Etiquetas: Antártida


Científicos estudian líquenes antárticos para tratar Alzheimer

Santiago, 11 de julio/Notimex. Un grupo de científicos chilenos realizó un estudio sobre los líquenes de la Antártica para encontrar compuestos con propiedades farmacológicas de tipo antioxidante que puedan ser de utilidad en el tratamiento contra el Alzheimer.

El Instituto Antártico Chileno (Inach) informó este martes que los expertos lograron aislar ocho metabolitos desde los líquenes antárticos Umbillicaria antárctica y Ramalina terebrata, recolectados en el continente blanco.

De los análisis efectuados a los metabolitos, la parietina y la tenuiorina lograron inhibir la agregación de la proteína Tau, la cual es clave en el desarrollo del Alzheimer en las personas.

El Inach consideró que “con temperaturas extremas, altos niveles de radiación ultravioleta y tiempos prolongados de oscuridad, la Antártica es el lugar ideal para la búsqueda de nuevos compuestos con mejores propiedades farmacológicas”.

Por esa razón la entidad gubernamental financió el proyecto Dépsidos y depsidonas de líquenes antárticos: estudio antioxidante y evaluación como posibles inhibidores de la agregación de la proteína Tau.

El estudio comprobó que “la variabilidad y cantidad de los compuestos (metabolitos) que producen los líquenes vendrían a estar dados, en su mayoría, por factores ambientales, lo que demostraría la importancia de estas sustancias para su capacidad de adaptación ecológica”.

Añadió que, “los líquenes han demostrado ser una buena fuente de antioxidantes naturales debido a la alta presencia y variedad de moléculas polifenólicas que hay en sus extractos”.

“Los polifenoles son compuestos sintetizados por las plantas en sus frutos, hojas, tallos y semillas, entre otros, cuya característica principal en su estructura es que poseen uno o varios grupos hidroxilos”, expuso.

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que se caracteriza por la pérdida progresiva de las neuronas, hecho que se ve manifestado en la pérdida de la memoria, la disminución de realizar tareas rutinarias y la desorientación, entre otras.

El Inach recordó que, “hasta la fecha, aún no existe un tratamiento farmacológico que pueda enfrentar la enfermedad de Alzheimer, por lo cual es necesario seguir explorando adicionales especies de líquenes antárticos con la finalidad de encontrar nuevos inhibidores de la agregación de la proteína Tau”.

Responsive image
0:00
0:00

Deshielo de la Antártida aumenta nivel del mar en últimos cinco años

México, 17 de junio/Notimex. Un estudio reciente mostró que entre 2012 y 2017, la Antártida perdió 219 mil millones de toneladas de hielo al año, lo que hizo que el nivel del mar aumentara a un ritmo de 0.6 milímetros (mm) de forma anual.

La investigación dirigida de Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds, Reino Unido, y Erik Ivins, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), destaca que hasta 2012, año del último estudio de este tipo, la Antártida perdía 76 mil millones de toneladas de hielo al año.

Las pérdidas generaban que el nivel de los mares subiera a un ritmo de 0.2 mm por año, y desde entonces la Antártida ha perdido hielo a una velocidad tres veces mayor.

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) destaca que dicha tendencia desfavorable en el continente se debe, en parte, porque los glaciares fluyen más rápido en la Antártida Occidental y la península Antártica.

La Antártida Occidental es la zona que sufrido en mayor medida el deshielo, al pasar de una merma de 53 mil millones de toneladas al año en los noventa a 159 mil millones de toneladas anules en 2012.

Lo anterior, debido al rápido retroceso de los glaciares de Pine Island y de Thwaites, por la mayor temperatura del agua marina bajo su barreras flotantes.

Los resultados publicados en la revista “Nature”, donde colaboraron 84 científicos procedentes de 44 organismos internacionales, es importante para saber cómo el cambio climático afecta la parte más remota del planeta y su impacto en el resto del mundo.

“Según nuestros análisis, se ha producido una aceleración en la pérdida del hielo en la Antártida durante la última década, lo que está provocando que el nivel del mar aumente hoy a mayor velocidad que en ningún otro momento de los últimos 25 años”, dijo Shepherd.

De acuerdo con la ESA el deshielo de la Antártida ha hecho aumentar el nivel del mar 7.6 centímetros desde 1992, y cerca de la mitad ha sido en los últimos cinco años.

