Etiquetas: Arqueología


Salen a la luz en Pompeya inscripciones electorales de casi dos mil años

Roma, 08 de junio/Notimex. Varias inscripciones de carácter electoral, estampadas en paredes externas de edificios, además de callejuelas y muros con nuevos frescos forman parte de los nuevos descubrimientos en la zona arqueológica de Pompeya, Italia, presentados hoy a los medios.

Las inscripciones fueron encontradas en el lado noroeste de la región V del Parque Arqueológico de Pompeya, declaró la arqueóloga Alberta Martellone.

“Helvium Sabinum aedilem d(ignum) r(ei) p(ublicae) v(irum) b(onum) o(ro) V(os) f(aciatis)” o “Ruego elegir a Elvio Sabino como edil, digno del Estado, es uno bueno”, dice una de las frases inscritas en un muro y realizadas sobre una capa de pintura blanca.

Se trata, explicó Martellone, de propaganda de las últimas elecciones realizadas en Pompeya antes de que esa ciudad romana fuera destruida por la erupción del volcán Vesubio en el año 79 de nuestra era.

Además, señaló, fueron encontrados varios frescos en la “Domus” (Villa) de los Delfines y un candelabro en lo que era una estancia en la Casa de Júpiter.

“Los frescos recuerdan el lujo y la refinación en que vivían los habitantes de Pompeya en el 79 después de Cristo, como el fresco de la figura mitológica del Adonis herido y otros que representan aves y pequeños animales”, dijo la experta.

También fue sacada a la luz una pequeña lavandería y, en un nivel más alto, un espacio abierto que probablemente era un jardín, con algunas anforas.

Las excavaciones de la porción septentrional de una callejuela que rodea el jardín de la Casa de las Bodas de Plata permitieron descubrir, en buenas condiciones, los restos de entre cuatro y cinco balcones que se preservaron porque cuando se derrumbaron el callejón ya estaba cubierto de material volcánico sobre el que se apoyaron.

Entre otros restos, ya presentados precedentemente a los medios, está el esqueleto del “fugitivo”, un hombre de unos 30 años que cojeaba y que, según los expertos, buscaba escapar de la erupción pero murió alcanzado por el material incandescente y rocoso que lo decapitó.

Entre sus costillas fue encontrada una bolsa en la que guardaba varias monedas de plata y bronce por un valor nominal de 86 sesterzios y medio, que en la época podía garantizar la supervivencia de una familia de tres personas hasta por 16 días.

La erupcíon del Vesubio destruyó a las ciudades de Pompeya, Herculano, Stabia y Oplontis, cuyas ruinas, que permanecieron sepultadas por cientos de años, comenzaron a ser sacadas a la luz a partir del siglo XVIII.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Hallan vestigios hídricos en Chapultepec, como un acueducto y 3 piscinas

México, 07 de junio/Notimex. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) anunció el descubrimiento de tres estanques lúdico-medicinales construidos en 1870, un segmento de un acueducto colonial que llevaba agua de Santa Fe al centro de la Ciudad de México y partes de dos ramales hídricos.

A raíz de las labores de salvamento y los recientes hallazgos arqueológicos en el Bosque de Chapultepec, expertos se han enfocado a completar las piezas del rompecabezas histórico de esa zona e indagar su faceta hídrica.

La arqueóloga María de Lourdes López Camacho, investigadora del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, detalló en un comunicado que los trabajos comenzaron el 15 de enero para supervisar áreas donde la Comisión Nacional del Agua (Conagua) introduciría nuevos sistemas de riego automatizado.

Esas zonas son de alto potencial arqueológico y muestra de ello es que los trabajos arqueológicos inscritos en el Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec han derivado en el hallazgo de tres importantes vestigios.

El primero es un segmento del acueducto colonial que conducía el líquido proveniente de Santa Fe hasta la actual Alameda Central; la obra de dos metros de ancho y más de tres metros de cimentación forma parte del antiguo acueducto de arcada, que inició su construcción en 1603.

Originalmente tenía 900 arcos, aunque sumó 108 cuando se amplió para transportar desde el antiguo pueblo de Santa Fe el agua delgada (más baja en minerales) que el agua gorda obtenida de los manantiales de Chapultepec. Funcionó hasta la década de 1850, cuando la última administración de Antonio López de Santa Anna ordenó su demolición.

