de ejecutar un instrumento recomendó que se habitúen al canto, en diferentes ritmos musicales complejos como la música clásica o el jazz, y que procuren hacerlo a diferentes velocidades.

Guízar Bermúdez compartió la experiencia de una casa de retiro en Francia con un alto índice de longevidad y enorme lucidez mental, cuyo secreto yacía en que para cada adulto mayor era obligatorio aprender a tocar un instrumento musical, y cuando ya dominaban alguno se les pedía aprender otro muy diferente.

La constante disciplina los condujo a producir tantas dendritas o intercomunicaciones entre neurona y neurona que se petrificó la desconexión que ocasiona el Alzheimer, comentó.

Citó al filósofo Platón y agregó que “la música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas”.

Responsive image
0:00
0:00

Actividades recreativas y mentales previenen Alzheimer, señala neurólogo

Guadalajara., 12 de febrero de 2018/Notimex. El experto neurólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Héctor González Usigli, indicó que los estilos de vida saludables y la actividad física y mental coadyuvan en la prevención del Alzheimer.

Recomendó tener un estilo de vida sano, cuidar la alimentación, “hacer ejercicio de forma moderada, de preferencia aeróbico y de bajo impacto, mejorar los sistemas cardiovasculares, y evitar riesgo cardiovascular porque se ha visto asociación entre ambas patologías”.

Detalló que la enfermedad es más frecuente hasta en 2. 5 por ciento en las mujeres.

Destacó que es posible retrasar o prevenir su desarrollo con la realización de actividades de tipo cognitivas para compensar la pérdida y deterioro neuronal que puede ocurrir con los años.

“Hay que ponernos a estudiar, hacer sopas de letras, crucigramas, optar por juegos de mesa, en fin, todo lo que promueva la activación cerebral”.

Detalló que en los adultos mayores es importante fomentar las mismas actividades, e incluso el uso de la tecnología promueve el ejercicio mental e intelectual si se trata de aprender cosas nuevas que requieran concentración y esfuerzo intelectual.

“Hasta aprender a usar un celular, usar correos electrónicos, juegos de lógica, es trabajar la mente”.

Manifestó que el tomar cursos incluso en ámbitos como corte y confección, u otras actividades de tipo motor, genera sinapsis y plasticidad cerebral.

Mencionó que lo ideal es mantener una actividad moderada y realizarla ejercicio físico 45 minutos diarios o por lo menos cuatro veces a la semana.

Resaltó que el deterioro mental es antesala al desarrollo de Alzheimer, incluso la pérdida de la memoria es un indicador de que esto evoluciona a demencia.

Afirmó que la persona “ya no genera recuerdo, porque perdió corteza cerebral para almacenar información”.

“Las personas con Alzheimer suelen desarrollar complicaciones que reducen su calidad y expectativa de vida, y que puede llevarlos a morir y a una sobrevida no mayor a ocho años”, apuntó.

Responsive image
0:00
0:00

Tomar dos copas de vino al día ayuda al cerebro a eliminar toxinas

Nueva York., 08 de febrero de 2018/Notimex. Beber un par de copas de vino al día no solo reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y tumores, sino también ayuda al cerebro a eliminar las toxinas, incluidas las asociadas al mal de Alzheimer.

De acuerdo con un nuevo estudio publicado por la revista Scientific Reports, las investigaciones realizadas en torno al sistema glinfático permitieron descubrir nuevos beneficios del vino: una moderada ingesta de alcohol está asociada a un menor riesgo de declive cognitivo, mientras beber abundantemente lo aumenta.

Investigadores de la Universidad de Rochester Medical Center (URMC), Estados Unidos, liderados por el doctor Maiken Nedergaard, basaron su trabajo en la exposición de ratones al alcohol.

Comprobaron que aquellos a los que les suministraron dosis equivalentes a dos copas y media presentaron una mejoría. Sin embargo, los que tuvieron una dosis excesiva sufrieron un deterioro de sus habilidades cognitivas y motoras.

