Etiquetas: INAH


Recupera PGR pinturas consideradas monumentos históricos

Adriana Muñoz Cabrera. Veracruz, Ver., 17 de octubre de 2018. El agente del Ministerio Público de la Procuraduría General de la República (PGR), adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF), ubicó y recuperó ocho pinturas consideradas monumentos históricos, propiedad de una iglesia ubicada en la localidad de Tenextepec, municipio de Perote, Veracruz.

Con los datos recabados en la investigación de delitos cometidos contra el patrimonio cultural de la nación, la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra el Ambiente y Previstos en Leyes Especiales (Ueidaple) inició la indagatoria luego de que en abril de 2004, varias personas entraron a robar a la iglesia de San Antonio de Padua.

De acuerdo con la Ueidaple, fueron sustraídas ocho pinturas con la técnica de óleo sobre tela, con diferentes representaciones religiosas, de aproximadamente 174 centímetros de altura por 110 de largo cada una, las cuales están catalogadas como obras de arte sacro.

Luego de años de investigación, personal de la PGR, con apoyo de la Policía Federal, recuperó, aseguró y remitió las obras para su dictaminación, guarda y custodia por parte del instituto correspondiente de la protección y salvaguarda de bienes culturales.

Posteriormente, peritos especializados en bienes muebles del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) determinaron la autenticidad de los ocho lienzos, establecieron la época de manufactura y que el lugar de procedencia de los bienes corresponde al templo de San Antonio de Padua, ubicado en la localidad de Tenextepec (considerado como inmueble histórico por determinación de ley).

Debido al notable avance de deterioro en que se encontraban los lienzos, a principios de 2017 se inició su proceso de restauración por parte de peritos especializados. Posteriormente, se determinó que ya restauradas, las figuras serán reintegradas al lugar de donde fueron sustraídas, para darles el destino legal correspondiente.

Responsive image
0:00
0:00

Museo de Arte de Phoenix exhibirá tesoros arqueológicos de Teotihuacán

México, 04 de octubre/Notimex. La magna exposición Teotihuacan: city of water, city of fire, integrada por más de 200 objetos arqueológicos, descubiertos durante las exploraciones de las pirámides del Sol, de la Luna y de la Serpiente Emplumada, se presentará en el Museo de Arte de Phoenix, en Arizona, a partir del 06 de octubre.

La muestra examinará a La Ciudad de los Dioses a partir de los paralelismos entre la antigua vida urbana de la Mesoamérica precolombina y las ciudades contemporáneas, informó el Instituto Nacional de Antropología (INAH) mediante un comunicado.

Se trata de la primera exposición a gran escala en Estados Unidos sobre Teotihuacán en más de 20 años y está organizada por la Secretaría de Cultura y el INAH, en conjunto con el Museo de Artes del Condado de Los Ángeles y el Museo de Young de San Francisco, donde se presentó a finales del año pasado.

Contemporánea de la antigua Roma, la ciudad de Teotihuacán alcanzó su máximo esplendor en el año 400 antes de Cristo y fue uno de los lugares más grandiosos e importantes del mundo; actualmente es el sitio arqueológico más visitado de México y forma parte de la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1987.

Entre los objetos que podrán apreciar los visitantes destacan los fragmentos de murales de la colección del Fine Arts Museus of San Francisco (FAMSF), en conjunto con otros que vienen del mismo complejo residencial de Teotihuacán.

En 1986, el FAMSF repatrió un número de murales como parte de un acuerdo con el INAH, y estableció un programa colaborativo de conservación y exposición.

Junto a los murales se exhibirán objetos monumentales y rituales de las tres pirámides, así como obras de cerámica y esculturas en piedra halladas en las antiguas áreas habitacionales de la ciudad, donde vivía gente procedente de diversas partes de México.

“En su época, Teotihuacán fue una civilización sin rival, y presenta muchos paralelismos con nuestra cultura contemporánea que nos ayudan a reimaginar un fenómeno casi universal de la humanidad, que es hacer ciudades”, dijo el curador de la exposición Matthew H. Robb.

