Etiquetas: Arqueología


Restauran 7 inmuebles históricos de Veracruz afectados por sismos

México, 31 de octubre/Notimex. Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) concluyeron la restauración de siete inmuebles históricos de Veracruz que resultaron afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017.

La Iglesia de la Asunción, en el municipio de Teocelo, y las parroquias de San José, en Xalapa y de San Juan Bautista, en Acultzingo, así como en la biblioteca, la ceramoteca y las oficinas del INAH en el puerto de Veracruz y en Xalapa presentaban daños menores como grietas, fisuras y desprendimientos de aplanados.

En un comunicado, el instituto detalló que entre las principales afectaciones que presentó la iglesia La Asunción, en Teocelo, edificada entre 1872-1880, estaban grietas y fisuras, además del desprendimiento de mampostería en arcos de las torres campanario, daños que ya fueron reparados.

En la Parroquia de San José, en Xalapa, se repararon los aplanados, las juntas constructivas en estructura de mampostería de piedra, así como a la consolidación de grietas al interior del inmueble en tres de las columnas de la nave principal y en la balaustrada perimetral de la barda atrial.

Ubicada en la localidad de Acultzingo, en la Parroquia de San Juan Bautista, con antecedentes de construcción en el siglo XVI, se consolidaron las fisuras que se generaron entre la torre campanario y la nave principal, así como en el arco de acceso de éste último, y se restituyeron los aplanados desprendidos.

La casa habitación de dos niveles que alberga las oficinas del INAH en el puerto de Veracruz, construida a mediados del siglo XIX con un estilo caribeño, sufrió daños menores, como la fractura, desprendimiento y caída del barandal de balaustres de la planta alta, el cual fue restituido.

Asimismo, se consolidaron grietas en el intradós del arco de la ventana de la biblioteca, ubicada en la fachada principal, y en la losa de entrepiso. También se atendieron fisuras, grietas y daños en la cubierta de la oficina número 6 de la planta alta del inmueble.

La Ceramoteca, edificio que formó parte de un conjunto religioso del siglo XVIII, tenía fisuras, grietas y daños en cubierta con desprendimiento de aplanados en plafón.

Los trabajos de restauración consistieron en la consolidación de grietas en muros y pretiles de mampostería, así como la atención de fisuras en recubrimientos en la cubierta de vigueta y bovedilla, entre otras labores.

La sede del Centro INAH Veracruz en el Barrio de San José, Xalapa, y cuya construcción data del siglo XVIII, presentaba grietas y fisuras en algunos de sus muros.

Actualmente, se encuentran en obra la Parroquia de San Cristóbal, en Tlacotalpan, inmueble con antecedentes del siglo XVIII, donde se llevan a cabo trabajos de consolidación en muros, cúpulas y bóvedas.

Así como reparación de grietas y fisuras mediante inyecciones de argamasa de cal, restitución de aplanados en mal estado y aplicación de pintura a la cal; se cuenta con avance de 90 por ciento.

La iglesia de la Candelaria, en el mismo municipio, fechada hacia 1783 y cuya edificación corrió a cargo del alarife Juan Medina, se atienden daños similares a los de San Cristóbal; en esa misma localidad están por iniciar las labores de restauración en la iglesia de San Miguel.

Con 60 por ciento de avance en las labores de recuperación de la Parroquia de San José de Gracia, en Orizaba, el Centro INAH Veracruz atiende este inmueble histórico del siglo XVIII, que formó parte del conjunto conventual franciscano, en el que realiza la consolidación de fachadas y cubierta.

En Coscomatepec, en la Parroquia de San Juan Bautista, monumento histórico del siglo XIX, con inicios de construcción en 1809 a cargo del padre Antonio Amez y Arguelles, se llevan a cabo obras de consolidación en muros, columnas interiores, fachada principal y torre.

Asimismo, se reparan grietas y fisuras mediante inyección de argamasa de cal, y se restituyen los aplanados en mal estado; el progreso de estas labores se estima en 30 por ciento.

El INAH indicó que actualmente hay tres inmuebles patrimoniales cuyas obras se encuentran en proceso de trámites administrativos previos al inicio de los trabajos de recuperación: el Museo Tuxteco, en Santiago Tuxtla; la Catedral de la Inmaculada Concepción, en Córdoba, y la Rectoría de San José Obrero, en la misma localidad.

