Etiquetas: La divina ilusión


Teatro ‘Helénico’ recibe nueva temporada de ‘La Divina ilusión’

México, 13 de febrero/Notimex. El escándalo que protagonizó la actriz de teatro francesa Sarah Bernhardt (1844-1923) a principios del siglo XX en la ciudad de Quebec, da vida al drama La divina ilusión, que anoche inició temporada en el Teatro Helénico, en el sur de esta ciudad.

Bajo la dirección y traducción de Boris Schoemann, el montaje del dramaturgo Michel Marc Bouchard (1958) no es una biografía de quien era considerada a menudo la mejor actriz de todos los tiempos, sino un pasaje de una de sus giras, en este caso, en Quebec, Canadá.

Cuando Sarah Bernhardt debutó en Quebec, en noviembre de 1905, la Iglesia, que ostentaba un poder determinante en su sociedad repudió la presencia de la actriz.

El arzobispo de la ciudad, Louis-Nazaire Bégin conminó a sus feligreses a no acudir a las funciones que la Bernhardt tenía programadas en la Academia de Música de Montreal, por considerarlas inmorales.

En ese viaje, La divina Sarah presentó cuatro montajes, entre ellos, su versión de Adrienne Lecouvreur, de Eugène Scribe y Ernest Legouvé, sobre una joven que es abusada sexualmente.

“A partir de lo que se da cuenta del oscurantismo, del poder religioso, del hecho de que el obispo prohíba a sus feligreses que vayan a verla, entonces ella desata todo un escándalo, dándose cuenta de todos los males de la sociedad de aquella época, del oscurantismo por lo principios del capitalismo que obligan a mujeres y niños a trabajar en fábricas insalubres, por darse cuenta de los abusos a niños y jóvenes en el seminario”, dijo Schoemann a Notimex.

En el montaje, Sarah Bernhardt se presenta a dos jóvenes seminaristas: Michaud, hijo de “buena” familia y entusiasta del teatro, y Talbot, un joven enigmático proveniente de una familia pobre.

Ambos, están a cargo de comunicar a La divina Sarah que ni ella ni su teatro son bienvenidos por la Iglesia católica. Mientras los dos jóvenes se van involucrando en su mundo, sus vidas cambiarán para siempre a partir de su encuentro con la diva teatral.

Gracias a la presencia de Sarah, Michaud se da cuenta que equivocó de vocación y toma el camino de las letras y la dramaturgia, gracias a la intervención de La Divina.

“Es ella quien se involucra con estos personajes, ella es quien llega a su ciudad, los que están ahí desde el principio son ellos. Y entendemos que ha habido un abuso de alguna forma en un seminario y de eso poco a poco nos vamos enterando”, agregó Schoemann

En la obra que presenta siete escenas y que combina la comedia y el drama, participan 11 actores, todos ellos, liderados por el talento de Pilar Boliver, quien da vida a la famosa Divina.

“No se rinde homenaje a nadie, sólo se trata de una obra completamente contemporánea, y se sirve de un personaje histórico Sarah Bernhardt; el homenaje es al teatro, a su figura, y es tanto criticando como alabando todas las bellezas y durezas del propio teatro.

“Es un montaje que presenta los acontecimientos de manera clara y te hace ver que todo es criticable; el chiste es tener autocritica para poder denunciar los males y vicios de una sociedad, estén en el poder, la iglesia o el teatro”, concluyó.

La divina Ilusión, obra ganadora del segundo periodo de los Premios Cartelera 2018, estará en cartelera hasta el próximo 16 de abril.

Sarah Bernhardt era hija de una familia judía de origen holandés, aunque fue bautizada y educada en la religión católica por disposición de su padre en el testamento. Se formó en el monasterio de Grands Champs, en Versalles, en cuyo pequeño teatro comenzó a actuar en funciones colegiales.

Estudió interpretación en el Conservatorio de París desde 1858, por consejo del duque de Morny, y fue discípula de Prevost y Samson. Allí obtuvo el segundo premio de comedia y tragedia al acabar sus estudios.

Se la llamó “Reina de la postura y princesa del ademán”. Entre sus excentricidades se cuentan sus viajes en globo, algunas pantomimas que representó o el hecho de que se mandó construir un lujoso ataúd, forrado de terciopelo violeta, que siempre iba con ella y en el que se acostaba con frecuencia.

Alta y delgada, de ojos oscuros y una inmensa presencia escénica, independiente y culta, dominó la escena francesa durante 40 años. 

Responsive image
0:00
0:00

Compañía Los Endebles ofrece función a beneficio de damnificados

  • La respuesta fue buena, sobre todo de jóvenes que acudieron al llamado
  • La divina ilusión es una fábula que se desarrolla en un seminario
México, 27 de septiembre de 2017/Notimex. Bajo la dirección de Boris Schoemann, la compañía Los Endebles y Petit Teatro ofrecieron anoche una función especial de La divina ilusión, de Michel Marc Bouchard, a beneficio de los afectados por el sismo del 19 de septiembre pasado.
[down]

La convocatoria fue hecha por La Capilla para que la gente que quisiera apoyar a la gente en desgracia, tras el sismo de 7.1 grados del 19 de septiembre pasado, lo hiciera a cambio de un boleto para la función.

La respuesta fue buena, sobre todo de jóvenes que acudieron al llamado, llevando material de curación, toallas húmedas, pañales y productos no perecederos, que se sumara al acopio en el que anoche también participaron los integrantes de la puesta en escena Medusa, en la Sala Novo del mismo recinto. 