El también curador principal del Museo Fowler de la Universidad de California en Los Ángeles recordó que ese sitio fue una ciudad en el sentido moderno de la palabra, un lugar donde una población multiétnica se fue agrupando conducida por las mismas fuerzas e ideas sociales, religiosas y económicas.

“Teotihuacán fue una civilización que se adelantó a su tiempo, y algunas de las lecciones que hemos aprendido de estos objetos podrían aplicarse perfectamente a nuestra situación contemporánea”, afirmó.

El equipo arqueológico, dirigido por investigadores mexicanos, trabajó en las pirámides principales e incluyó a especialistas internacionales, como los profesores del Laboratorio de Investigaciones sobre Teotihuacán, de la Escuela de la Evolución Humana, y el Cambio Social, de la Universidad Estatal de Arizona.

Desde la última exposición de piezas de Teotihuacán en los años 90, esos especialistas han llevado a cabo descubrimientos significativos.

Al reunir objetos de varias excavaciones e invitar a los visitantes a entender el contexto de sitios específicos dentro de la ciudad, Teotihuacan: city of water, city of fire ofrece una oportunidad única de aprender más sobre un lugar trascendental en el paisaje histórico y cultural de las Américas.

A lo largo de la exposición, el museo trabajará en conjunto con la ASU y su profesorado de primera categoría para crear programas participativos para todas las edades, con la finalidad de aumentar la experiencia en torno a estos tesoros arqueológicos del patrimonio mundial, en exposición en el estado de Arizona por primera vez, donde permanecerá hasta el 19 de enero de 2019.

Responsive image
0:00
0:00

Escuela Nacional de Antropología e Historia celebra su 80 aniversario

México, 29 de septiembre/Notimex. La Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), institución que ha contribuido a la docencia de la antropología en México y en América Latina, conmemora su 80 aniversario con la publicación de una colección editorial que reúne las reflexiones de varios autores.

El material es también un homenaje a una institución de gran tradición y reconocimiento dentro de los estudios superiores antropológicos e históricos en América, cuyo objetivo es difundir los conocimientos aprendidos y generados, poniéndolos no sólo al alcance de los especialistas, sino de la sociedad en su conjunto, informó el INAH a través de un comunicado.

En el marco de la XXIX Feria Internacional del Libro de Antropología e Historia (FILAH), Diego Prieto Hernández, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), recordó los inicios de este centro educativo dentro del Departamento de Antropología de la Escuela de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), organismo hermano del INAH que nació también en el gobierno de Lázaro Cárdenas.

Prieto Hernández evocó los días en que el Museo Nacional de Antropología alojó a varias generaciones de estudiantes, antes de mudarse a su sede definitiva al sur de Ciudad de México, a un costado de la Zona Arqueológica de Cuicuilco.

Tras calificar a la ENAH como “el gran proyecto de la antropología mexicana”, el titular del INAH expuso: Los ideales posrevolucionarios llamaban a forjar patria como una unidad; hoy, en el siglo XXI, México es considerado en su Carta Magna como una nación pluricultural, cuyo sustento se encuentra en sus pueblos indígenas, Sin embargo, “el reto es construir la idea de esta nación diversa étnica, lingüística y culturalmente.

“La ENAH tiene ahora la tarea de armar ese mapa, lo que también requiere repensar su razón de ser. Lo cierto es que pese a la existencia desde hace 40 años de otras instituciones académicas que incluyen carreras de este carácter en su plan de estudios, la ENAH está llamada a permanecer a la vanguardia en los estudios de antropología e historia a nivel mundial”, expresó el antropólogo Diego Prieto.

Por su parte, la doctora Julieta Valle, directora de la ENAH, sostuvo que actualmente en la institución que dirige se desarrollan siete programas de licenciatura y cinco posgrados, los cuales se adaptan a la realidad nacional.

Lo anterior, dijo, queda comprobado al impartirse la especialidad de antropología forense, “la única en un país rebasado por casos de desapariciones y el hallazgo de fosas clandestinas”.