Responsive image
0:00
0:00

La Reina Roja, uno de los grandes tesoros mayas, regresa a Chiapas

México, 10 de septiembre/Notimex. El ajuar de la aristócrata maya Tz’ak-b’u Ajaw se integrará a la colección permanente que exhibe el Museo Arqueológico de Palenque Chiapas, tras concluir su exitosa exhibición en el Templo Mayor de la Ciudad de México.

Tras su restauración, la Reina Roja visitó el Museo J. Paul Getty de Los Ángeles y el Museo Metropolitano de Nueva York, después regresó a México, donde se exhibió la muestra La Reina Roja. El viaje al Xibalbá, del 27 de julio al 09 de septiembre.

El 01 de junio de 1994, el arqueólogo Arnoldo González Cruz fue el primero en observar el interior del sarcófago, que contenía decenas de huesos rodeados de miles de piedras de jadeíta y conchas de mar, todo cubierto por polvo de cinabrio, un mineral tóxico de color rojo carmesí, por el que el descubrimiento ha sido conocido desde entonces como la Reina Roja.

La restauración de la tumba hallada en el Templo XIII de Palenque tomó 24 años; Juan Alfonso Cruz armó la máscara de malaquita, después el especialista Constantino Armendáriz reconstruyó el pectoral, la diadema y el tocado del ajuar.

Los investigadores han logrado esta reconstrucción de la aristócrata, tras explorar en las inscripciones mayas de este personaje, que medía 1.54 metros de altura, de entre 50 a 60 años de edad, con una deformación intencional de su cráneo (aplanamiento de la frente, una costumbre entre los mayas) y la mano derecha sobre su regazo.

La indumentaria consta de siete piezas: la máscara, diadema, collar, pectoral, tocado, concha y figurilla, que se colocaron sobre un maniquí de fibra de vidrio con las características físicas de la reina.

Tras años de investigación, los especialistas estiman que se trata de Tz’ak-b’u Ajaw, consorte del Rey Pakal, uno de los más importantes del periodo clásico de la cultura maya.

Ella era conocida como la señora de la sucesión porque su tarea era perpetuar el linaje de Pakal. Fue madre de Kan B’alam y K’inich K’an Joy Chitam, dos gobernantes de la región.

Responsive image
0:00
0:00

Descubren en El Palacio de Palenque cabeza de estuco y subterráneo

Aura Fuentes. (Corresponsal). Palenque, Chis., 24 de agosto/Notimex. Una máscara modelada en estuco que se considera representa al gobernante Pakal; un adorno para la nariz, único en su tipo, y un pasaje subterráneo, son los recientes hallazgos que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realizó en casas de El Palacio de Palenque.

Junto con lo anterior, fueron descubiertos un sinfín de restos de animales como tortugas, roedores, cangrejos, peces y demás fauna acuática; así como minerales y otros elementos que forman parte de una vasta ofrenda maya; aunado al adorno nasal de hueso, como se mostró a los medios de comunicación.

El responsable de los trabajos de conservación y restauración, los cuales rindieron estos frutos en mayo pasado, fue el arqueólogo Arnoldo González Cruz, y la restauradora Haydeé Orea Magaña; el primero mencionó que estos hallazgos corresponden al periodo Clásico Tardío (684-720 d.C.) de la cultura maya.

Previamente, en conferencia de prensa el director general del INAH, Diego Prieto Hernández, destacó que esto se suma a decenas de hallazgos que se acumulan en los últimos años gracias al trabajo de investigación respaldado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y por la Secretaría de Cultura.

Destacó que Palenque es uno de los sitios arqueológicos más explorados lo que permite un acercamiento más tangible hacia su historia; al cual acude un gran número de personas ávidas de información y de conocimiento del vasto universo cultural maya, y aún falta mucho por descubrir.

“Estos gobernantes que van apareciendo en Palenque nos están dando pistas muy importantes para entender las estructuras de gobierno y todo lo que significó las confrontaciones entre los grandes centros de poder maya en el periodo clásico”, mencionó.

Precisó que la primera etapa de los trabajos de conservación fue resultado del apoyo del Fondo de Embajadores del Departamento de Estado para la Preservación Cultural (AFCP, por sus siglas en inglés), de 500 mil dólares.