En esta unidad de excavación, a cargo de la arqueóloga Rocío Orozco Marañón, se indaga en el sistema de cimentación para contrastarlo con otros remanentes del acueducto de Santa Fe localizados con anterioridad, además de que se ha logrado completar el trazo y su recorrido.

“El fragmento indica que después de rodear el cerro por su costado norte, el acueducto seguía en línea recta hacia lo que hoy es el Altar a la Patria, giraba a la izquierda sobre la calzada de La Verónica (actual Circuito Interior), doblaba en la calzada Tlacopan y desembocaba en la Caja de la Mariscala, localizada en el terreno que ahora ocupa el estacionamiento del Palacio de Bellas Artes”, precisó López Camacho.

Con datos del arqueólogo Eder Arias Quiroz, quien ha localizado dos ductos al norte del contenedor de Baños de Moctezuma, se ha establecido que ambos se unían poco antes de su arribo a dicha caja, que también funcionó como piscina del Antiguo Colegio Militar.

El segundo descubrimiento son partes de otros dos ramales que iban de las cajas de agua virreinales ubicadas al pie del cerro del Chapulín, cerca de la Escalera de Carlota, y llegaban al contenedor conocido como Baños de Moctezuma.

El tercer hallazgo son restos arquitectónicos de tres piscinas de 4.5 metros cuadrados cada una que, hacia 1869 y 1870, se construyeron para convertir los manantiales del Bosque de Chapultepec en baños públicos lúdico-medicinales de estilo europeo.

Su construcción fue anunciada en 1869 por publicaciones periódicas como la Revista Universal. El proyecto del empresario José Amor y Escandón, dueño del predio, consistió en instalar estas piscinas y aprovechar el cauce que el manantial seguía desde Baños de Moctezuma rumbo a los terrenos de la otrora Hacienda de la Condesa.

De acuerdo con litografías y fuentes documentales, estos baños contaron con una sección para hombres y otra para mujeres; sin embargo, tuvieron una corta presencia pues el manantial estaba próximo a su agotamiento. Para 1895, el agua que se enviaba a las pujantes colonias de San Miguel Chapultepec y La Condesa, se obtenía a través de bombas.

López Camacho afirmó que estas zonas de alto potencial han sido descubiertas desde 2009 por el Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec, bajo su coordinación, a través de investigación documental y recorridos en superficie dentro de la Primera Sección del parque urbano loca lizado en el poniente de la metrópoli.

La arqueóloga precisó que al tratarse de un salvamento arqueológico, los trabajos en este último frente se limitan al registro de características y la ubicación de límites espaciales con el fin de garantizar su protección como patrimonio cultural , así como para incluir sus datos en el Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec.

No obstante, se realizarán todavía desplantes para saber si bajo las construcciones del siglo XIX existen remanentes de alguna ocupación prehispánica.

En los trabajos de exploración en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec también han colaborado las arqueólogas Montserrat Zitlalxóchitl Ramírez Bazán, Donají Montero Guzmán, Janeth Castillo Medina y Areli Esperanza Torres Ríos.

El INAH recordó que el Bosque de Chapultepec es una geografía ligada a la historia de México, que lo mismo ha sido campo de batalla que residencia de emperadores y jefes de Estado, a la vez que punto de encuentro para miles de familias.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Recaban un millón de dólares para restaurar Monte Albán

Maurizio Guerrero. (Corresponsal). Nueva York, 09 de mayo/Notimex. El Fondo Mundial para los Monumentos (WMF) anunció hoy que recabó más de un millón de dólares para la restauración del sitio arqueológico de Monte Albán, dañado por los los terremotos del año pasado en el estado de Oaxaca.

Los recursos permitirán iniciar a partir del mes de julio un proyecto de restauración de 15 estructuras de Monte Albán afectadas por los sismos de septiembre, incluyendo cinco que mostraron daños severos y que requieren apuntalamiento estructural de emergencia para evitar el colapso.

El proyecto, ejecutado en asociación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), enfatizará la capacitación tanto de especialistas como de la mano de obra local dedicada a fortificar Monte Albán, la antigua metrópolis de la cultura zapoteca, creada en el siglo VI antes de Cristo.