Durante la presentación de esta colección, Valle se refirió al origen de la colección y sostuvo que fue pensada como “una arqueología de las publicaciones estudiantiles, títulos de autores que ahora son un referente, difíciles de conseguir y emblemáticos, de ahí la pertinencia de su reimpresión”.

Algunos de los libros que integran la Colección ENAH 80 años son: Arqueología y sociedades antiguas, de Roger Bartra; La antropología de los mundos, de Marc Augé; Mesoamérica, de Paul Kirchhoff; Difusión cultural del Museo Nacional de Antropología, de Fernando Cámara Barbachano, y Juan Pérez Jolote, de Ricardo Pozas.

Responsive image
0:00
0:00

Baluarte de Santiago será reabierto este año, confirma INAH

Adriana Muñoz Cabrera. Veracruz, Ver., 19 de septiembre de 2018. Este mismo año será inaugurado el Baluarte de Santiago al cual únicamente le faltan detalles para ser abierto nuevamente al público, confirmó el delegado federal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Veracruz, Julio Ignacio Martínez de la Rosa.

Dijo que la obra prácticamente está concluida y pronto podrán reabrir.

La obra se realizó por la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) con una inversión de siete millones de pesos.

Es la última de este tipo que se hizo en este año, subrayó la autoridad federal.

Responsive image
0:00
0:00

Expertos mitigan deterioro de frisos en zonas arqueológicas de Campeche

México, 17 de septiembre/Notimex. Los frisos en estuco modelado y policromado localizados en las zonas arqueológicas de Becán y Balamkú, en el sur de Campeche, fueron sometidos a acciones de conservación emergente.

El grupo multidisciplinario de siete especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) llevó a cabo esos trabajos para atenuar los procesos de degradación ocasionados por el clima tropical de la región.

En los frisos se distinguen personajes de alto rango, gobernantes y ancestros con rasgos antropomorfos y ricamente ataviados con insignias e indumentaria asociada al poder.

Los expertos desarrollaron herramientas de registro que permiten dar seguimiento al estado de conservación de los elementos pictóricos y escultóricos que están en las zonas arqueológicas del estado abiertas al público, con lo que se puede establecer su nivel de degradación.

La restauradora Diana Arano mencionó que se registra la iconografía, la paleta cromática, el estado de conservación y las intervenciones previas. “Hacemos un informe escrito, dibujos, fotografías y modelos 3D realizados por fotogrametría que muestran a detalle cómo se encuentran los vestigios arqueológicos”.

En la reciente temporada, que concluyó en agosto, de acuerdo con un comunicado, se efectuó conservación emergente en los frisos de la Estructura X de Becán y de la Subestructura 1 A Sub de Balamkú.

El friso de Becán, cuyas dimensiones son de 2 metros de base por 2.30 metros de alto, presenta una problemática particular debido a que lo protege un ventanal de vidrio, que fue innovador en los años noventa del siglo pasado, pero que con el paso del tiempo se ha comprobado científicamente que promueve altas temperaturas que contribuyen a su deterioro.

Explicó que el aumento de temperatura ocasiona que la humedad interna del edificio se transporte hacia la superficie del estuco en busca de un frente de evaporación. Las sales disueltas se cristalizan en los poros y en la superficie propician la ruptura y, en consecuencia, la pérdida del estuco y de la pintura.

“Esta situación nos ha llevado a dar atención emergente cada año, realizando procesos como fijar fragmentos, consolidar elementos con agua y lechada de cal; en el caso de Becán, desde hace dos años se aplica una ‘capa de sacrificio’ (mortero de cal y polvo de piedra) sobre el material original, para evitar que las sales cristalicen y no se desprendan los materiales constitutivos.

El friso de Balamkú, localizado en la Subestructura 1-A Sub, se encuentra en mejores condiciones de conservación. Aún tiene 85 por ciento de capa pictórica y es un ejemplar excepcional. Fue liberado hace 20 años y los mecanismos de degradación son menos complejos que los de Becán, sólo en el extremo derecho se ha desprendido la pintura”.