Los trabajos comenzaron desde enero con el propósito de contener las afectaciones causadas por el intemperismo y la fauna local; aunado a la conservación integral de las cubiertas de las Casas A, B, C, D y E del conjunto arquitectónico conocido como El Palacio, donde apareció el mascarón.

Arnoldo González confirmó que en la Casa E del complejo arquitectónico, las labores estaban encaminadas a atender la acumulación de agua en el patio este que en época de lluvia filtraba el agua y provocaba problemas de humedad en el inmueble, por lo que fue escarbado el piso cuyo nivel era similar a la crujía del edificio.

Fue así que se localizó lo que se presume es un estanque y en el fondo fue encontrada la cabeza de estuco que Arnoldo González consideró es una figura de naturaleza humana, ya que no es fantástica ni representa a un Dios; también se hallaron las figurillas, restos cerámicos, vasos y huesos de pescados que se asocian al depósito.

Respecto al subterráneo, indicó que es parte de los sistemas constructivos, el cual es una subestructura en la Casa C el cual nadie esperaba y les hace pensar que en algunas otras edificaciones podrían estar presentes.

Por su parte, el subsecretario de Diversidad Cultural y Fomento a la Lectura, Jorge Gutiérrez, señaló que los visitantes a Palenque, zona merecedora de los más altos reconocimientos, cada año suman un millón 300 mil personas, cifra que va en aumento.

“Esta mañana la zona arqueológica de Palenque se viste de gala, aún más de lo que es costumbre, con motivo del hallazgo de un magnífico mascarón de estuco en el conjunto arquitectónico denominado El Palacio, por lo que una vez más la ciudad dio cuenta de sus excepcionales y bien conservados restos.

Mientras que el Secretario de Turismo del Estado de Chiapas, Mario Uvence Rojas, coincidió con que Palenque es uno de los sitios más emblemáticos para la identidad y el orgullo de todos los chiapanecos y la oportunidad de hacer de esta región uno de los destinos turísticos más que sustentabilidad se torne ejemplo mundial del aprovechamiento eficiente de los recursos.

“Es muestra fehaciente del gran trabajo que el INAH realiza, el mascarón encontrado durante las labores de conservación arquitectónica en la Casa E de El Palacio, simboliza la ritualidad del pasado maya, pero también el perenne encuentro de nuestro pasado, sustento de la fortaleza actual del pueblo mexicano”, finalizó.

Responsive image
0:00
0:00

Historia, arte y arqueología, principales temáticas de museos en México

México, 12 de julio/Notimex. México cuenta con mil 156 museos en todo el país a 2017, de los cuales 42 por ciento tienen temática de historia, 24.5 por ciento de arte y 22.1 por ciento de arqueología, detalló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En un comunicado, el instituto dio a conocer información sobre la infraestructura y características de los recintos, así como de sus visitantes en la Estadística sobre museos 2017, con base en registros administrativos.

Detalló que se aplicó un formato de entrevista a 171 627 visitantes de 13 y más años de edad, seleccionados en forma aleatoria, de los cuales 53.1 por ciento fueron mujeres y 46.9 por ciento hombres.

De los mil 156 museos que ocupan el territorio nacional, 31.8 por ciento cuentan con colecciones de representatividad local, 17.2 por ciento estatal, 19 por ciento regional, 20.5 por ciento nacional y 11.5 por ciento internacional, explicó el organismo.

Destacó que durante 2017, los museos reportaron una afluencia de 75.1 millones de visitantes, de los cuales la mayor cantidad se concentró en la Ciudad de México (30.9 millones) y Nuevo León (11.3 millones).

El instituto agregó que 53 por ciento de los visitantes a estos recintos, cuenta con nivel superior de estudios.

Refirió que de acuerdo con la opinión de los visitantes, los principales motivos por los que las personas no asisten a los museos son: falta de difusión y publicidad (23.3 por ciento), falta de cultura (22.8 por ciento) y falta de interés (14.5 por ciento).

Durante la encuesta, 75.7 por ciento de los visitantes indicaron que fue la primera vez que visitaron el museo, mientras que 14.2 por ciento manifestó haber realizado dos o tres visitas y 10.1 por ciento, cuatro o más visitas en los últimos 12 meses.