“Ahora tenemos la oportunidad de salvaguardar uno de los sitios arqueológicos más importantes de México al tiempo que su comunidad se empodera”, explicó Joshua David, presidente y director general del WMF.

Los recursos fueron obtenidos con donaciones realizadas por personas y entidades de América del Norte, entre las que destacan la firma financiera American Express, y el exbanquero Roberto Hernández Ramírez y su esposa, Claudia Madrazo de Hernández.

En entrevista con Notimex, David subrayó que en este momento político resulta “muy inspirador que grupos de personas preocupadas por México, en ambos lados de la frontera, colaboren en un proyecto para preservar un legado para futuras generaciones”.

Lisa Ackerman, vicepresidenta ejecutiva de WMF, declaró que el proyecto de restauración física duraría alrededor de dos años, con la intención de sentar los cimientos para trabajos futuros. El proyecto comenzará con una detallada revisión geotécnica del terreno.

“La idea es reparar el sitio para que recupere su resiliencia hacia el futuro, para que resista los siguientes terremotos, y no solo para arreglar un problema visual”, indicó Ackerman. Durante la restauración el sitio en general permanecerá abierto al público.

La experta precisó que Monte Albán es el primer proyecto que emprende el WFM para restaurar los daños que los terremotos infligieron en por lo menos mil 200 edificios históricos de México.

Por su parte, Nelly Robles García, directora del proyecto arqueológico de Monte Albán de parte del INAH, afirmó que la intención de la restauración es desarrollar un “centro tecnológico de punta” para monitorear de manera constante tanto las estructuras como el subsuelo que las soporta.

En ese sentido, el proyecto consiste en “estabilizar toda la meseta de Monte Albán, que actualmente está en mucho riesgo”. El esfuerzo complementará los que ha iniciado el INAH desde el año 1999, puntualizó Robles.

El proyecto requerirá una amplia red de profesionales y de mano de obra de la región. La intención es ampliar la cifra de personas que ahora laboran en la restauración de Monte Albán, que suman actualmente entre 60 y 80 empleados.

“La idea es establecer en Monte Albán un centro de tecnología que tenga un efecto multiplicador y que eventualmente nos permita atender por lo menos los 12 sitios arqueológicos de patrimonio mundial que existen en México”, aseguró Robles.

Mientras tanto, el cónsul general de México en Nueva York, Diego Gómez Pickering, resaltó que los recursos anunciados por el WMF para la restauración de Monte Albán se suman a los esfuerzos del gobierno mexicano para rescatar el patrimonio cultural nacional.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Hallan vestigios prehispánicos al rehabilitar la exHacienda de Xico

México, 19 de abril/Notimex. Importantes vestigios de la expansión teotihuacana en la Cuenca de México y del dominio mexica en donde hoy se asienta la zona metropolitana de la Ciudad de México, han salido a la luz con la rehabilitación de la exHacienda de Xico.

En específico los trabajos de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en esta edificación, ubicada en el Valle de Chalco Solidaridad, a 120 kilómetros de la capital del país y donde antiguamente estaba el Lago de Chalco, han dejado al descubierto la ocupación prehispánica del Cerro del Marqués.

Los elementos arquitectónicos de élite y domésticos, entierros y distintos objetos distribuidos en ese terreno formarán parte de las colecciones de un museo de sitio proyectado en la exHacienda de Xico, informó el responsable de estas labores, Gustavo Rangel Álvarez.

En sus excavaciones los expertos de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA) han registrado pozos de saqueo; esto es porque durante el siglo pasado y aún en este XXI, muchas personas escarbaron allí motivadas por la leyenda de que el antiguo potentado de la hacienda, el asturiano Íñigo Noriega Lasso, enterró aquí un tesoro.

Genaro Amaro Altamirano, cronista tradicional del Museo Comunitario del Valle de Xico que funciona en el viejo granero de la exhacienda, relató que Noriega fue el segundo hombre más poderoso del gobierno del dictador Porfirio Díaz, el cual gobernó México más de tres décadas, entre 1876 y 1910.