En su relieve están representados personajes de alta jerarquía y gobernantes ataviados con insignias e indumentarias asociadas al poder, como piel de jaguar, joyas de cuentas de jade y tocados, quienes renacen de la montaña a través de las fauces abiertas de grandes reptiles y anfibios barrigones, imitando el movimiento ascendente del dios solar y del dios maíz.

En ese caso, los trabajos de conservación incluyeron limpieza superficial, consolidación con agua de cal, desalinización y aplicación de resanes de protección, y no ha habido necesidad de colocar “capa de sacrificio”, abundó Diana Arano.

Responsive image
0:00
0:00

INAH prepara libro por los 500 años de Veracruz (+Audio)

Escucha el audio:

Adriana Muñoz Cabrera. Veracruz, Ver., 10 de septiembre de 2018. El titular del Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Veracruz, Julio Ignacio Martínez de la Rosa, dio a conocer que el próximo año, el instituto deberá tener lista la primera edición del libro de la historia de la fundación de Veracruz en sus primeros 500 años.

El lanzamiento del libro será coordinado entre el INAH y la Fundación 500 años cuya presidenta honoraria es la señora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, informó.

“Habrá una fusión de dos gobiernos, el tema de los 500 años es prioridad, es un compromiso presidencial vaya y bueno en términos del país yo supongo que es importantísimo, es básico que se siga trabajando el tema de los 500 años que yo creo que va a ser (…), algo muy importante que todavía no conozco y que desde la ciudad de México habrán de dar nuestras autoridades del INAH, habrán de darnos lineamientos para seguir”, destacó.

El INAH esperará a ser convocado por la Fundación 500 años, para realizar los avances sobre el tema.

“Estamos tratando de concluir un texto donde los investigadores del INAH, más de 20 investigadores, cada uno en su campo, aporta y escribe un tema sobre los 500 años, es decir desde su perspectiva, puede ser arqueológica, puede ser histórica, antropológica, cultural y como son especialistas que han estado estudiando desde hace tiempo, nosotros consideramos que es importante la aportación que están haciendo ellos, ese es uno de los grandes rubros en los cuales participamos nosotros”, destacó.

Finalmente, destacó que aunque no son proyectos exprofeso hechos por la Fundación de los 500 años de esta ciudad y puerto, también se están desarrollando otros a la par como La ruta de Cortés donde recientemente se encontraron restos subacuáticos de lo que aparentemente fueron sus naves.

Responsive image
0:00
0:00

Secretaría de Cultura programa actividades por primer aniversario de sismos de 2017

México, 07 de septiembre/Notimex. La Secretaría de Cultura, encabezada por María Cristina García Cepeda, ha programado varias actividades para informar sobre la restauración de bienes históricos afectados por los movimientos telúricos del año pasado y difundir información en torno a los efectos de fenómenos naturales de este tipo al patrimonio nacional.

Otros objetivos específicos de esta dependencia federal son reflexionar acerca de lo que implicó estos fenómenos, además de destacar las labores de salvaguarda, intervención, reparación y rescate de 450 inmuebles y 41 zonas arqueológicas en el país, explicó en un comunicado.

En su agenda destacan el estreno de la primera parte del documental En recuperación y la transmisión por el Canal 22 de un especial de noticias dedicado a los trabajos realizados por sus especialistas en muy variadas disciplinas, como arqueólogos, antropólogos, historiadores, arquitectos y restauradores.

Del 11 al 13 de septiembre de desarrollará el Encuentro Internacional de Protección del Patrimonio Cultural ante Desastres Naturales, coordinado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y al que asistirán expertos provenientes de Estados Unidos, Chile y Puerto Rico, entre otras naciones.

Habrá también dos concursos nacionales: de narración breve y de fotografía, ambos organizados por el INAH, así como un certamen de dibujo y pintura infantil coordinado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Para el público en general será presentado el libro Sismos y patrimonio cultural. Testimonios, enseñanza y desafíos, 2017 y 2018 que reúne los análisis de especialistas como Roberto Meli, Alejandro Aravena, Xavier Cortés, Federico Reyes Heroles, Francisco Serrano, Bolfy Cottom y Mónica Lavín, el cual servirá para la formación de estudiantes, académicos e interesados en el tema.