“La ingesta prolongada de cantidades excesivas de etanol tiene efectos adversos en el sistema nervioso central”, explicó Nedergaard, quien agregó que las dosis pequeñas “son potencialmente beneficiosas para el cerebro”, ya que mejoran su capacidad para eliminar residuos.

Los científicos son los mismos que en el pasado describieron el funcionamiento del sistema glinfático, el proceso de limpieza del cerebro a través del cual el líquido cerebro-espinal es bombeado al tejido cerebral y permite eliminar toxinas, incluidas proteínas Beta amiloide y tau, asociadas con el Mal de Alzheimer.

El mismo equipo mostró que el sistema glinfático es más activo mientras dormimos, puede ser dañado por un ictus o traumas y mejora con el ejercicio.

Ahora, con el nuevo estudio realizado en ratones se examinó el efecto del alcohol.

Estudiando el cerebro de los animales expuestos a altos niveles de alcohol por un largo período, los investigadores observaron que en los astrocitos, células claves en la regulación del sistema glinfático, presentaban altos niveles de un marcador molecular para la inflamación. Y ello estaba ligado a reducidas capacidades cognitivas y motoras.

En ratones expuestos a bajos niveles de consumo de alcohol, unas dos copas al día, en cambio, el sistema glinfático era más eficiente en remover los desechos en relación a los animales no expuestos. Además los niveles de inflamación cerebral eran inferiores.

En cambio, las exposiciones intermedias al alcohol reducen la capacidad de expulsar esos desperdicios del cerebro, aunque esa función se restablece después de 24 horas.

“En este estudio, hemos demostrado por primera vez que las dosis bajas de alcohol son potencialmente beneficiosas para el cerebro, es decir, mejoran la capacidad del cerebro para eliminar los desechos”, concluyó el especialista.

Para este estudio los científicos expusieron a ratones a pequeñas, intermedias y altas dosis de alcohol, equivalentes a 0.5, 1.5 y 4 gramos por kilogramo, respectivamente, durante 30 días.

Responsive image
0:00
0:00

Con muestra de sangre pueden hacer detección temprana de Alzheimer

Melbourne., 05 de febrero de 2018/Notimex. Científicos de Australia y Japón han desarrollado un examen de sangre que ha mostrado eficacia en indicar la presencia de un péptido vital en el desarrollo del Alzheimer.

La presencia de este péptido puede permitir la detección de este padecimiento hasta con 30 años de anticipación a que comiencen a manifestarse los síntomas.

Esa detección a su vez permitiría agilizar la fabricación de medicamentos para tratar la enfermedad y sentar las bases para exámenes rutinarios de Alzheimer.

Los exámenes permiten ubicar al péptido beta-amyloid, fundamental en el desarrollo de esta afección que entre otros síntomas incluye demencia, pérdida de memoria y declive cognoscitivo.

Primero se tomaron muestras de sangre por el Centro de Geriatría y Gerontología de Japón, y los que mostraron carga del beta-amyloid fueron contrastados con muestras del Australian Imaging,Biomarker and Lifestyle Study of Aging (AIBL), para validar los resultados.

El resultado permite afirmar que el examen de sangre es altamente preciso, confiable y reproducible, señaló Katsuhiko Yanagisawa, director del centro japonés geriátrico.

Por su parte Koichi Tanaka, de la Shimadzu Corporation y Nobel de Química 2002, quien desarrolló los procedimientos iniciales del examen, afirmó que este puede detectar concentraciones extremadamente bajas del beta-amyloid.

Se estima posible que cuando se perfeccionen y salga al mercado este tipo de pruebas, se podrá prescindir del escaneo cerebral o los análisis de fluido espinal, que son los procedimientos actuales de detección del mal.

El Florey Institue of Neuroscience & Mental Healt divulgó el avance cuyos detalles pueden consultarse en la dirección electrónica: http://dx.doi.org/10.1038/nature25456

Responsive image
0:00
0:00