Xico fue uno de los principales feudos que el español tuvo en el país, quien comenzó la desecación del Lago de Chalco para levantar un emporio agrícola y ganadero que abastecía de la mitad del maíz y de la mitad de la leche a la Ciudad de México, se precisó en un comunicado del INAH.

Amaro Altamirano refirió que la construcción de la Hacienda de Xico se extendió sobre casi 10 mil hectáreas y según muestran fuentes fotográficas, es probable que comenzara a funcionar en 1906.

Aunque la Revolución Mexicana estalló en 1910 y la guerra causó enormes estragos en la Casa Grande, actualmente las evidencias de ocupación prehispánica se localizan casi “a flor de tierra”.

Hasta 2015 empezaron las obras de rehabilitación, financiadas por el gobierno de este municipio localizado en el Estado de México, cuando la arqueóloga Adriana encabezó el rescate del interior de la casona; fue entonces cuando se descubrieron algunas estructuras teotihuacanas y entierros humanos.

Al retomarse este trabajo, el año pasado, encontraron otros elementos importantes en la ladera noroeste del cerro, entre ellos entierros infantiles con figurillas miniatura ofrendadas y una plataforma teotihuacana.

Como proyecto de salvamento arqueológico, esta labor fue retomada el 2 de enero de 2018 y se prevé que concluirá el 31 de julio, precisó Rangel Álvarez.

Lo cierto es que “las sorpresas en el Cerro del Marqués no terminan. Es un santuario para la arqueología, en cada pedazo de tierra se encuentran vestigios que abren grandes posibilidades de investigación”, abundó el especialista.

Muros en talud con su estuco original, vestigios de unidades habitacionales y de trabajo, artefactos cerámicos y de hueso como agujas, herramientas para esculpir, un conducto que surtía de agua a la exhacienda, además de restos arquitectónicos y funerarios son algunos de los hallazgos en esta zona.

La presencia de objetos elaborados en materiales de otras regiones, como alabastro, jadeíta y caracoles, podría indicar que antes de la llegada de los españoles a este territorio, los cerros del Marqués y de Xico fungieron como sitios de acopio de los tributos venidos de localidades del sureste como Tehuacán y Oaxaca, así como del actual estado de Guerrero, las costas del Pacifico mexicano y otras áreas del centro, como Morelos.

Desde la azotea de la exHacienda de Xico aún es posible advertir la importancia geográfica y el paisaje arqueológico que tuvo esta isla inmersa en el Lago de Chalco, pues también proveyó de recursos lacustres a los asentamientos de la Cuenca de México y otros más del Altiplano, incluida la gran ciudad de Teotihuacan.

Esta historia prehispánica debe ser motivo de identidad para la gente que actualmente nace y habita el municipio Valle de Chalco Solidaridad, expusieron los especialistas.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Arqueólogos recuperan 84 objetos prehuastecos en Tamaulipas

México, 10 de abril/Notimex. Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) recuperaron 84 objetos prehuastecos en el puerto de Altamira, al sur de Tamaulipas, entre los que destacan un pectoral de caracol y un pendiente tallado en la costilla de un animal marino.

De acuerdo con un comunicado de prensa emitido por el INAH, están en proceso de recuperación una concentración de más de 150 figurillas de barro, tipo huecas y Pánuco C.

Gustavo Ramírez Castilla, arqueólogo del Centro INAH Tamaulipas y coordinador del proyecto Salvamento Arqueológico Puerto Altamira comentó que en un periodo de 11 años se han podido recuperar alrededor de cinco mil piezas, localizadas dentro de lo que fue una aldea prehispánica de la época preclásica sobre una loma ubicada frente a la playa Tesoro.

El coordinador explicó que el pectoral elaborado en caracol es una pieza relevante porque normalmente están asociados a la cultura huasteca posclásica; sin embargo, el objeto hallado en Chak Pet corresponde a finales del Preclásico o al Clásico Temprano, una época anterior.

En cuanto al pendiente tallado en la costilla de un animal marino, posiblemente de una ballena o un manatí el investigador lo describe como grueso y pesado: mide 15 centímetros de altura y 4.5 centímetros de ancho. “La pieza es muy bella, tiene labrado el perfil de un personaje con tocado”, aseguró.