La velada contó con las actuaciones de Pilar Boliver, Miguel Conde, Miguel Corral, Dalí González, Gabriela Guraieb, Olivia Lagunas, Constantino Moran, Carmen Ramos, Servando Ramos, Eugenio Rubio y Mahalat Sánchez, quienes ofrecieron su actuación como una forma de contribuir a aliviar, con lo que ellos saben hacer, la situación derivada del sismo.

La divina ilusión es una fábula que se desarrolla en un seminario, donde dos jóvenes muestran sus aspiraciones, de los cuales uno se inclina por el arte escénico, gracias a su ídolo la divina Sarah Bernhardt, y el otro su búsqueda por la justicia.

A través de diálogos sencillos, pero ocurrentes y naturales, el elenco logró que el público riera y por un momento se olvidara de la situación de emergencia que aún se vive en varias zonas de la ciudad y del país.

La puesta en escena inicia en el mes de diciembre de 1905, en Quebec, donde un joven seminarista en búsqueda de éxtasis dramático, dedica su primera obra a su ídolo, la divina Sarah, la cual, tal como un as de luz intempestivo, acaba de llegar a su ciudad sombría, donde se le prohibe actuar.

El montaje escénico está inspirado en dos declaraciones explosivas que la actriz Sarah hizo durante su visita a la ciudad, una sobre los atrasos intelectuales y artísticos de la nación y otra sobre la importancia del arte en la sociedad.

La temporada de la puesta en escena La divina ilusión se presenta en el Teatro La Capilla, del 4 de septiembre al 21 de noviembre, los lunes y martes a las 20:00 horas.

Responsive image
0:00
0:00

Llegará a La Capilla ‘La divina ilusión’, de Michel Mark Bouchard

  • Se estrenará en México el próximo lunes 04 de septiembre
  • Las obras del escritor 'tocan' al público mexicano, consideró el Director

Enrique Guerrero Flores (Especial). México, 30 de agosto/Notimex. La llegada de la actriz francesa Sarah Bernhardt (1844-1923) a Quebec, en 1905, es el hilo conductor de La divina ilusión, un montaje de  Michel Mark Bouchard, que aborda la tensa relación entre la iglesia y el teatro, y que se estrenará en México el próximo lunes 04 de septiembre en La Capilla.

[down]

La trama toma como base el suceso real de la llegada de esta afamada actriz a la citada provincia canadiense, para desarrollar la historia de dos jóvenes seminaristas, Michaud y Talbot, uno hijo de ministro y otro de familia humilde, que son comisionados a comunicar a la actriz que no es bienvenida por la Iglesia, el encuentro los involucra en el mundo de ella, cambiando sus vidas.

En entrevista con Notimex, el director y adaptador Boris Schoemann señaló que el montaje de Bouchard habla de la importancia del teatro en la sociedad, a partir de despertar conciencias para expresarse.

“Hay una especie de mezcla mágica entre el drama que sucede, un manejo de la alta comedia negra y un sentido del humor muy preciso, que hace alterar la obra entre momentos dramáticos y momentos cómicos”, comentó el director.

Schoemann dirige la compañía Los Endebles, con la cual ha montado siete obras del dramaturgo quebequense, incluida la que la da el nombre a la compañía creada en el 2000. “Las obras de Michel Mark Bouchard tocan mucho al público mexicano, al corazón, la mente y otros ámbitos”, explicó.

Afirmó que no hubo complicación alguna al momento de adaptar el texto, debido a que, entre otras cosas, mantiene un trato directo con el autor, quien ha presenciado todos los montajes realizados por Los Endebles en este país.

De hecho, dijo, es posible que venga Bouchard, aunque tiene mucho trabajo y está de viaje constantemente, así que deseó que el próximo año haya otra temporada para que sea más factible contar con él el año entrante.

A estrenarse el próximo lunes, La divina ilusión es la primera vez que se monta en español, sobre ello el adaptador comentó que no ha visto la puesta en escena en su idioma original.

“La dramaturgia es la que me inspira, el texto mismo me lleva a la escenificación y no una primera visión plástica en mi cabeza, no una imposición”, declaró.

El elenco está conformado por Pilar Boliver, quien interpreta a la actriz Sarah Bernhardt, Dalí González y Eugenio Rubio interpretan a Michaud y a Talbot respectivamente, también participan Miguel Conde, Miguel Corral, Gabriela Guraieb, Olivia Lagunas, Constantino Moran, Carmen Ramos, Servando Ramos y Mahalat Sánchez

“(Pilar) está fascinada de hacer un personaje tan místico, Sarah era una gran actriz, fue la primera que realizó giras mundiales, la llegan a ver hasta en los ranchos de Estados Unidos donde no hablaban nada de francés, la llegaban a ver porque era un fenómeno”, refirió.

Para Schoemann, la obra sirve para recordarnos que del pasado al día de hoy no ha cambiado tanto y que hay problemáticas que siguen existiendo por las creencias y la ideología; pero también es una manera de hablar sobre el poder del teatro.

“El poder del teatro es poder invitar a un dialogo entre las generaciones, entre la gente misma, a partir de descubrir un hecho estético e intelectual, que te toca la mente y el corazón, y permite destaparte y cuestionarte a ti mismo”, agregó.

Responsive image
0:00
0:00