Etiquetas: Memoria


Ejercicios mentales de alta complejidad pueden prevenir Alzhaimer

México., 13 de marzo/Notimex. Los juegos complejos, las actividades difíciles y todo lo que genere un reto mental ayuda a fortalecer la memoria y prevenir enfermedades como el Alzhaimer, señaló el investigador del Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Federico Bermúdez Rattoni.

En entrevista, el especialista en Neurobiología de la Memoria explicó que las terapias o ejercicios mentales mejoran la plasticidad neuronal, coadyuvando a prevenir o retrasar el desarrollo de las demencias o el Alzhaimer.

“La memoria se puede mantener con ejercicios, por ejemplo, con estar leyendo novelas complejas, tocar un instrumento, aprender nuevos idiomas y estar constantemente retando al sistema nervioso a través de actividades cognitivas, pero de preferencia complejas”, precisó.

El experto aseguró que en la actualidad también existen técnicas avanzadas como la optogenética, la cual permite manipular circuitos no sólo para fortalecer la memoria sino para modificarla, aunque muchos de estos trabajos aún mantienen una aproximación experimental.

Además, expuso que para entender la memoria es indispensable conocer el cerebro, así como entender las causas genéticas para entender mejor los padecimientos que deterioran el funcionamiento cognitivo.

“Hay muchos factores de riesgo para perder la memoria, no necesariamente se trata de la muerte neuronal. O como en el caso del Alzhaimer que también aparece por diversos factores como la predisposición genética, pero que hemos visto que hay gemelos donde uno desarrolla la enfermedad y el otro no”, expuso.

En este sentido, reconoció que aún faltan muchos estudios por realizar y que por ello instituciones internacionales, así como el Instituto de Fisiología Celular, buscan trabajar para entender mejor el comportamiento del cerebro.

Bermúdez Rattoni participó en la conferencia “La fuerza del olvido. Neurobiología de la Memoria”, dentro de las actividades de la Semana Mundial del Cerebro que lleva a cabo la UNAM.

“Son muy poco entendidos los programas de investigación que tenemos del cerebro, de tal manera que esta es una semana que en México y en el mundo nos dan la oportunidad de difundir el conocimiento de las actividades que estamos realizando en torno a este órgano”, finalizó.

Responsive image
0:00
0:00

Politécnica estudia molécula que evita daños neuronales por alcoholismo

México., 12 de enero de 2018/Notimex. Una investigadora del Instituto Politécnico Nacional (IPN) estudia la molécula denominada resveratrol que mejora la memoria a corto plazo y evita daños neuronales causados por el alcoholismo.

La investigación inédita que realiza la maestra en ciencias Claudia Rebeca Mendoza Pérez como parte de su tesis doctoral en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), corroboró que el alcohol disminuye la longitud y la arborización de las dendritas (prolongaciones ramificadas que salen del cuerpo de una neurona por las que reciben y transmiten los impulsos nerviosos de otras neuronas).

Asesorada por los científicos Fidel de la Cruz López y Gonzalo Flores Álvarez, de la ENCB y de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), respectivamente, la estudiante de doctorado busca algún compuesto que mejore el deterioro neuronal.

El resveratrol es un polifenol antioxidante que mejora el sistema inmunológico y, debido a que el alcoholismo disminuye las defensas, Mendoza Pérez comenzó a experimentar con la molécula.

Al aplicar pruebas conductuales a las ratas verificó el aumento de longitud de las dendritas en las regiones del hipocampo y del giro dentado (ambas se localizan en el lóbulo temporal del cerebro).

En un comunicado, indicó que a nivel mundial existen estudios que evalúan la función del compuesto en distintos padecimientos, entre ellos cáncer y la Enfermedad de Alzheimer, pero hasta el momento no existen investigaciones que valoren su efecto en alteraciones causadas por alcoholismo.

La maestra consideró importante comprobar la hipótesis de que el antioxidante aminora los daños neuronales causados por el consumo de alcohol, realizar el reporte científico correspondiente y, de esa manera, contribuir a restaurar la memoria de personas con el padecimiento.

En el experimento intoxicó a las ratas con alcohol durante 30 días y, a la par, entrenarlas para reconocer distintos objetos; después de ese periodo los animales enfermos fueron incapaces de identificar el cuerpo con el que mantuvieron contacto permanente y en los sanos no se observó esa conducta.

“Las ratas alcohólicas mostraron mayor movimiento e hiperactividad que las sanas, además observamos que cuando necesitan la sustancia etílica se les eriza el pelo y algunas veces se tornan agresivas”, agregó.