Para el desarrollo de la investigación los científicos utilizaron datos de varios satélites como CryoSat y la misión Sentinel-1 de Copernicus, de la ESA.

Responsive image
0:00
0:00

Alertan científicos sobre escenario en la Antártida

Londres, 14 de junio/Notimex. Si no se hace nada para detener el derretimiento masivo del hielo marino en la Antártida, los niveles del mar aumentarán y todos los países costeros podrían verse seriamente amenazados por las inundaciones, alertó un equipo de científicos que han estudiado ese territorio durante décadas.

En la edición de la revista Nature, los especialistas están proponiendo dos escenarios, uno desalentador y otro prometedor para lo que podría suceder en 2070.

Los científicos, nueve de ellos han ganado el Premio Tinker-Muse para Ciencia y Política en la Antártida, plantean escenarios de lo que podría suceder si el mundo no hace nada en los próximos 10 años para detener la destrucción.

La Antártida está cubierta por capas de hielo que se canalizan hacia los océanos a través de una red de corrientes de hielo y glaciares. Recientemente, el continente ha visto una reducción en la extensión de las plataformas de hielo flotantes.

El océano Austral que rodea el continente es vital para la salud de todos los demás. Absorbe más calor y carbono que cualquier otro océano, y al hacerlo, ayuda a disminuir la velocidad con la que la atmósfera se está calentando.

La región también hace un servicio real al devolver las aguas profundas ricas en nutrientes a la superficie, y exporta estos nutrientes a latitudes más bajas que dependen de ellos para mantener la vida en nuestros mares.

El agujero en el ozono, que se centra en esta región, es causado en parte por la liberación de clorofluorocarbonos que provienen de su aire acondicionado, latas de aerosol, solventes, refrigeración y otros procesos de fabricación.

El orificio permite demasiada luz ultravioleta, lo que contribuye a temperaturas más altas. Un viento más fuerte en el oeste, también debido al cambio climático, daña el hielo marino.

El aumento de la acidez del océano, un problema que se ve en todo el mundo debido a la mayor cantidad de dióxido de carbono de la contaminación, también daña a los animales que viven en las aguas y puede causar algunos problemas reproductivos con los peces.

En el primer escenario presentado en el nuevo informe, si nadie hace nada para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y el planeta continúa calentándose, el océano Austral y la Antártida podrían ver un gran derretimiento.

Aproximadamente una cuarta parte del volumen del hielo marino probablemente desaparecerán en 2070, eso está por encima de la tasa récord en la que el continente ya está perdiendo hielo marino.

Se cree que la Antártida ha perdido un promedio de 71 mil millones a 53 mil millones de toneladas métricas de hielo por año entre 1992 y 2011, según un nuevo estudio. Si el hielo marino se derrite, eso significaría un aumento en los niveles del mar en todo el mundo.

En el peor de los casos, para el año 2070, el mar probablemente se elevaría a aproximadamente medio metro de donde estaba en 2000.

Las costas de Estados Unidos probablemente verían un aumento del nivel del mar aún mayor, lo que causaría estragos y sería irreversible, además de cuantiosos daños materiales estimados en miles de millones de dólares

En este escenario, la temperatura promedio aumentaría alrededor de 3.5 grados Celsius. Las Naciones Unidas consideran que un aumento de dos grados es catastrófico.

El agua en el Océano Austral podría volverse corrosiva para cualquier animal con caparazón. El océano más cálido crearía más icebergs, que deberían vigilarse cuidadosamente para proteger la pesca, el transporte marítimo y el turismo.

La pesca sería más difícil, ya que las poblaciones de peces disminuirían. Habría severas disminuciones de pingüinos y otras muertes de aves marinas y focas.

El estudio, en el cual participaron 88 científicos, es el segundo de una serie de evaluaciones previstas con intervalos de varios años por un equipo de científicos que colaboran con la NASA y la Agencia Espacial Europea.

A diferencia de otros estudios basados en una medición única, este equipo mide la pérdida de hielo con entre 10 y 15 satélites, además de tomar mediciones en tierra y realizar simulaciones informáticas, dijo el autor principal, Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds en Inglaterra.