Puntualizó que la permanencia en el museo del 38.6 por ciento de los visitantes fue de máximo 30 minutos.

Responsive image
0:00
0:00

INAH descubre yugo totonaco de piedra en Veracruz

México, 06 de julio/Notimex. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) halla un yugo de piedra gris que durante siglos y sin estar asociado a arquitectura monumental u ofrenda alguna, permaneció bajo un terreno cercano al municipio de Tamiahua, en Veracruz.

Este descubrimiento, hecho gracias al producto de labores de salvamento arqueológico emprendidas por el INAH, representaría a una serpiente; tiene labradas dos cabezas humanas en sus remates y un rostro felino en su curva externa.

Vale la pena mencionar que en tiempos prehispánicos y dentro de muchas culturas mesoamericanas, quienes participaban en juegos de pelota usaban una vestimenta cuya base era un aditamento con forma de U, hecho de madera, cuero o algodón, el cual ceñían a sus caderas a fin de golpear la pelota con seguridad.

Los yugos, como se les denomina, eran a veces replicados en piedra y utilizados con fines rituales, aunque actualmente son piezas poco frecuentes incluso en contextos y sitios ceremoniales.

El arqueólogo Gabino López Arenas, coordinador del proyecto de salvamento en la obra del Gasoducto Sur de Texas-Tuxpan, precisó que se trata de un objeto tallado en granito y con dimensiones de 40.5 centímetros de largo, 37 centímetros de ancho y 10 centímetros de espesor.

“Presenta bajorrelieves con forma de grecas en sus caras externas y superior; una cabeza de serpiente y un cascabel en sus lados. Sus dos remates tienen labradas cabezas humanas que miran en sentido opuesto y su curvatura externa tiene un rostro con rasgos felinos”, dijo.

La pieza es de estilo totonaco y su antigüedad oscila entre los periodos Preclásico (350 a.C. a 200 d.C.) y Clásico (200 a 650 d. C.), con base en tiestos cerámicos recabados en el sitio denominado Estero Milpillas.

Aunque no se encontraron entierros ni construcciones asociadas, una teoría es que su colocación pudo deberse a su proximidad a la laguna de Tamiahua, de acuerdo con un comunicado.

“Allí hubo un asentamiento continuo del cual no queda arquitectura porque tal vez eran casas de materiales perecederos. Así, basados en fuentes documentales que asocian los yugos no sólo a juegos de pelota sino también a pedimentos o tributos a fuentes de agua, podríamos explicar su hallazgo.

“Dado que en el sitio hay muchas hondonadas que en temporada de lluvia se convierten en arroyos. Sin embargo, no tenemos elementos suficientes para determinar su función original”, puntualizó.

Responsive image
0:00
0:00

Eduardo Matos recaba 40 años de excavaciones en el Templo Mayor

México, 25 de junio/Notimex. El arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma hizo un recuento del trabajo realizado a lo largo de cuatro décadas en la zona arqueológica del Templo Mayor, en la Ciudad de México, donde, dijo, se han descubierto importantes vestigios para la investigación de la cultura azteca.

Matos participó en el ciclo Charlas con Premios Nacionales, organizado por el Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República y el Centro Nacional de las Artes (Cenart) con la ponencia El Proyecto Templo Mayor: 40 años de investigación. Del siglo XX al XX”.

De acuerdo con un comunicado de prensa de la Secretaría de Cultura, en su exposición el investigador hizo un detallado recuento del trabajo realizado en lo que fue la Gran Tenochtitlan.

Subrayó que se han descubierto restos óseos humanos y animales, papel, telas, máscaras de piedra, cerámica, muros pintados, la Casa de las Águilas, los Templos Rojos, el Cuauhxicalco y gran cantidad de ofrendas.

“Este es un viaje al pasado con el que nos remontamos a más de cinco siglos atrás, llegando hasta los hombres que hicieron toda una serie de obras y edificaciones”, comentó el especialista a los asistentes reunidos en el Aula Magna José Vasconcelos del Cenart.

“El Proyecto Templo Mayor se creó un mes después del descubrimiento del monolito de la diosa Coyolxauhqui por los trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro que encontraron en la esquina de Guatemala y Argentina, el 21 de febrero de 1978.