Por su parte, el doctor Fidel de la Cruz López indicó que otro proyecto completará los estudios; ahora investigarán en cerebelos humanos de personas fallecidas por alcoholismo las variaciones morfológicas en neuronas, lo cual ayudará a explicar los cambios motores en las personas alcohólicas.

Consideró que con base en esos análisis básicos se podrán establecer más adelante las sustancias que podrían contrarrestar el daño producido por el alcohol.

Responsive image
0:00
0:00

Deterioro de memoria incidental inicia desde joven, revela estudio

Guadalajara, 12 de diciembre/Notimex. El deterioro de memoria incidental (almacenamiento de datos no intencional) inicia en etapas jóvenes, señaló la investigadora del Centro de Investigación Biomédica de Michoacán (CIBIMI) del Instituto Mexicano del Seguro de Social (IMSS), María Esther Olvera Cortés.

La especialista reveló los resultados de su investigación en el marco de las festividades del 40 Aniversario del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del IMSS en Jalisco.

Detalló que de acuerdo con su estudio La memoria incidental es muy sensible, su deterioro empieza a ocurrir después de los 40 años, en los adultos maduros podemos influir para detectar los cambios.

Durante su presentación denominada Deterioro de la memoria viso-espacial incidental e intencional durante el envejecimiento, comentó que el estudio abarcó a personas en dos rangos de edad, de 18 a 24 años y 45 a 65 años.

Indicó que para obtener los resultados se utilizó únicamente papel y lápiz y una serie de ejercicios o test que incluyeron laberintos que requerían hacer uso de la memoria para recordar en que posiciones se encontraban determinados objetos.

Manifestó que en los resultados de este análisis se pudo saber que la escolaridad no fue un factor determinante.

“Nos interesaba ver los años de estudio para ver que correlación tenía, porque la mayoría de pruebas cognitivas tienen que ver la escolaridad, aquí la mayoría eran universitarios, pero teníamos algunos de secundaria y preparatoria”, expuso.

Destacó que algunos de los resultados al evaluar la memoria incidental arrojaron que nueve de 17 participantes presentaron buen desempeño.

Resaltó que en los criterios de inclusión en el grupo de 45 a 65 años se eligieron a personas que no tuvieran diabetes o hipertensión o de ser así que estuvieran controlados, que no presentaran ninguna alteración neurológica y que no se mantuvieran bajo tratamiento farmacológico durante la aplicación de los test.

“En una siguiente etapa del estudio se busca determinar las conexiones que existen en la corteza pre frontal del cerebro durante el proceso de la memoria para conocer cómo se comunica el sistema cerebral al hacer esta función”, concluyó.

Responsive image
0:00
0:00

Internet se está apoderando de la memoria humana, sostiene estudio

memoria vs intenretLos Angeles, 24 de agosto/Notimex. La creciente dependencia a la tecnología y el fácil acceso a Internet afecta nuestros procesos de pensamiento y de resolución de problemas, la memoria y el aprendizaje, reveló un estudio publicado en la revista Memory.

Investigadores de la Universidad de California, Santa Cruz y la Universidad de Illinois descubrieron que “la descarga cognitiva”, o tendencia a confiar en cosas como Internet como una ayuda a la memoria, aumenta después de cada uso.

Podríamos pensar que la memoria es algo que sucede en la cabeza pero cada vez más se está convirtiendo en algo que sucede con la ayuda de agentes externos como computadoras y teléfonos inteligentes.

“La memoria está cambiando. Nuestra investigación muestra que a medida que utilizamos Internet para apoyar y extender nuestra memoria nos volvemos más dependientes de ella”, explicó el doctor Benjamin Storm.

Agregó que mientras que antes tratábamos de recordar algo por nuestra cuenta, “ahora parece que dependemos de la Internet”.

Los investigadores Benjamin Storm, Sean Stone y Aaron Benjamin llevaron a cabo experimentos para determinar nuestra probabilidad de utilizar una computadora o un teléfono inteligente para contestar preguntas.

Los resultados revelaron que la mayoría de los participantes utilizó Google para resolver las preguntas posteriores, y muy pocos confiaron en su memoria.

El 30 por ciento de los participantes que consultó Internet no pudo siquiera intentar responder a una sola pregunta simple con la memoria.

En un mundo donde la búsqueda de la información está con un simple click, la necesidad de recordar hechos triviales, figuras y números se está convirtiendo inevitablemente menos necesaria para la vida cotidiana.

Responsive image
0:00
0:00