También se hallaron figurillas de barro y puntas de flecha elaboradas con piedras, los arqueólogos han hallado lascas de obsidiana, diversos ornamentos hechos en caracol, concha y hueso, y objetos suntuarios de piedra verde, posiblemente transportados desde Guerrero, Chiapas o Guatemala.

El origen étnico y cultural de la población téenek o huasteca sigue siendo un misterio por esa razón es importante continuar con las excavaciones en Chak Pet que la primera aldea anterior a los huastecos en la cual se estudia de manera extensiva en la Huasteca septentrional, el resto de sitios ampliamente investigados son huastecos del Posclásico.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

INAH emprende proyecto binacional de arqueología en desierto de Sonora

México, 03 de abril/Notimex. Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la Universidad de Binghamton exploran tres sitios en el Valle de Altar, Sonora, como parte de un proyecto enfocado a conocer los fenómenos culturales ocurridos en la frontera con estados desde hace unos tres mil años.

El estudio llamado Movilidad, conectividad y etnogénesis en la Tradición Trincheras es financiado por la Universidad National Science Fundation y dirigido por los arqueólogos Elisa Villalpando, del Centro INAH-Sonora, y Randall McGuire, de la Universidad de Binghamton, se informó en un comunicado.

Es el octavo proyecto arqueológico del equipo binacional en el desierto de Sonora. El primero se realizó en 1985 y estuvo enfocado al reconocimiento de sitios previamente registrados por otros arqueólogos en los tres valles, con el propósito de seleccionar un área para posteriores investigaciones intensivas.

La arqueóloga mexicana Elisa Villalpando explicó que se halló cerámica decorada de la Tradición Trincheras, ornamentos elaborados con conchas marinas procedentes del Golfo de California, lapidaria, fogones, hornos, casas en foso, tres entierros femeninos adultos y un cascabel de cobre.

Esos hallazgos podrían ser el indicador de un intercambio con poblaciones de las culturas de Occidente, tal vez vía las aldeas de Tradición Casas Grandes.

De acuerdo con Villalpando, la investigación binacional propone una nueva hipótesis para explicar la presencia de la cultura Trincheras en el Valle de Altar, a partir de una relación con las culturas de Occidente.

Las hipótesis manejadas antes del nuevo estudio plantean que Trincheras fue rama de la Tradición Hohokam, mucho más rural, empobrecida, de baja calidad de vida, resultado de una migración ocurrida pocos siglos antes de nuestra era y que llevó la vida aldeana desde Mesoamérica a la Cuenca de Phoenix.

Especialistas plantean que la migración introduce en las comunidades novedades culturales como creencias o convicciones, conocimiento y relaciones sociales.

A su vez los cambios establecen nuevas jerarquías, intensifican conflictos, alteran necesidades económicas y debilitan o fortalecen otros aspectos de las relaciones sociales.

De ahí que la investigación pretende conciliar dos formas de abordar un pasado común: la visión mexicana y la estadunidense.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Reportan nuevos hallazgos arqueológicos en cenote de Yucatán

Mérida., 22 de marzo/Notimex. Expertos en buceo localizaron recientemente una caverna en el cenote Xlacah de la zona arqueológica de Dzibilchaltún en la que hallaron varios vestigios, así como osamentas de humanos y animales, informó el director de ese sitio prehispánico, Ilan Vit Suzan.

“Se encontró mucho material arqueológico, principalmente material óseo humano y de animales de los que no hay registros literarios, por lo que se trata de un nuevo e interesante hallazgo”, señaló.

El funcionario federal agregó que este hallazgo se dio durante los trabajos de limpieza que realizan con expertos en buceo quienes tenían como principal misión eliminar la fauna invasiva del cenote.

“La caverna mide de acuerdo a un radar de penetración unos 15 metros de largo por unos ocho metros de altura. En la parte norte y noreste se identificaron con vasijas, ollas, hay mucho material, pero hasta ahora no se ha sacado nada.

“El hallazgo confirma una hipótesis que teníamos, la conformación geológica del cenote originalmente antes de que los humanos lo empezaran a transformar debió haber sido con la forma de una campana que en el centro tiene un montículo resultado de un colapso lo que alguna vez fue una bóveda”, aseveró.