Para el año 2070, si el mundo trabajara en conjunto y convirtiera la contaminación en una prioridad, limitando los gases de efecto invernadero, el segundo escenario predice que existe la posibilidad de que la Antártida se parezca mucho a lo que es ahora.

Responsive image
0:00
0:00

Consideran que el iceberg más grande en la Antártida llega a su fin

México, 07 de junio/Notimex. En marzo de 2000, el iceberg más grande que se ha registrado se separó de la plataforma de hielo Ross en 1 la Antártida, luego de 18 años de viaje, un fragmento de este bloque podría llegar al final de su vida.

Cuando el iceberg B-15 se separó por primera vez, medía cerca de 160 millas náuticas de largo por 20 de ancho, esto es equivalente a un área de tres mil 200 millas náuticas cuadradas.

Desde ese día, B-15 ha sufrido varias fracturas que lo han separado en icebergs más pequeños, los cuales en su mayoría están derretidos, detalla el Observatorio de la Tierra de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Sólo quedan cuatro piezas que cumplen con el requisito de tamaño mínimo que es al menos 20 millas náuticas cuadradas para ser rastreados por el Centro Nacional de Hielo.

La última vez que los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en en inglés) tomaron esta fotografía

El pasado 22 de mayo, fue la última vez que los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) tomaron una fotografía del remanente del iceberg original donde precisaron que medió 10 millas náuticas de largo y 5 de ancho.

Sin embargo, B-15Z ya no será rastreado si la gran fractura observada a lo largo del centro del iceberg se astilla en trozos más pequeños.

El observatorio de la NASA explicó que la fusión y ruptura no serían sorprendentes, dado el largo recorrido del iceberg y su ubicación al norte.

Lo anterior ya que en octubre de 2017 fue fotografiado el B-15Z más al sur, las corrientes impidieron que el iceberg continuara su viaje y navegó al norte en el Océano Atlántico sur.

La instantánea fue tomada cuando el témpano estaba a 150 millas náuticas al noroeste de las islas de Georgia del Sur, donde se sabe que los icebergs que llegan esa ubicación se funden de manera rápida para terminar su ciclo.

Responsive image
0:00
0:00

Armada de México participa en expedición científica en la Antártida

México, 21 de mayo/Notimex. Personal de las Armadas de México y Colombia, así como de la Marina de Guerra de Perú y del Instituto de Ciencias Geológicas de Uruguay llevaron a cabo una expedición científica en el Continente Antártico, a fin de  realizar la campaña ANTAR XXV PERÚ, 2017-2018 VERANO AUSTRAL.

En un comunicado, la dependencia detalló que el crucero de investigación se llevó a cabo a bordo del Buque Oceanográfico Polar BAP CARRASCO BOP -171 de la Marina de Guerra de Perú, y durante más de 90 días se recorrieron 12 mil 56 millas náuticas de navegación y se tuvo una estancia de 32 días en la base antártica peruana Machu Picchu.

Refirió que se llevaron a cabo estudios hidrográficos, actividades de recopilación, análisis y procesamiento de la información oceanográfica y meteorológica, en el mar de Perú y en la Antártida.

En esta ocasión participaron a bordo de citado buque, dos oficiales de la Secretaría de Marina–Armada de México, con conocimientos específicos en Oceanografía, Hidrografía y Meteorología, quienes navegaron junto con la dotación de 57 tripulantes, del 14 de diciembre de 2017 al 14 de marzo de 2018.

En la campaña ANTAR XXV PERÚ, México participó bajo el marco de una planeación prospectiva, donde de manera conjunta con los representantes de las Armadas trabajaron para contribuir al mejoramiento de las actividades de investigación en las ciencias del mar, ciencias atmosféricas y espaciales, así como en ciencias de la vida.

Durante la travesía, personal de oficiales de la Armada de México participó en la ejecución de proyectos de investigación de instituciones nacionales, así como actividades conjuntas con especialistas de países amigos, quienes desplegaron sus esfuerzos en las especiales circunstancias del clima antártico.

Además, ejercicios de este tipo han permitido conjuntar esfuerzos que permiten conocer el contexto geopolítico que prevalece en el continente Antártico, ya que es un área del planeta con recursos naturales de suma importancia, por ello la Secretaría de Marina-Armada de México participa de manera constante y con responsabilidad global.

Como resultado del trabajo en equipo, la Armada de México contribuye al enriquecimiento de la ciencia y al conocimiento universal sobre ese continente.