“A partir de esa fecha se iniciaron los trabajos de investigación, los cuales no han parado y han permitido identificar las siete etapas constructivas del Templo Mayor, además del descubrimiento de la Casa de las Águilas, los Templos Rojos, el Cuauhxicalco que fue el lugar de enterramiento de los tlatoanis, el monolito de Tlaltecuhtli, la diosa de la tierra, y una gran cantidad de ofrendas”, abundó.

Relató que “hace 40 años usábamos un teodolito que ayudaba a hacer los planos de los edificios que íbamos encontrando, actualmente se usan aparatos sofisticados, algunos permiten pasar sobre la tierra y detectar lo que hay abajo, para que el arqueólogo, a través de la excavación, pueda llegar con mayor precisión a esos elementos detectados”.

Explicó que “cuando se dibuja, se fotografía y se graba lo encontrado, se pueden levantar los materiales para seguir viendo qué viene debajo de ellos. Las ofrendas presentaban un lenguaje, la ubicación de los materiales tienen un simbolismo, inclusive en el sentido vertical, vemos que se ponen los niveles: celeste, terrestre y el inframundo”.

Eduardo Matos también habló sobre el surgimiento del Programa de Arqueología Urbana, dedicado a explorar áreas cercanas al Templo Mayor, y mencionó que en 1991 se excavaron pozos bajo la Catedral Metropolitana, donde se detectaron canales, elementos arquitectónicos y ofrendas.

Responsive image
0:00
0:00

Salen a la luz en Pompeya inscripciones electorales de casi dos mil años

Roma, 08 de junio/Notimex. Varias inscripciones de carácter electoral, estampadas en paredes externas de edificios, además de callejuelas y muros con nuevos frescos forman parte de los nuevos descubrimientos en la zona arqueológica de Pompeya, Italia, presentados hoy a los medios.

Las inscripciones fueron encontradas en el lado noroeste de la región V del Parque Arqueológico de Pompeya, declaró la arqueóloga Alberta Martellone.

“Helvium Sabinum aedilem d(ignum) r(ei) p(ublicae) v(irum) b(onum) o(ro) V(os) f(aciatis)” o “Ruego elegir a Elvio Sabino como edil, digno del Estado, es uno bueno”, dice una de las frases inscritas en un muro y realizadas sobre una capa de pintura blanca.

Se trata, explicó Martellone, de propaganda de las últimas elecciones realizadas en Pompeya antes de que esa ciudad romana fuera destruida por la erupción del volcán Vesubio en el año 79 de nuestra era.

Además, señaló, fueron encontrados varios frescos en la “Domus” (Villa) de los Delfines y un candelabro en lo que era una estancia en la Casa de Júpiter.

“Los frescos recuerdan el lujo y la refinación en que vivían los habitantes de Pompeya en el 79 después de Cristo, como el fresco de la figura mitológica del Adonis herido y otros que representan aves y pequeños animales”, dijo la experta.

También fue sacada a la luz una pequeña lavandería y, en un nivel más alto, un espacio abierto que probablemente era un jardín, con algunas anforas.

Las excavaciones de la porción septentrional de una callejuela que rodea el jardín de la Casa de las Bodas de Plata permitieron descubrir, en buenas condiciones, los restos de entre cuatro y cinco balcones que se preservaron porque cuando se derrumbaron el callejón ya estaba cubierto de material volcánico sobre el que se apoyaron.

Entre otros restos, ya presentados precedentemente a los medios, está el esqueleto del “fugitivo”, un hombre de unos 30 años que cojeaba y que, según los expertos, buscaba escapar de la erupción pero murió alcanzado por el material incandescente y rocoso que lo decapitó.

Entre sus costillas fue encontrada una bolsa en la que guardaba varias monedas de plata y bronce por un valor nominal de 86 sesterzios y medio, que en la época podía garantizar la supervivencia de una familia de tres personas hasta por 16 días.

La erupcíon del Vesubio destruyó a las ciudades de Pompeya, Herculano, Stabia y Oplontis, cuyas ruinas, que permanecieron sepultadas por cientos de años, comenzaron a ser sacadas a la luz a partir del siglo XVIII.