Recordó que en los años 60 se hizo una exploración del cenote que duró dos años y durante ese tiempo se extrajeron 30 mil piezas arqueológicas entre vasijas enteras y extractos de madera, dientes, aguijones de raya y coral, entre otros.

El director de la zona arqueológica expuso que por el momento las exploraciones en el cenote están en espera de ser reactivadas, “pero sin duda será un trabajo que a la brevedad se retomará para continuar con los descubrimientos arqueológicos”.

En el caso del fenómeno arqueoastronómico, El templo de las siete muñecas no recibió la luz del sol debido a que fue una mañana muy nublada y las más de mil 500 personas que acudieron al sitio, no pudieron disfrutar de este espectáculo de luz y sombra que marca el inicio de la primavera.

El director del Patronato de las Unidades Culturales y Turísticas del Estado de Yucatán (Cultur), Dafne López Martínez, informó que a pesar de que no salió el sol, la afluencia de turistas nacionales, internacionales y locales aumentó este año.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Hallan centro de adoración prehispánico en el Pico de Orizaba; fue posible de uso astronómico

Ciudad de México, 13 de marzo/AlMomentoMX. Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) localizaron una estructura de tipo cuadrangular que podría corresponder a un adoratorio prehispánico con posible uso astronómico y ritual denominado “tetzacualco”.

A través de un comunicado, el INAH señaló que el vestigio se localizó en un sitio arqueológico en la ladera oeste del volcán Pico de Orizaba, del lado del estado de Puebla.

En el sitio ceremonial, donde se halló cerámica decorada y lítica dispersa en la superficie, constituye hasta el momento el más grande de esta cúspide, cuya temporalidad podría oscilar entre los periodos Clásico (200-700 d.C.) o Epiclásico (700-900 d.C.).

La similitud arquitectónica y altitudinal que guarda con el lugar arqueológico ubicado en la cima del Monte Tláloc, lo vincula con los espacios de ofrenda para rituales propiciatorios de lluvia.

El sistema constructivo es a base de hiladas de piedras de basalto y tezontle, que a simple vista tienen como aglutinante sólo tierra; los muros miden aproximadamente entre 1 a 1.50 metros de ancho, y tienen una altura que va de 0.40 a 1 metro. Está cubierta en parte con zacate y arena, lo que impide tener medidas exactas.

La edificación presenta un par de salidas o aperturas. La primera ubicada a poniente, mide aproximadamente 4.6 metros y da hacia lo que podría ser un camino con hileras de piedras al borde inclinadas hacia el noroeste. La segunda mide aproximadamente dos metros, presenta un par de posibles escalones y se ubica en el flanco norte, al frente se localiza un monolito.

El jefe del Proyecto Eje Investigación, Estudio, Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural y Ecológico en los Volcanes, el arqueólogo Arturo Montero, explicó que el recinto cuadrado que se ve en el flanco poniente, es muy parecido en dimensiones, orientación y cota altitudinal a los tetzacualcos de Monte Tláloc, donde la presencia de cerámica tolteca es determinante.

Montero concluyó que se confirmarse la presencia de al menos un tetzacualco para el Pico de Orizaba, la personalidad teológica de la montaña alcanzaría mayor relevancia.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Hallan restos animales del Pleistoceno en ‘Gran Acuífero Maya’

Redacción/en Contacto Digital. México., 20 de febrero de 2018. El pasado mes de enero se descubrió la mayor cueva inundada del mundo en la Península de Yucatán y al explorarla, se han encontrado restos animales de unos 2,6 millones de antigüedad además de un centro de peregrinación ritual maya

El Gran Acuífero Maya con 248 cenotes y 347 kilómetros de pasadizos fue localizado por un grupo de espeleólogos subacuáticos.

Al respecto, el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México y director del grupo investigador Gran Acuífero Maya, Guillermo Anda, el lugar “es abrumador, sin duda el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo”.

En dicho laberinto se han localizados huesos de fauna extinta del periodo del Pleistoceno  también conocido como Época de Hielo en la que habitaban grandes mamíferos como el mastodonte, el tigre de dientes de sable y perezosos gigantes.

Además, se encontraron restos de cerámica, vasijas, incensarios, huesos humanos y cráneos que podrían ser indicativos de que las cuevas eran usadas para efectuar ceremonias rituales.