Responsive image
0:00
0:00

Dos curiosos pingüinos de la Antártida se hacen un gracioso selfie (+Video)

 Redacción/en Contacto Digital. Xalapa, Ver., 09 de marzo de 2018. Estos curiosos pingüinos no quisieron quedarse atrás en el mundo de las redes sociales y decidieron hacerse un selfie

Pingüinos emperadores de la colonia Auster, ubicada cerca de la base permanente australiana Mawson, en la Antártida, encontraron una cámara y posaron para un video selfie. La grabación fue difundida este 8 de marzo por la División Antártica Australiana en Twitter y Facebook en el cual se ve a un par de aves curiosas que deciden inspeccionar el dispositivo. 

Eddie Gault fue el investigador que decidió dejar la cámara sobre el hielo, sin imaginarse que tendría este divertido desenlace. Este video nos ofrece una visión de la vida en la Antártida desde su punto de vista, dijo. 

Responsive image
0:00
0:00

Termina con éxito expedición de Colombia en la Antártida (+ Fotos)

Bogotá., 07 de marzo/Notimex. Después de 83 días de navegación en la IV Expedición Antártida Almirante Tono Verano Austral 2017-2018, regresó a Colombia el buque ARC 20 de julio, con nueva información científica, informó hoy la Armada Nacional de Colombia.

El buque regresó con información en temas de ecosistemas marinos, costeros y continentales, cambio ambiental y conservación, biodiversidad de organismos antárticos, geografía, hidrografía, cartografía y seguridad marítima.

Esta expedición que zarpó hacia el continente blanco el pasado 15 de diciembre de 2017, estuvo integrada por 30 investigadores nacionales e internacionales que viajaron al Polo Sur para desarrollar la fase de campo de sus proyectos científicos.

La IV Expedición Científica a la Antártida Almirante Tono, organizada por la Comisión Colombiana del Océano y el Programa Antártico Colombiano, a bordo del ARC 20 de Julio, contó “con la participación de 101 tripulantes, 30 investigadores, 23 entidades, cinco países aliados en cooperación internacional, 12 proyectos de investigación a bordo y 15 proyectos en cooperación internacional”.

Durante la expedición se desarrollaron 206 actividades en 28 estaciones oceanográficas, avistamiento de mamíferos marinos, monitoreo del ambiente acústico subacuático, toma de muestras de piel y de grasa de mamíferos marinos.

Además cartografía con vehículos aéreos tripulados remotamente, levantamientos hidrográficos, inmersiones de deportistas de alto rendimiento para el análisis de la fisiología humana en las condiciones medioambientales de la antártica, monitoreo biológico de la columna de agua con ecosonda científica.

Igualmente se hicieron análisis de “los sistemas logísticos para operaciones antárticas y exploración de los puntos preliminarmente seleccionados para la instalación de la futura base colombiana en el continente blanco”.

Con la experiencia adquirida en las cuatro expediciones, La Armada Nacional “proyecta la construcción de un nuevo buque oceanográfico multipropósito, que complementará la flotilla marítima y las capacidades científicas del país, que no estará dedicado exclusivamente a misiones polares, sino también a desarrollar capacidades en el trópico”.

Este nuevo buque multipropósito le permitirá a “la Institución Naval y a la comunidad científica colombiana avanzar en el estudio y desarrollo de disciplinas como la oceanografía, biología marina, hidrografía, meteorológica, cartografía y glaciología entre otros”.

El Programa Antártico Colombiano “tiene el reto de continuar construyendo y difundiendo el conocimiento antártico al servicio de los colombianos y del mundo, y su compromiso con la conservación y protección del medio ambiente”, señaló la Armada Nacional de Colombia.

Responsive image
0:00
0:00

Científicos analizan impacto del calentamiento global en la Antártida

México., 18 de enero de 2018/Notimex. El académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Miguel Moctezuma Flores, trabaja con investigadores italianos en el análisis de imágenes de percepción remota para comprender el comportamiento del iceberg de la Antártida desprendido en 2017.

Desde hace meses, el profesor de la Facultad de Ingeniería colabora con los investigadores del Instituto de Ciencias Atmosféricas y del Clima de Italia para analizar el impacto del calentamiento global en ese continente y contribuir al conocimiento de la dinámica de sus enormes bloques de hielo.