Responsive image
0:00
0:00

Hallan vestigios hídricos en Chapultepec, como un acueducto y 3 piscinas

México, 07 de junio/Notimex. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) anunció el descubrimiento de tres estanques lúdico-medicinales construidos en 1870, un segmento de un acueducto colonial que llevaba agua de Santa Fe al centro de la Ciudad de México y partes de dos ramales hídricos.

A raíz de las labores de salvamento y los recientes hallazgos arqueológicos en el Bosque de Chapultepec, expertos se han enfocado a completar las piezas del rompecabezas histórico de esa zona e indagar su faceta hídrica.

La arqueóloga María de Lourdes López Camacho, investigadora del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, detalló en un comunicado que los trabajos comenzaron el 15 de enero para supervisar áreas donde la Comisión Nacional del Agua (Conagua) introduciría nuevos sistemas de riego automatizado.

Esas zonas son de alto potencial arqueológico y muestra de ello es que los trabajos arqueológicos inscritos en el Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec han derivado en el hallazgo de tres importantes vestigios.

El primero es un segmento del acueducto colonial que conducía el líquido proveniente de Santa Fe hasta la actual Alameda Central; la obra de dos metros de ancho y más de tres metros de cimentación forma parte del antiguo acueducto de arcada, que inició su construcción en 1603.

Originalmente tenía 900 arcos, aunque sumó 108 cuando se amplió para transportar desde el antiguo pueblo de Santa Fe el agua delgada (más baja en minerales) que el agua gorda obtenida de los manantiales de Chapultepec. Funcionó hasta la década de 1850, cuando la última administración de Antonio López de Santa Anna ordenó su demolición.

En esta unidad de excavación, a cargo de la arqueóloga Rocío Orozco Marañón, se indaga en el sistema de cimentación para contrastarlo con otros remanentes del acueducto de Santa Fe localizados con anterioridad, además de que se ha logrado completar el trazo y su recorrido.

“El fragmento indica que después de rodear el cerro por su costado norte, el acueducto seguía en línea recta hacia lo que hoy es el Altar a la Patria, giraba a la izquierda sobre la calzada de La Verónica (actual Circuito Interior), doblaba en la calzada Tlacopan y desembocaba en la Caja de la Mariscala, localizada en el terreno que ahora ocupa el estacionamiento del Palacio de Bellas Artes”, precisó López Camacho.

Con datos del arqueólogo Eder Arias Quiroz, quien ha localizado dos ductos al norte del contenedor de Baños de Moctezuma, se ha establecido que ambos se unían poco antes de su arribo a dicha caja, que también funcionó como piscina del Antiguo Colegio Militar.

El segundo descubrimiento son partes de otros dos ramales que iban de las cajas de agua virreinales ubicadas al pie del cerro del Chapulín, cerca de la Escalera de Carlota, y llegaban al contenedor conocido como Baños de Moctezuma.

El tercer hallazgo son restos arquitectónicos de tres piscinas de 4.5 metros cuadrados cada una que, hacia 1869 y 1870, se construyeron para convertir los manantiales del Bosque de Chapultepec en baños públicos lúdico-medicinales de estilo europeo.

Su construcción fue anunciada en 1869 por publicaciones periódicas como la Revista Universal. El proyecto del empresario José Amor y Escandón, dueño del predio, consistió en instalar estas piscinas y aprovechar el cauce que el manantial seguía desde Baños de Moctezuma rumbo a los terrenos de la otrora Hacienda de la Condesa.

De acuerdo con litografías y fuentes documentales, estos baños contaron con una sección para hombres y otra para mujeres; sin embargo, tuvieron una corta presencia pues el manantial estaba próximo a su agotamiento. Para 1895, el agua que se enviaba a las pujantes colonias de San Miguel Chapultepec y La Condesa, se obtenía a través de bombas.

López Camacho afirmó que estas zonas de alto potencial han sido descubiertas desde 2009 por el Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec, bajo su coordinación, a través de investigación documental y recorridos en superficie dentro de la Primera Sección del parque urbano loca lizado en el poniente de la metrópoli.

La arqueóloga precisó que al tratarse de un salvamento arqueológico, los trabajos en este último frente se limitan al registro de características y la ubicación de límites espaciales con el fin de garantizar su protección como patrimonio cultural , así como para incluir sus datos en el Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec.

