Etiquetas: Estación espacial


Nuevos proyectos experimentales de la Estación Espacial Internacional

México, 13 de junio/Notimex. La salud intestinal en el espacio, el agua en las plantas, hacer fármacos más eficientes, así como la formación de estructuras inorgánicas sin influencia de la gravedad de la Tierra, serán los nuevos experimentos de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Las plantas regulan su temperatura al liberar agua mediante pequeños poros en sus hojas. Si tienen suficiente líquido, la pueden mantener, pero si es insuficiente, su temperatura aumenta. Este incremento se puede medir con un sensor en el espacio.

ECOSTRESS el proyecto realizado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, que mide la temperatura de las plantas, además de usar esa información para comprender mejor cuánta agua necesitan las plantas y cómo responden al estrés.

Otro experimento es Rodent Research-7 que observará cómo el ambiente de microgravedad del espacio afecta a la comunidad de microorganismos en el tracto gastrointestinal, el cual mejorará el tratamiento de este trastorno.

El estudio también evaluará las relaciones entre los cambios del sistema, como la interrupción del ciclo sueño-vigilia y el desequilibrio de poblaciones microbianas.

Asimismo, identificará los factores que contribuyen y fomentan el desarrollo de contramedidas para proteger la salud de los astronautas durante misiones a largo plazo.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), explica que la terapia de cáncer Angiex Cancer será otro de los experimentos que se probaran en la ISS.

El proyecto examinará si las células endoteliales cultivadas en microgravedad, representan un modelo in vitro válido para evaluar los efectos de los agentes dirigidos a vasos sanguíneos normales.

Los resultados podrían crear un sistema guía para diseñar fármacos más seguros, dirigidos a la vasculatura de tumores cancerígenos y ayudar a las farmacéuticas a diseñar medicamentos dirigidos a los vasos más seguros.

Estos proyectos científicos, iniciarán en ISS el próximo 29 de junio.

 

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Nave Soyuz con tres astronautas parte a Estación Espacial Internacional

Moscú, 06 de junio/Notimex. La nave espacial Soyuz MS-09, con tres astronautas a bordo, despegó hoy desde el cosmódromo Baikonur, en Kazajistán, con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI), donde desarrollarán numerosos experimentos para la investigación contra enfermedades como el cáncer.

La misión tripulada está compuesta por el cosmonauta ruso Serguei Prokopiev de Roscosmos, el astronauta alemán Alexander Gerst de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la estadunidense Maria Auñón-Chancellor de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Se espera que la Soyuz MS-09 se acople el viernes próximo a la EEI, donde comenzarán una misión que durará hasta el 12 de diciembre, según la agencia rusa de noticias Sputnik.

Entre los experimentos que se llevarán a cabo en 16 módulos de la EEI se encuentra el estudio de enfermedades como el cáncer, el asma y la osteoporosis en situaciones de la ausencia de gravedad.

Según Gerst, “se ha descubierto que las células cancerígenas tienen un comportamiento distinto en la ingravidez”, lo que hace más interesantes estas pruebas.

Durante su misión, los astronautas también investigarán en el marco del experimento Myotonos las propiedades biomecánicas de los músculos humanos en suspensión, cuyos resultados podrían después a llegar a aplicarse a la rehabilitación de fracturas óseas.

Gerst, de 42 años, ya efectuó una misión espacial en 2014, sin embargo, Prokopiev y Auñón-Chancellor es su primer viaje que realizan al espacio.

La Estación Espacial Internacional, que está en órbita desde 1998 a una velocidad de 28 mil kilómetros por hora y en la que participan 16 países, es un centro de investigación, cuya administración, gestión y desarrollo está a cargo de la cooperación internacional.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Skylab, a 45 años del lanzamiento de la primera estación espacial de EUA

México., 11 de mayo/Notimex. El trabajo científico en órbita de la Estación Espacial Internacional no sería posible sin Skylab, primera estación espacial de Estados Unidos que este 14 de mayo cumple 45 años de haber sido lanzada al espacio.

Diseñada por Raymond Loewy, la estación no tripulada Skylab sufrió daños en su protector solar, causando el sobrecalentamiento del taller orbital, luego de su lanzamiento desde la plataforma 39A del Centro Espacial Kennedy, en 1973.

Ante la contingencia, ingenieros y científicos del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA desarrollaron un procedimiento de reparación de emergencia, lanzado 11 días después del despegue de Skylab.

De este modo, llegó la primera la tripulación con los astronautas Pete Conrad, Paul Weitz y Joe Kerwin, quienes además de realizar los trabajos de reparación, permanecieron 28 días en la estación.

Desde la ocupación humana de Skylab, el 25 de mayo de 1973 hasta el 8 de febrero de 1974, tres tripulaciones visitaron la estación espacial, la segunda estuvo 59 días en el espacio y la tercera 84.