Moctezuma Flores da seguimiento al iceberg A-68 que se desprendió de la plataforma Larsen el 12 de julio de 2017, observa los movimientos y causas de la escisión para establecer una pauta de la dinámica de los hielos, los movimientos de deriva y cuál será el efecto a mediano y largo plazos de ese témpano.

En la investigación se determinaron las medidas de la masa de hielo, que cuenta con 55 kilómetros de ancho y 160 kilómetros de largo, similar a la distancia que se recorre del Zócalo de Ciudad de México a San Juan del Río, Querétaro.

Además, se estableció su espesor en unos 220 metros, “volumen en el que cabrían, si pudieran apilarse, tres monumentos a la Revolución con 66 metros de alto, y sobraría espacio. La Torre Latinoamericana tiene 181 metros de altura; entraría perfectamente y quedaría arriba un espacio como de 40 metros”.

El iceberg sobresale unos 30 metros sobre el nivel del mar, se estima que su superficie es de cinco mil 800 kilómetros cuadrados, casi lo que mide Aguascalientes o cuatro veces la superficie de Ciudad de México.

Además, tiene una forma muy particular, es una especie de prisma rectangular y desde su desprendimiento a la fecha, se ha desplazado 25 kilómetros en promedio, impulsado por el viento o por las corrientes marinas.

El académico explicó que de ese témpano se estudia cuál será su movimiento durante su desplazamiento, qué le ocurrirá en los próximos meses, aunque las predicciones son que se fracturará, lo que implicará un aumento en la tasa de deshielo y de los niveles del mar.

“Algunos estiman que de continuar esta tendencia, para el año 2100 el nivel de los mares podría crecer entre 30 centímetros y un metro, una situación catastrófica, sobre todo para las ciudades que se encuentran a nivel del mar”, precisó.

La Antártida es una zona muy estudiada por los cambios climáticos que ahí se registran ya que es un indicador de lo que ocurre en ese sentido con el planeta.

“Se sabe con exactitud que en los últimos 50 años del siglo XX, cada década la temperatura se incrementó poco más de medio grado, un aumento acumulado de tres grados centígrados”, concluyó

Responsive image
0:00
0:00

Niños colombianos hacen viaje virtual a la Antártida

  • Navegaron en dos escenarios: el mundo con y sin capa de ozono
  • Los escolares tuvieron una experiencia audiovisual en 180 grados

Bogotá, 30 de septiembre de 2017/Notimex. Niños colombianos hicieron un viaje virtual e interactivo a la Antártida en el marco del I Congreso Internacional para la gestión de sustancias agotadoras de la capa de ozono y su contribución de la estabilidad climática, que finalizó en esta capital.

[down]

Los escolares tuvieron una experiencia audiovisual en 180 grados por la Antártida, el lugar donde hace más de 30 años los científicos descubrieron el agujero en la capa de ozono, que en la actualidad está en proceso de recuperación gracias al Protocolo de Montreal.

“Podemos contribuir a la capa de ozono no contaminando, se puede reducir el consumo de sustancias que puedan destruir la capa de ozono y de esta manera recuperarla”, expresaron varios menores al salir de la experiencia.

“También podemos percatar a nuestros padres o adultos contándoles nuestra experiencia y lo que podría llegar a pasar si no ayudamos a que la capa se recupere, pues dentro de unos años no existiría la Tierra”, añadieron.

Los niños navegaron a través de dos escenarios de realidad virtual: el mundo con y sin capa de ozono, que les permitió convertirse durante dos minutos en sujetos activos frente a esta problemática.

“Es una experiencia chévere y una recomendación para enseñarles a todas las personas a que sean más conscientes y que tomen una conciencia de nuestra capa de ozono”, afirmó Juan Diego Beltrán, uno de los estudiantes que participó en el evento. 

La capa de ozono filtra los rayos ultravioleta del Sol y protege así la vida sobre la Tierra. Debido al deterioro que la capa ha venido presentando desde hace unos años, en 1987 se creó el Protocolo de Montreal para regular la producción y consumo de las sustancias agotadoras de la capa de ozono.

Entre estas sustancias están algunos aerosoles industriales, extintores y sustancias refrigerantes utilizadas en neveras y aires acondicionados. Es el primer acuerdo ambiental multilateral que ha logrado la participación de todos los países del mundo y Colombia se unió en 1992.