No obstante, se realizarán todavía desplantes para saber si bajo las construcciones del siglo XIX existen remanentes de alguna ocupación prehispánica.

En los trabajos de exploración en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec también han colaborado las arqueólogas Montserrat Zitlalxóchitl Ramírez Bazán, Donají Montero Guzmán, Janeth Castillo Medina y Areli Esperanza Torres Ríos.

El INAH recordó que el Bosque de Chapultepec es una geografía ligada a la historia de México, que lo mismo ha sido campo de batalla que residencia de emperadores y jefes de Estado, a la vez que punto de encuentro para miles de familias.

Responsive image
0:00
0:00

Recaban un millón de dólares para restaurar Monte Albán

Maurizio Guerrero. (Corresponsal). Nueva York, 09 de mayo/Notimex. El Fondo Mundial para los Monumentos (WMF) anunció hoy que recabó más de un millón de dólares para la restauración del sitio arqueológico de Monte Albán, dañado por los los terremotos del año pasado en el estado de Oaxaca.

Los recursos permitirán iniciar a partir del mes de julio un proyecto de restauración de 15 estructuras de Monte Albán afectadas por los sismos de septiembre, incluyendo cinco que mostraron daños severos y que requieren apuntalamiento estructural de emergencia para evitar el colapso.

El proyecto, ejecutado en asociación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), enfatizará la capacitación tanto de especialistas como de la mano de obra local dedicada a fortificar Monte Albán, la antigua metrópolis de la cultura zapoteca, creada en el siglo VI antes de Cristo.

“Ahora tenemos la oportunidad de salvaguardar uno de los sitios arqueológicos más importantes de México al tiempo que su comunidad se empodera”, explicó Joshua David, presidente y director general del WMF.

Los recursos fueron obtenidos con donaciones realizadas por personas y entidades de América del Norte, entre las que destacan la firma financiera American Express, y el exbanquero Roberto Hernández Ramírez y su esposa, Claudia Madrazo de Hernández.

En entrevista con Notimex, David subrayó que en este momento político resulta “muy inspirador que grupos de personas preocupadas por México, en ambos lados de la frontera, colaboren en un proyecto para preservar un legado para futuras generaciones”.

Lisa Ackerman, vicepresidenta ejecutiva de WMF, declaró que el proyecto de restauración física duraría alrededor de dos años, con la intención de sentar los cimientos para trabajos futuros. El proyecto comenzará con una detallada revisión geotécnica del terreno.

“La idea es reparar el sitio para que recupere su resiliencia hacia el futuro, para que resista los siguientes terremotos, y no solo para arreglar un problema visual”, indicó Ackerman. Durante la restauración el sitio en general permanecerá abierto al público.

La experta precisó que Monte Albán es el primer proyecto que emprende el WFM para restaurar los daños que los terremotos infligieron en por lo menos mil 200 edificios históricos de México.

Por su parte, Nelly Robles García, directora del proyecto arqueológico de Monte Albán de parte del INAH, afirmó que la intención de la restauración es desarrollar un “centro tecnológico de punta” para monitorear de manera constante tanto las estructuras como el subsuelo que las soporta.

En ese sentido, el proyecto consiste en “estabilizar toda la meseta de Monte Albán, que actualmente está en mucho riesgo”. El esfuerzo complementará los que ha iniciado el INAH desde el año 1999, puntualizó Robles.

El proyecto requerirá una amplia red de profesionales y de mano de obra de la región. La intención es ampliar la cifra de personas que ahora laboran en la restauración de Monte Albán, que suman actualmente entre 60 y 80 empleados.

“La idea es establecer en Monte Albán un centro de tecnología que tenga un efecto multiplicador y que eventualmente nos permita atender por lo menos los 12 sitios arqueológicos de patrimonio mundial que existen en México”, aseguró Robles.

Mientras tanto, el cónsul general de México en Nueva York, Diego Gómez Pickering, resaltó que los recursos anunciados por el WMF para la restauración de Monte Albán se suman a los esfuerzos del gobierno mexicano para rescatar el patrimonio cultural nacional.