En la explanada del Palacio de Bellas Artes será estrenada una obra coreográfica; en diferentes recintos culturales habrá talleres y conferencias sobre estos temas, al tiempo que Radio Educación difundirá una serie de programas especiales agrupados en el tema “Sismos y patrimonio cultural, realidades y desafíos”.

Responsive image
0:00
0:00

Reparados, 450 inmuebles y 41 zonas arqueológicas tras sismos de 2017

México, 06 de septiembre/Notimex. Un total de 450 inmuebles y 41 zonas arqueológicas han sido restaurados por completo, como parte del Plan Maestro organizado para salvaguardar, intervenir, reparar y rescatar los bienes arquitectónicos y artísticos afectados por los sismos ocurridos en 2017, informó la Secretaría de Cultura.

La dependencia federal recordó en un comunicado que a raíz de los movimientos telúricos que sacudieron al país hace un año, dos mil 340 bienes inmuebles y cinco mil 789 muebles de once estados de la Repúblicas tuvieron daños.

De esos más de dos mil edificios estropeados, las autoridades registraron daños severos en 431, moderados en mil 19 y con daños menores en 890; los casos más graves se suscitaron en aquellos incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Entre ellos los 14 monasterios franciscanos ubicados en las faldas del volcán Popocatépetl, el Centro Histórico de Xochimilco, en la capital del país, y otros en las ciudades de Oaxaca, México y Puebla.

Los encargados de aplicar este Plan Maestro son la Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, en colaboración con los tres niveles de Gobierno, grupos comunitarios, instituciones académicas, asociaciones religiosas, organismos privados e instancias internacionales.

Entre las primeras acciones que se tomaron fue levantar un censo de daños, verificarlos con mil 100 especialistas distribuidos en 48 brigadas y destinar recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para garantizar la seguridad de las personas, además de prevenir estropicios más graves.

En este esfuerzos fueron analizados templos, conventos y capillas virreinales y del siglo XIX, además de museos, zonas arqueológicas y obras vernáculas de valor artístico. Los participantes hallaron daños sobre todo en retablos, órganos, campanas, mobiliario histórico, pinturas de caballete, murales, vitrales, portones, decoraciones de argamasa, yeserías y elementos escultóricos en fachadas.

Paralelamente se lanzó la convocatoria Intégrate a la restauración del patrimonio cultural, con el objetivo de sumar a estudiantes, profesionistas, académicos y universidades a los trabajos de recuperación.

También gestionó los recursos de la Póliza del Seguro contratado por el INAH y se visitaron más de dos mil 500 inmuebles con ajustadores para certificar los daños; conformaron un Comité Técnico-Científico para analizar los problemas de mayor complejidad técnica y se integró un Comité Ciudadano con reconocidos miembros de la sociedad civil para dar continuidad y transparencia al proceso de restauración.

La primera fase se hizo de octubre 2017 a marzo de 2018, con acciones emergentes de apuntalamiento y salvaguarda, valoración de los daños, creación del esquema de financiamiento y la conclusión de los primeros trabajos de restauración.

Actualmente se desarrolla la segunda etapa, de abril a noviembre de 2018, en la cual se asignan fondos para la totalidad de los trabajos; se definen las propuestas de intervención para todos los inmuebles, elaboran proyectos de mayor complejidad y se finalizan tanto los trabajos menores, como parte de los moderados.

En tanto que de diciembre de este año al mismo mes de 2020 está previsto que terminen los trabajos de restauración, como última parte de este plan con el cual

México recuperará su esplendor

La Secretaría de Cultura también precisó que de los 50 inmuebles del país declarados Monumento Artístico, únicamente siete requirieron acciones de restauración: el Antiguo Palacio Postal sufrió desprendimiento de acabados en fachadas que ya fueron reparadas.

En el Banco de México (Banxico), en su fachada posterior sobre el Callejón de la Condesa, se observó el desprendimiento parcial en un fragmento de la cornisa y los acabados de cantera.

