Etiquetas: Guerra de Bosnia


Bosnia conmemora 23 aniversario del genocidio de Srebrenica

Sarejevo, 11 de julio/Notimex. Miles de personas se reunieron hoy en el centro conmemorativo y cementerio en Potocari, en el este de Bosnia y Herzegovina, para conmemorar el 23 aniversario del genocidio de Srebrenica, que cobró más de 800 mil vidas.

Familiares, amigos e incluso sobrevivientes recordaron y honraron a las personas de la etnia bosnia musulmana, en su mayoría hombres y niños, que fueron asesinados por las milicias serbio-bosnias en la región de Srebrenica, en julio de 1995, durante la Guerra de Bosnia.

Este año, el punto culminante de las conmemoraciones fue el entierro masivo de 35 víctimas identificadas recientemente en el Potocari Memorial Center, donde han sido sepultadas hasta ahora seis mil 610 personas muertas en le masacre.

Entre lágrimas y un largo silencio en señal de respeto de los asistentes, los ataúdes envueltos con un manto verde y la bandera de Bosnia y Herzegovina, fueron alineados para que los presentes les dieran su último adiós.

En la ceremonia, el presidente de Bosnia y Herzegovina, Bakir Izetbegovic, instó a la comunidad internacional a oponerse a cualquier negación del genocidio de Srebrenica, según reporte de la emisora B92.

“Al negar el genocidio, al no reconocer el crimen, cometen un crimen adicional contra las víctimas y sus familias. Nos insultan a todos, ponen su dedo en el ojo de un mundo civilizado, pero en esencia hacen el mayor daño a sus propias personas”, dijo Izetbegovic.

Veintitrés años después, agregó, nos preguntamos qué cantidad de odio y maldad se necesitaba para matar a un niño, al anciano, a la mujer embarazada y “¿matar a más de ocho mil niños, hombres, ancianas y mujeres en masa en solo unos pocos días?”, cuestionó.

La ideología que condujo al genocidio de Srebrenica todavía está presente, dijo el mandatario y añadió que ahora sus seguidores son más fuertes y más activos, y se niegan a reconocer el genocidio y enfrentar la verdad.

“Los criminales de guerra condenados se llaman héroes y reciben premios y reconocimiento”, indicó Izetbegovic.

En su opinión, el mandatario afirmó que Srebrenica siempre será una mancha oscura en la cara de todos los que pudieron evitar el genocidio, pero no lo hicieron.

“Al final, la conciencia del mundo civilizado se despertó. Los tribunales internacionales se enfrentaron con los horrores de asesinatos brutales, fosas comunes y el perniciosa de la ideología que lo ordenó, trajo juicios y llamó a este crimen el único nombre posible: genocidio” apuntó.

El ministro de Justicia turco Abdulhamit Gul, uno de los invitados de honor, condenó el genocidio y dijo que cualquiera que haya facilitado la tragedia en Srebrenica es “tan responsable como los actores principales”.

“En el 23 aniversario del genocidio de Srebrenica, que es una mancha negra en la historia, una vez más ofrezco mi sincera simpatía a las tristes familias de los mártires”, indicó Gul, según reporte de la agencia informativa Anadolu.

El ministro dijo que la ambición de dominación política no traerá nunca paz ni descanso a las víctimas y condenó las profundas divisiones, la incitación de conflictos entre hermanos. “Exacerbar el odio y la discriminación étnica ha causado grandes penas a la humanidad y ha tenido un gran precio”, dijo.

La masacre de Srebrenica también fue recordada este miércoles por los países miembro de la Unión Europea (UE), a través de una declaración conjunta, en la que afirmaron que el genocidio evoca algunos de los momentos más oscuros de la humanidad.

“Expresamos nuestras condolencias a los sobrevivientes ya las familias y amigos de quienes han sufrido y perdido la vida. Esta conmemoración nos recuerda a uno de los momentos más oscuros de la humanidad y la historia europea moderna, y nuestra responsabilidad de evitar que vuelva a ocurrir otra atrocidad de este tipo”, indicó.

Más de ocho mil hombres y niños musulmanes bosnios fueron asesinados luego de que las fuerzas serbobosnias atacaron el “área segura” de Srebrenica en julio de 1995, a pesar de la presencia de tropas holandesas encargadas de actuar como fuerzas de paz internacionales.

Srebrenica fue asediada por las fuerzas serbias que intentaban arrebatar el territorio a los musulmanes y croatas de Bosnia para formar su propio estado.