Durante 171 días combinados en órbita, las tres tripulaciones hicieron más de 300 investigaciones para responder interrogantes sobre la Tierra, universo y vida en el espacio, explicó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

El Programa Skylab es el precursor de las nuevas investigaciones científicas y tecnológicas basadas en la microgravedad, importante para la construcción, operación y uso del diseño actual de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Los astronautas adoptaron a la estación como un hogar en el cielo, donde aprendieron que los sacos de dormir, el equipo de ejercicios y las instalaciones de la cocina estaban diseñados para funcionar en microgravedad.

La primera estación espacial de Estados Unidos también fue el mayor observatorio solar y terrestre de su tiempo, un laboratorio de microgravedad y médico.

Fisiología humana, ciencia de materiales, demostración de tecnología e incluso experimentos de estudiantes, fueron las investigaciones que se realizaron en la órbita terrestre.

La agencia espacial estadunidense considera que uno de los mayores legados científicos de Skylab, es el catálogo de observaciones astronómicas, donde destacan las hechas al Sol durante un período de actividad alta.

La estación devolvió más de 40 mil fotografías de la Tierra con datos importantes pertenecientes a industrias geográficas, forestales y oceánicas, entre otras disciplinas que se benefician de la perspectiva orbital de los astronautas.

Un área clave de investigación desde Skylab hasta la ISS es la preocupación de los científicos por la masa corporal y pérdida de densidad ósea, debido al entorno de microgravedad.

Ahora, los investigadores saben, por los estudios, que un ejercicio resistivo, sumado a una nutrición adecuada pueden mantener la densidad ósea durante vuelos espaciales de larga duración.

“Skylab dio el primer paso de los estadunidenses que viven en el espacio y hacen ciencia útil por encima de la atmósfera a distancias imposibles en el suelo y durante períodos de larga duración”, dijo el piloto de ciencia del Skylab 3, Owen Garriot.

A bordo de Skylab se demostraron experimentos de procesamiento de materiales mientras que las investigaciones continuas y avanzadas de la ISS, como estudios de coloides, han resultado en aleaciones más ligeras y fuertes, mejores medicamentos y mayor vida útil de productos domésticos.

El programa Skylab proporcionó la clave de conocimiento para el diseño y operación de la ISS, un laboratorio de clase mundial que ha permitido la investigación científica en órbita durante casi 13 años.

Fue el 11 de julio de 1979 cuando Skylab cayó sobre territorio de Australia. A 45 años de su lanzamiento, las investigaciones realizadas por Skylab y la Estación Espacial Internacional seguirán ofreciendo resultados de impacto.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Anuncian proyecto para lanzar el primer hotel espacial en 2021

Dallas, 06 de abril/Notimex. Orion Span, una compañía aeroespacial con sede en Texas y California, anunció un proyecto para colocar en órbita para finales del 2021 el primer hotel espacial, que incluirá suites privadas para dos personas, y la mayor cantidad de ventanas posibles para observar el planeta.

Por 9.5 millones de dólares, incluido un depósito inicial de 80 mil dólares, los turistas espaciales podrán hospedarse en la estación espacial Aurora Station, flotar en gravedad cero, cultivar alimentos para llevar a casa como recuerdo y observar amaneceres y atardeceres a bordo de una estación espacial durante 12 días.

El precio, considerado por la compañía cómo “accesible”, es bastante menor que lo que han pagado hasta ahora el grupo de turistas espaciales que han salido a orbitar la tierra. De 2001 a 2009, siete ciudadanos realizaron un total de ocho viajes a la Estación Espacial Internacional (ISS), pagando entre 20 y 40 millones de dólares cada vez.

“Queremos hacer que el espacio sea accesible para las personas normales con ingresos promedio”, dijo el presidente ejecutivo de Orion Span, Frank Bunger, al dar a conocer los planes de la compañía en una entrevista telefónica durante la conferencia Space 2.0 Summit en San José, California.

La Estación Espacial que se construirá en Houston, tendrá 13.2 metros de largo y 4.29 metros de diámetro. No requeriría ensamblaje o inflado al entrar en gravedad cero, y podría entrar en servicio inmediatamente.

Orion Span planea lanzarla a finales de 2021 y recibir los primeros huéspedes en 2022.

Bunger dijo que la compañía está evaluando algunos proveedores de lanzamiento diferentes, incluyendo SpaceX, Blue Origin y agencias espaciales internacionales.

Antes de salir al espacio, los huéspedes del hotel Aurora Station participarán en un programa de certificación de tres meses en un centro de capacitación de Houston que, como la estación en sí, aún no se ha construido.

Se espera que el proyecto cueste decenas de millones de dólares. Actualmente se autofinancia con dos inversores, aunque Orion Span tiene la intención de lanzar una ronda de financiación en los próximos meses.

Los planes contemplan que la Aurora Station no se limite sólo al turismo. Las agencias espaciales de todo el mundo pueden encontrar en ella una forma más asequible de acceder al espacio para desarrollar la investigación de gravedad cero y la fabricación en el espacio.