En la Secretaría de Salud, el INBA autorizó trabajos para reparar las fuentes debido a que, con los sismos, se generaron filtraciones, mientras que en el Monumento a la Revolución se intervinieron afectaciones menores como el desprendimiento de materiales en algunas juntas.

El Museo Nacional de Arte tuvo daños moderados, entre los cuales el desprendimiento de un pináculo del remate central en la fachada, así como de materiales y algunas fisuras en muros interiores.

Mientras que la Columna de la Independencia presentó desplazamientos en sillares del fuste y algunas grietas interiores por torsión en el cilindro metálico; el Instituto de Ingeniería, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), revisa actualmente un proyecto de rehabilitación y restauración que cuenta con la atención del Fonden y la supervisión del INBA.

Más trabajos requieren los murales del llamado Conjunto SCOP, en las instalaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que resultaron seriamente afectadas en los temblores del año pasado, aunque el Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) del Instituto Nacional de Bellas Artes ya lo atendía desde 1985.

Las áreas técnicas del INBA (Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble) y el Cencropam han recibido, desde febrero de 2018 hasta la fecha, diversos envíos relacionados con el eventual desmontaje y resguardo de la obra mural que decora sus fachadas.

En este sentido el próximo lunes 10 de septiembre se llevará a cabo una mesa interdisciplinaria e interinstitucional con la participación de esa secretaría, el INBA, la Dirección de Patrimonio Cultural Urbano de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del Gobierno capitalino y la delegación Benito Juárez.

En Chiapas se supervisaron los trabajos en el Templo de Santa Lucía y aseguraron el Museo de la Ciudad, ambos en San Cristóbal de las Casas, además de intervenir el ExConvento de Santo Domingo y el templo de San Lorenzo, en la comunidad de Zinacantán

Una de las entidades más afectadas por los sismos del mes de septiembre es Puebla, donde se han evaluado, asegurado e intervenido recintos como el templo de Nuestra Señora de los Gozos, ya restaurado en 95 por ciento, y la parroquia de San Sebastián Mártir, reparada en su totalidad.

El Templo y Convento de la Merced, fundado en 1612, requirió una intervención mayor, mientras que el Templo de San Miguel, en el barrio de Tianguisnáhuatl, en San Pedro Cholula y cuyo campanario sufrió un colapso, ha sido rescatado a 90 por ciento.

En cuanto a los bienes muebles de valor artístico, especialistas del INBA revisaron 682 obras murales en 76 sitios de la Ciudad de México y los estados de Tlaxcala, Morelos, México, Guerrero, Oaxaca y Chiapas; algunos solo tuvieron fisuras, como Epopeya del pueblo mexicano, pintado por Diego Rivera en Palacio Nacional, y otros de José Clemente Orozco y George Biddle, en la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya fueron reparados.

Ha habido trabajos de velados preventivos en los murales Historia de Morelos, Conquista y Revolución, de Diego Rivera, en el Museo Regional Cuauhnáhuac, de Morelos), así como La historia de Tlaxcala y su contribución a lo mexicano, de Desiderio Hernández Xochitiotzin, que se puede apreciar en el Palacio de Gobierno de Tlaxcala.

Como respuesta al interés mostrado por las comunidades, se impartieron cursos a los habitantes, mayordomos, párrocos y feligreses para elaborar el registro correcto y los conocimientos básicos de conservación preventiva, además de publicar de maneras impresa y digital el Manual de Conservación Preventiva.

La comunidad internacional también se solidarizó con México: la Unesco envió expertos y destinó recursos para la restauración del Antiguo Conjunto Conventual de Nuestra Señora de la Asunción, en Tochimilco, Puebla, mientras que la Unión Europea desplegó una misión de especialistas españoles en materia de protección civil con experiencia en edificios patrimoniales.

El Gobierno de Francia ofreció adoptar la restauración de dos inmuebles en Xochimilco y Puebla, mientras que la Universidad de Roma III brindó apoyo para la elaboración de proyectos de restauración en inmuebles de Morelos.

Personalidades como el rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza y el empresario José Antonio Fernández, además, hicieron una importante donación para restaurar cuatro inmuebles en Atlixco, Puebla.