El Consejo de Seguridad de la ONU declaró a Srebrenica “zona segura” en la primavera de 1993. Sin embargo, las tropas serbias dirigidas por el general Ratko Mladic, que ahora enfrenta cargos de genocidio en La Haya, invadieron la zona.

Responsive image
0:00
0:00

Policía holandesa investiga ingreso de veneno en audiencia en Corte de La Haya

  • Paljak falleció la tarde del miércoles a los 72 años de edad en un hospital cercano al TPIY
  • Todavía no podemos decir cuál fue esa sustancia, asevera portavoz de Fiscalía

La Haya, 30 de noviembre/Notimex. La Policía holandesa inició hoy una investigación para determinar cómo ingresó el veneno a la sala de audiencia del Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia (TPIY), con el que la víspera se quitó la vida el criminal de guerra croata Slobodan Praljak.

[down]

“La Policía está a cargo de la investigación sobre el suicidio de Praljak”, informó este jueves Vincent Veenman, portavoz de la Fiscalía holandesa, al confirmar el inicio de una investigación oficial sobre la muerte del excomandante de las fuerzas croatas durante la guerra de Bosnia.

Paljak falleció la tarde del miércoles a los 72 años de edad en un hospital cercano al TPIY de la ciudad de La Haya, después de “beber veneno” durante una audiencia de apelación en la Corte Internacional de la ciudad, que ratificó su sentencia de 20 años de cárcel.

Poco después de escuchar que había perdido su apelación, el exgeneral declaró: “Slobodan Praljak no es un criminal de guerra”. Luego bebió de una pequeña botella de vidrio marrón y anunció: “He tomado veneno”, narró la víspera el portavoz de la Corte, Nenad Golcevski, al confirmar la muerte.

“Todavía no podemos decir cuál fue esa sustancia”, dijo Veenman este jueves en declaraciones a la prensa, tras señalar la prioridad de las autoridades holandesas es determinar cómo ingreso una sustancia tóxica a un tribunal internacional de alta seguridad.

Cómo Praljak obtuvo el veneno es hasta ahora un misterio, indicó el vocero de la fiscalía, al resaltar que todos los visitantes al TPIY deben pasar por controles de seguridad similares a los de un aeropuerto, según un reporte de la cadena holandesa Dutch News.

En este sentido, Peter Robinson, un abogado del criminal de guerra serbio bosnio, Radovan Karadzic, quien también fue juzgado por la Corte dijo que no podía entender cómo alguien podría haberle pasado veneno a un prisionero.

“Pasamos por dos controles de seguridad cuando visitamos a los detenidos. Por dos detectores de metales. No puedes traer bebidas, ni siquiera una botella de agua o Coca Cola. Todo se registra antes de entrar”, indicó.

El abogado recordó que siembre que visitó la Corte vio a Praljak con su familia, en una habitación contigua, en la que no hay guardias de seguridad para dar privacidad al encuentro entre los acusados y sus familiares y que cuándo los visitan médicos, siempre necesitan de un permiso especial y son supervisados.

De acuerdo con los protocolos de seguridad de la Corte internacional es muy probable que Praljak haya sido conducido a la sala de audiencia por una unidad de detención del TPIY, que lo tuvo que haber registrado antes de ingresar, por lo que no es inconcebible que haya ingresado con una botella.

El portavoz de la Fiscalía holandesa confirmó que el Instituto Forense Holandés (NFI) llevará a cabo una autopsia del cuerpo de Praljak para llevar a cabo la investigación toxicológica y revelar la causa real de su muerte.

En tanto, algunos croatas de Bosnia realizaron vigilias de oración durante la madrugada de este jueves en la Plaza de Mostar para recordar a un hombre al que consideran un héroe, mientras que el Parlamento de Croacia guardó un minuto de silencio en su honor.

Praljak fue declarado culpable en 2013 por el TPIY de crímenes de lesa humanidad cometidos al mando de las fuerzas croatas de Bosnia, durante la guerra (1992-1995), por lo que fue sentenciado a 20 años de cárcel.

De acuerdo con el dictamen del TPIY, el exgeneral croata no hizo ningún esfuerzo “serio” para evitar que sus soldados acorralaran a los musulmanes en el verano de 1993, los ataques contra miembros de organizaciones internacionales y la destrucción del histórico Puente Viejo y mezquitas de Mostar.

El suicidio de Praljak no fue el primero durante los juicios de La Haya, ya que el sospechoso de crímenes de guerra de los serbios croatas, Slavko Dokmanovic, se ahorcó en su celda en 1998 y su colega croata serbio Milan Babic se suicidó en 2006.

Responsive image
0:00
0:00