Sin embargo, pese a la relevancia del hallazgo, la amenaza de la contaminación mantiene preocupados a los científicos y exploradores del Gran Acuífero Maya que esperan, las autoridades prioricen la gestión de las aguas negras y la basura de la región pues se tiene el antecedente de que Robert Schmittner, explorador que descubrió la conexión entre las cuevas, enfermó de la garganta a consecuencia de los residuos fecales que había en la zona del hallazgo.

Con información de El País

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Especialistas expondrán avances del proyecto Hoyo Negro

México, 19 de febrero/Notimex. Investigadores del Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro se reunirán en el Museo Nacional de Antropología (MNA) el próximo miércoles para dar a conocer los avances del proyecto de Arqueología Subacuática Hoyo Negro, que se desarrolla en Tulum, Quintana Roo, sitio clave para conocer una parte de la prehistoria y el Pleitoceno Tardío en la península de Yucatán.

El hallazgo de esta gran oquedad inundada, considerado por la comunidad científica como uno los 10 más importantes del mundo, deriva del proyecto de investigación que desde 2011 lleva a cabo la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

De acuerdo con un comunicado, la presentación se realizará de 19:00 a 21:00 horas, en el Auditorio Jaime Torres Bodet, y estará a cargo de la arqueóloga Pilar Luna Erreguerena, investigadora del INAH y coordinadora general del proyecto.

La primera conferencia estará a cargo del maestro Alberto Nava Blank, quien junto con Alejandro Álvarez y Franco Attolini, descubrió este importante sitio en 2007.

En su texto, denominado El descubrimiento de Hoyo Negro y la creación de una réplica digital, Nava Blank, del Proyecto Espeleológico Tulum (PET), uno de los codirectores del proyecto y responsable del buceo técnico-científico del mismo, hablará sobre el descubrimiento y la implementación de técnicas fotogramétricas como Structure from Motion para elaborar modelos en tercera dimensión (3D) que permitieron, entre otras cosas, crear una réplica digital del sitio que mostrará a los asistentes.

El tema que el doctor James C. Chatters, del Laboratorio Applied Sciences/Direct AMS, Bothell, Washington, codirector e investigador principal del proyecto, abordará es Lo que el esqueleto de Naia nos dice acerca de la vida de las mujeres entre los primeros pobladores de América.

Se sabe que el esqueleto humano conocido como Naia (en analogía a las náyades de la mitología griega), es el más antiguo y más completo recuperado en América y pertenece a una joven que vivió hace casi 13 mil años en lo que hoy conocemos como península de Yucatán, y murió cuando tenía entre 15 y 17 años de edad.

Gracias al buen estado de preservación de la osamenta, a los tratamientos de conservación aplicados y a la diversidad de estudios realizados, se ha logrado obtener un gran cúmulo de información que el doctor Chatters compartirá a través de una presentación con imágenes captadas tanto en el propio sitio como en algunos de los laboratorios donde se han realizado múltiples análisis en México, Estados Unidos y Canadá.

Por su parte, el doctor Blaine W. Schubert, director del Centro de Excelencia en Paleontología de la Universidad Estatal de Tennessee del Este y paleontólogo principal del proyecto, impartirá la conferencia Naia y la megafauna: del tigre dientes de sable al perezoso gigante y el oso de cara corta.

Además de dicho esqueleto humano, en esta inmensa oquedad de 62 metros de diámetro y 55 de profundidad, llamada Hoyo Negro por los descubridores, se han encontrado restos de 42 animales del Pleistoceno Tardío pertenecientes a 13 especies, siete de ellas extintas (gonfoterio, tigre dientes de sable, perezoso gigante de tres tipos, oso tremarctino y un cánido parecido al lobo sudamericano).

El resto de los fragmentos óseos corresponde a animales que todavía existen, como puma, chancho de monte, coatí, tapir, murciélago, zarigüeyas y una especie de gato pequeño todavía no identificado.

Schubert se encarga de realizar estudios y análisis a varios de estos restos junto con su contraparte mexicana, el doctor Joaquín Arroyo-Cabrales, jefe del Laboratorio de Arqueozoología, de la Subdirección de Laboratorios y Apoyo Académico del INAH.

Ad
Responsive image
0:00
0:00