La Secretaría de Cultura, encabezada por María Cristina García Cepeda, añadió en su comunicado que, como propuso el Comité Ciudadano, creó una plataforma digital con información sobre inmuebles afectados.

Allí se puede consultar los avances en el proceso de restauración, videos, infografías, boletines y cápsulas informativas que ponen al alcance de la población los procesos de recuperación, datos históricos de los bienes y su relevancia histórica y cultural. Los interesados pueden consultarla en la página https://restauracionpatrimonio.cultura.gob.mx/

Responsive image
0:00
0:00

Expertos preparan excavaciones en zona arqueológica de Durango

México, 03 de septiembre/Notimex. La zona arqueológica La Ferrería, ubicada a unos siete kilómetros al sur de la ciudad de Durango, será explorada en el cuarto trimestre del año por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y estudiantes de arqueología de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Cindy Sandoval Mora, responsable del proyecto de investigación y conservación del sitio prehispánico, indicó que el INAH ha explorado diversos sitios en el valle de Guadiana, pertenecientes a la cultura chalchihuites, cuya temporalidad es de 600 a 1350 A.C., entre ellos La Ferrería, por su extensión de 52 hectáreas, y el centro donde se reunían los chalchihuites para hacer sus ceremonias.

De acuerdo con la arqueóloga, en ese sitio se han hallado vestigios de que hubo una larga y continua ocupación humana, como lo han constatado investigaciones realizadas en la región desde la década de 1930 por los arqueólogos Alden Mason, Charles Kelley y Arturo Guevara.

A partir de 2013 el Proyecto de Investigación y Conservación de la Zona Arqueológica La Ferrería (Picof), en sus inicios bajo la dirección del arqueólogo José Luis Punzo y actualmente a cargo de Sandoval Mora, ha aportado nuevos datos y dado continuidad a estudios de varias décadas sobre dicha cultura.

Desde 2017 el Picof se ha centrado en la exploración de una edificación cuadrangular, adosada a un patio abierto con escalones y terrazas, donde las fuertes lluvias de años recientes han provocado un proceso de deslave que dejó al descubierto nuevos materiales arqueológicos como la Casa Escalonada.

La excavación de la Casa Escalonada tiene como objetivo rescatar los elementos en peligro de perderse al quedar a la intemperie y explorar una casa habitación que data de 900 a 1350 d.C., que marca el espacio donde habitaban los chalchihuiteños.

En un comunicado, se informó que en la temporada 2018, prevista de octubre a noviembre, se explorarán las áreas este y sur de la edificación, donde los arqueólogos hallaron un cuerpo arquitectónico colindante que aún está oculto por la vegetación y tierra del cerro, que será explorado.

También se estudiará una edificación de forma circular, ubicada en la parte más alta del cerro, donde las lluvias dejaron al descubierto restos óseos humanos, que en esta temporada se rescatarán mediante un pozo de sondeo arqueológico.

Sandoval Mora explicó que se trata de un entierro sui generis para el sitio, porque hasta ahora se habían localizado dentro de las estructuras, pero éste se encuentra fuera de la edificación, cerca de los escalones.

El programa de trabajo 2018 también prevé el estudio en laboratorio de los objetos recién hallados: análisis de lítica (puntas de proyectil) y cerámica (olla), así como brindar asesoría y autorización a dos estudiantes de la UAZ para efectuar análisis de fechamiento y fitolitos (mineralización biológica de origen vegetal) en muestras obtenidas del sitio.

El INAH tiene identificadas y registradas todas las estructuras que se asientan dentro de las 52 hectáreas que comprende el sitio, de las que sólo 22 hectáreas están abiertas al público.

En esa área de 220 mil metros cuadrados se ha hecho investigación y conservación, pero restan 30 hectáreas por estudiar.

 

Responsive image
0:00
0:00

Confirma el INAH autenticidad del Códice Maya de México

México, 30 de agosto/Notimex. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) confirmó la legitimidad del Códice Maya de México, antes conocido como Códice Grolier, que data del periodo Postclásico temprano y aseguró que se trata del manuscrito mesoamericano legible más antiguo conocido hasta hoy.