En 1994 el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible creó la Unidad Técnica Ozono para desarrollar e impulsar programas que evitaron cerca de dos mil casos de cáncer de piel y “se logró posicionar a Colombia como líder de la región en la preservación de la capa de ozono”.

Según reportes oficiales, Colombia hasta la fecha ha logrado la reducción de mil 936 toneladas de sustancias agotadoras de la capa de ozono que no fueron emitidas a la atmósfera. En 2010 este país eliminó los cloroflurocarbonos (CFC) que eran las principales sustancias agotadoras de la capa de ozono.

Según la NASA, si no existiera el Protocolo de Montreal en 2065 dos terceras partes del ozono atmosférico habrían desaparecido y los rayos ultravioleta serían tan fuertes como para causar quemaduras graves en cinco minutos.

El I Congreso Internacional para la gestión de sustancias agotadoras de la capa de ozono y su contribución de la estabilidad climática, auspiciado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, llamó a la comunidad internacional a seguir protegiendo la capa de ozono.

La radiación ultravioleta procedente del Sol es peligrosa para la salud humana. El agua, la nieve y la arena reflejan los rayos solares y pueden duplicar la dosis de radiación ultravioleta que se recibe y se pueden producir quemaduras en la piel, incluso estando bajo la sombra.

Responsive image
0:00
0:00

Encuentran cocaína en la Antártida

  • Las aguas de este continente contienen también cafeína, ibuprofeno y paracetamol
  • Los compuestos de mayor concentración son antiinflamatorios y analgésicos,

Redacción/en Contacto Digital, 26 de junio de 2017. El primer estudio que ha analizado la presencia de medicamentos y drogas ilegales en la península Antártica ha revelado que las aguas de este continente contienen cafeína, ibuprofeno, paracetamol y cocaína, a veces en niveles similares a los de Europa y a otros continentes mucho más poblados.

“La presencia humana está introduciendo contaminantes no analizados hasta la fecha que, en función de su toxicidad, persistencia o bioacumulación, podrían producir daños en el ecosistema antártico”, explica Yolanda Valcárcel, investigadora de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y coautora del estudio.

Para poder realizar este estudio, científicos del Instituto Geológico y Minero, la Universidad Autónoma de Madrid y el Instituto Nacional del Agua de Argentina recogieron muestras de agua de arroyos, lagunas, drenajes glaciares y vertidos de aguas residuales. Las muestras se analizaron en busca de 25 medicamentos y 21 sustancias recreativas y drogas ilegales.

Los compuestos de mayor concentración son antiinflamatorios y analgésicos, que presentan un “riesgo alto” a nivel medioambiental, según el trabajo, publicado en Environmental Pollution. También se detectan concentraciones preocupantes de antibióticos en las aguas residuales de una de las bases analizadas.

La sustancia más presente dentro del grupo de “sustancias recreativas” es la cafeína, según el estudio, seguida de la efedrina, que se usa también con fines médicos.

Gracias al trabajo, también se detectó el principal metabolito de la cocaína en uno de los 10 puntos analizados, situado cerca de la base científica y militar Marambio de Argentina. Las concentraciones son “similares” a las detectadas en ríos de España, Italia, Bélgica y Reino Unido.

Aunque “la presencia de esta sustancia puede deberse al consumo ocasional incluso fuera de la zona analizada, es aconsejable realizar un control continuo debido a los potenciales riesgos que puedan suponer para los ecosistemas acuáticos de la Antártida”, señala el trabajo. También se detecta en este punto alprazolam, un fármaco de uso frecuente para la ansiedad. Valcárcel matiza que, por el momento, “las concentraciones de drogas son ínfimas y en ningún caso suponen un peligro ambiental”.

Preocupados por la fauna del continente, los responsables del trabajo quieren seguir analizando los compuestos para asegurarse que no suponen un peligro para los animales. “Las especiales condiciones climáticas del continente antártico, con fríos extremos la mayor parte del año, podrían retardar o dificultar los procesos de degradación microbiana y fotodegradación de este tipo de contaminantes”, explica el coautor del estudio Luis Moreno, quien es investigador del Instituto Geológico y Minero.

Con información de El País

Responsive image
0:00
0:00