Ad
Responsive image
0:00
0:00

La estación espacial Tiangong-1 cae en el Pacífico Sur

Redacción/en Contacto Digital. México., 02 de abril de 2018. Tiangong-1, la primera estación espacial china que deambulaba sin control en el espacio conteniendo materiales tóxicos se impactó contra nuestro planeta.

El laboratorio orbital de la Administración China del Espacio (CNSA) de 8,5 toneladas de peso que perdía velocidad conforme avanzaba pudo ser monitoreado a través de sitios web como N2YO.com y Stuff in Space.

Pero este día por fin el laboratorio se desintegró casi en su totalidad al entrar en la atmósfera y al precipitarse en el océano Pacífico a miles de kilómetros al noreste de Nueva Zelanda

 

Según el comunicado la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China, el Palacio Espacial lanzada al espacio en 2011 y que concluyó su trabajo en 2016, mismo año en que perdió contacto con el control de la misión china, “la mayoría de los dispositivos del módulo fueron eliminados y destruidos durante la reentrada”.

Con información de RT / EL PAÍS

Ad
Responsive image
0:00
0:00

Estación espacial china impactará contra la Tierra entre marzo y abril

París., 07 de marzo/Notimex. La Estación Espacial china Tiangong-1 (Palacio estelar-1), un laboratorio orbital de la Administración China del Espacio (CNSA), se estrellará contra la Tierra en las próximas semanas, pero se descarta impacte zonas pobladas.

La oficina de residuos del espacio de la Agencia Espacial Europea (ESA) anunció que la estación espacial china, de 8.5 toneladas de peso y que está fuera de control, ingresará en la atmósfera terrestre entre el 29 de marzo y 9 de abril próximos.

De acuerdo con los análisis realizados por la ESA, el artefacto caerá en algún punto situado entre los 43º Norte y 43º Sur de latitud.

Esto sitúa el lugar del impacto en una vasta región en la que están España, Francia, Grecia, Portugal o Italia, así como Australia y la mayor parte del continente africano y suramericano.

Se espera que la estación espacial se desintegre en la atmósfera y que sus restos caigan en una amplia zona con forma de elipse de miles de kilómetros de largo y decenas de kilómetros de ancho.

La ESA explicó que solo será posible conocer el lugar de entrada aproximado con un día de antelación y, por tanto, qué regiones del planeta podrán presenciar el suceso.

La fecha no se puede precisar debido a la variación de la velocidad del módulo por los constantes cambios de clima en el espacio, explicó Jonathan McDowell, un astrofísico de Harvard. La velocidad actual de la estación es de seis kilómetros por semana y en octubre era de 1.5 kilómetros.

La ubicación del impacto también se desconoce, podría ser en cualquier parte del mundo, no obstante, la agencia dijo que las probabilidades de que el choque afecte a algún ser vivo, son casi nulas.

“La probabilidad de que una persona en específico sea golpeada por algún fragmento del Tiangong-1 es un millón de veces más pequeña que ganar en el Powerball”.

China notificó a la Oficina para Asuntos del Espacio de Naciones Unidas (UNOOSA) acerca de la entrada, y solicitó, a través de un organismo coordinador formado por importantes agencias como la NASA, la ESA o Roscosmos, un seguimiento internacional del aparato.

La Tiangong-1 mide 10.4 metros de longitud y está compuesta por dos cilindros de un tamaño similar: en uno se encuentra un módulo de servicio y en el otro un módulo de experimentación. Además, va equipada con dos paneles solares de tres metros de ancho y siete de largo.

El laboratorio fue lanzado el 30 de septiembre de 2011 a bordo de un cohete chino Long March 2F/G, desde el desierto de Gobi, Mongolia, y ha albergado una misión no tripulada (en noviembre de 2011) y dos tripuladas (en junio de 2012 y junio de 2013).

En todo ese tiempo, ha completado una órbita en torno al planeta cada 90 minutos.

Desde su lanzamiento, la órbita de la Tiangong-1 comenzó a decaer a causa del leve rozamiento provocado por la atmósfera, a unos 300 o 400 kilómetros de altura, tal como ocurre también con la Estación Espacial Internacional.

Por ello, el laboratorio orbital usó en ese tiempo sus propulsores para mantenerse en órbita y recuperar altitud.

Dichas maniobras mantuvieron a la estación a una altitud de 330 a 390 kilómetros de altura, pero a partir de marzo de 2016, la agencia espacial china perdió el control sobre el aparato, por causas que no han trascendido.

A mediados de enero la Tiangong-1 ya estaba a 280 kilómetros de altura, en una órbita que la llevará de forma inevitable hasta la superficie del planeta.

A diferencia de lo que ocurre con otras naves, como las cápsulas Soyuz, la Tiangong-1 no está diseñada para soportar la fricción, y por eso quedará desintegrada y esparcida por una amplia zona en el plazo de unas semanas.

Para China, la Tiangong-1 fue el primer paso para su ambicioso objetivo de tener una estación espacial permanente en el espacio en 2020.

Ad
Responsive image
0:00
0:00