En conferencia de prensa, Diego Prieto, su titular, indicó que el documento que se encuentra entre los libros más raros del mundo y hallado en el estado de Chiapas en la década de los 60, es un “documento prehispánico, auténtico que nos remite al universo simbólico de la cultura maya”.

Luego de un estudio multidisciplinario realizado por investigadores encabezados por José Antonio Ortiz Lanz, en 2017, y coordinado por Sofia Martínez del Campo y Baltazar Brito Guadarrama, resolvieron las incógnitas labradas en torno a él, y concluyeron que el documento es legítimo.

“Se trata de uno de los pocos códices prehispánicos que hay en el mundo y uno de los pocos códices mexicanos que hay en este país”, declaró el titular del INAH, quien dio a conocer que el documento será resguardado por la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia en el Museo Nacional de Antropología (MNA).

La historia de este documento resultó una polémica, fue encontrado en una cueva en la década de los 60 y adquirido por el coleccionista Josué Sáenz, y en 1971 se presentó en la exposición Ancient Maya Calligraphy en el Club Grolier de Nueva York, de donde tomó su nombre.

Durante años, especialistas y académicos discutieron su legitimidad, aludiendo de que se trataba de un documento apócrifo, un códice impreso sobre papel prehispánico con semejantes escrituras y materiales con los que los mayas trabajaban en su época.

Diego Prieto indicó que las primeras dudas que despertó el documento en los años 60 se debieron al desconocimiento de su contexto de origen, y agregó que, tras exhibirse en Nueva York, despertó polémica entre la comunidad académica, debido a la apariencia y singularidad de su contenido que guardan tanto similitudes como diferencias con los códices mayas de Madrid, el Dresde y el de París, los códices hasta ahora reconocidos como mayas.

Para la investigadora del INAH, Sofía Sánchez el Campo, la originalidad del documento, “aporta una nueva lectura del contenido iconográfico ritual, aporta unas fechas rituales en las que se pudo utilizar el documento y confirma que el estilo del códice es original, no es apócrifo ni mucho menos una reproducción elaborada con base en otros manuscritos u objetos prehispánicos”.

Consideró que el análisis de materiales al documento tras el estudio, aporta la identificación del azul maya y la grana cochinilla, en el sentido de que al practicarse varias técnicas científicas de análisis, los resultados son complementarios.

“Es decir, no se usó una sola técnica que nos diga y quedara duda, sino que se ven reforzadas las técnicas aplicadas por los investigadores”, dijo.

En su oportunidad, Baltazar Brito Guadarrama, director de la Biblioteca Nacional de Antropología, reveló que el códice culturalmente aporta una nueva lectura al mundo maya.

“Es fundamental que solo conocemos cuatro códices mayas y este sería el primero o el cuarto por ser el más antiguo. Aporta un gran conocimiento para la arqueonomía, porque nos da un aspecto desconocido y se confirma todo lo dicho sobre los movimientos de Venus”, refirió

En ese sentido, el INAH dio a conocer la realización del simposio El Códice Maya de México, antes Grolier, con el objetivo de difundir los resultados obtenidos durante el estudio multidisciplinario realizado en 2017.

A celebrarse este jueves y viernes en el Museo Nacional de Antropología, participarán casi una veintena de especialistas, quienes ahondarán en los estudios realizados y abarcarán los antecedentes históricos, el análisis de la técnica de manufactura, su estado de conservación y los deterioros sufridos a lo largo de su historia por casusas externas.

Incluido un ataque de insectos; la identificación de pigmentos y colorantes mediante diversas técnicas científicas; el estudio antropofísico de las figuras representadas y el análisis del estilo; la iconografía y el contenido ritual.

En ese marco, se anunció que el 27 de septiembre se llevará a cabo la exposición El Códice Maya de México en el marco de la XXIX Feria Internacional del Libro de Antropología e Historia (FILAH), que tendrá lugar del 27 de septiembre al 07 de octubre en el MNA.

Responsive image
0:00
0:00