Responsive image
0:00
0:00

Hallan vestigios prehispánicos al rehabilitar la exHacienda de Xico

México, 19 de abril/Notimex. Importantes vestigios de la expansión teotihuacana en la Cuenca de México y del dominio mexica en donde hoy se asienta la zona metropolitana de la Ciudad de México, han salido a la luz con la rehabilitación de la exHacienda de Xico.

En específico los trabajos de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en esta edificación, ubicada en el Valle de Chalco Solidaridad, a 120 kilómetros de la capital del país y donde antiguamente estaba el Lago de Chalco, han dejado al descubierto la ocupación prehispánica del Cerro del Marqués.

Los elementos arquitectónicos de élite y domésticos, entierros y distintos objetos distribuidos en ese terreno formarán parte de las colecciones de un museo de sitio proyectado en la exHacienda de Xico, informó el responsable de estas labores, Gustavo Rangel Álvarez.

En sus excavaciones los expertos de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA) han registrado pozos de saqueo; esto es porque durante el siglo pasado y aún en este XXI, muchas personas escarbaron allí motivadas por la leyenda de que el antiguo potentado de la hacienda, el asturiano Íñigo Noriega Lasso, enterró aquí un tesoro.

Genaro Amaro Altamirano, cronista tradicional del Museo Comunitario del Valle de Xico que funciona en el viejo granero de la exhacienda, relató que Noriega fue el segundo hombre más poderoso del gobierno del dictador Porfirio Díaz, el cual gobernó México más de tres décadas, entre 1876 y 1910.

Xico fue uno de los principales feudos que el español tuvo en el país, quien comenzó la desecación del Lago de Chalco para levantar un emporio agrícola y ganadero que abastecía de la mitad del maíz y de la mitad de la leche a la Ciudad de México, se precisó en un comunicado del INAH.

Amaro Altamirano refirió que la construcción de la Hacienda de Xico se extendió sobre casi 10 mil hectáreas y según muestran fuentes fotográficas, es probable que comenzara a funcionar en 1906.

Aunque la Revolución Mexicana estalló en 1910 y la guerra causó enormes estragos en la Casa Grande, actualmente las evidencias de ocupación prehispánica se localizan casi “a flor de tierra”.

Hasta 2015 empezaron las obras de rehabilitación, financiadas por el gobierno de este municipio localizado en el Estado de México, cuando la arqueóloga Adriana encabezó el rescate del interior de la casona; fue entonces cuando se descubrieron algunas estructuras teotihuacanas y entierros humanos.

Al retomarse este trabajo, el año pasado, encontraron otros elementos importantes en la ladera noroeste del cerro, entre ellos entierros infantiles con figurillas miniatura ofrendadas y una plataforma teotihuacana.

Como proyecto de salvamento arqueológico, esta labor fue retomada el 2 de enero de 2018 y se prevé que concluirá el 31 de julio, precisó Rangel Álvarez.

Lo cierto es que “las sorpresas en el Cerro del Marqués no terminan. Es un santuario para la arqueología, en cada pedazo de tierra se encuentran vestigios que abren grandes posibilidades de investigación”, abundó el especialista.

Muros en talud con su estuco original, vestigios de unidades habitacionales y de trabajo, artefactos cerámicos y de hueso como agujas, herramientas para esculpir, un conducto que surtía de agua a la exhacienda, además de restos arquitectónicos y funerarios son algunos de los hallazgos en esta zona.

La presencia de objetos elaborados en materiales de otras regiones, como alabastro, jadeíta y caracoles, podría indicar que antes de la llegada de los españoles a este territorio, los cerros del Marqués y de Xico fungieron como sitios de acopio de los tributos venidos de localidades del sureste como Tehuacán y Oaxaca, así como del actual estado de Guerrero, las costas del Pacifico mexicano y otras áreas del centro, como Morelos.

Desde la azotea de la exHacienda de Xico aún es posible advertir la importancia geográfica y el paisaje arqueológico que tuvo esta isla inmersa en el Lago de Chalco, pues también proveyó de recursos lacustres a los asentamientos de la Cuenca de México y otros más del Altiplano, incluida la gran ciudad de Teotihuacan.

Esta historia prehispánica debe ser motivo de identidad para la gente que actualmente nace y habita el municipio Valle de Chalco Solidaridad, expusieron los especialistas.

Responsive image
0:00
0:00