Etiquetas: NASA


Lista misión GRACE-FO de la NASA para estudios del agua

México, 20 de mayo/Notimex. Monitorear los cambios en capas de hielo y glaciares, almacenamiento de aguas subterráneas y superficiales, son algunos de los objetivos de la próxima misión GRACE-FO de la Adminsitración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglás en inglés).

El lanzamiento que consta de dos satélites gemelos está programado para este martes 22 de mayo, y entre otros propósitos también estará rastrear el movimiento del agua de la Tierra y cambios en la masa de la superficie en todo el planeta.

Asimismo, la cantidad de agua en grandes lagos y ríos, cambios en el nivel del mar y las corrientes oceánicas proporcionarán una visión global integrada de cómo el ciclo del agua y el balance energético de la Tierra han evolucionado.

GRACE-FO continuará el legado de GRACE, y contará con el apoyo del Centro de Investigación Alemana para las Geociencias (GFZ, por sus siglas en inglés).

Esta nueva misión está diseñada para medir los cambios en la atracción gravitatoria que resultan de las modificaciones en la masa de la Tierra. Más del 99 por ciento de la atracción gravitatoria media del planeta “azul”, no cambia de un mes a otro.

Lo anterior se debe a que proviene de la masa de la Tierra sólida en sí misma, su superficie e interior, y rara vez se mueve o lo hace manera lenta.

Por su parte, el agua se desplaza de forma continua por todas partes: cae la nieve, las corrientes oceánicas fluyen, el hielo se derrite, destacó la NASA en su página de Internet.

Conforme los satélites gemelos GRACE-FO orbiten alrededor de la Tierra, uno tras otro, los cambios en la masa modifican la distancia entre ambos de forma ligera muy ligeramente.

Los resultados se analizarán para crear mapas globales mensuales de los cambios y la redistribución de la masa de la Tierra cerca de la superficie.

“El agua es fundamental para cada aspecto de la vida en la Tierra: para la salud, la agricultura, para mantener nuestra forma de vida”, dijo el director del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés), Michael Watkins.

“GRACE-FO proporciona una forma única de medir el agua en muchas de sus fases, lo que nos permite administrar los recursos hídricos de manera más efectiva”, sostuvo el director científico de GRACE-FO.

Las plantas extraen agua del suelo en sus raíces, la cual usan para crecer, si no hay suficiente, la sequía resultante puede impactar los suministros locales de agua, la agricultura regional e incluso los precios internacionales de los alimentos.

Los satélites gemelos medirán de forma directa los cambios globales en el agua almacenada bajo tierra en los acuíferos más grandes del mundo, tarea que inició por primera vez GRACE, destaca la NASA.

“Cuando el agua está bajo tierra, es imposible observar directo desde el espacio. No hay imagen que pueda tomar o el radar puede rebotar en la superficie para medir los cambios en esa profundidad del agua”, apuntó Watkins.

“Pero tiene masa, y GRACE-FO es casi la única forma que tenemos de observarlo en grandes escalas. Del mismo modo, el seguimiento de los cambios en la masa total de las capas de hielo polar también es muy difícil, pero GRACE-FO esencialmente pone una -escala- debajo de ellos para rastrear sus cambios a lo largo del tiempo”, abundó.

Responsive image
0:00
0:00

Misión a Mercurio será la más ambiciosa y costosa de Europa

México, 19 de mayo/Notimex. El Museo de Ciencias presentó el proyecto BepiColombo, la primera misión espacial europea a Mercurio para explorar el planeta con una aeronave que será lanzada en octubre de este año y llegará en 2025.

Se trata de una misión conjunta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Japonesa de Exploración Espacial (JAXA), que consiste en dos módulos orbitantes que realizarán una completa exploración de Mercurio.

El prototipo que está en el Museo de Ciencias -que es visitado por tres millones de personas cada año- es del mismo tamaño del original.

Mide 6.3 metros de altura con unas alas que se extienden hasta 30 metros cuando están en su máxima capacidad. Contiene paneles solares que generarán la energía eléctrica que requiere la misión.

Además, cuenta con un Modelo Termal Estructural que resistirá la vibración durante el lanzamiento y las temperaturas extremas de Mercurio.

La nave es capaz de resistir temperaturas que oscilan entre los 190 grados bajo cero hasta los 400 grados centígrados -suficiente para derretir plomo o aluminio.

El prototipo del museo muestra las capas de material aislante que fueron cosidas a mano y que protegerán a los instrumentos electrónicos de la intensidad solar una vez que se acerque al planeta -el más pequeño del sistema solar y el más próximo al sol.

La misión no solo es la más ambiciosa sino la más costosa de la ESA con un presupuesto de 1.4 mil millones de euros (unos mil 600 millones de dólares).

El científico de la ESA, Mark McCaughrean, señaló a Notimex que esta misión tiene como objetivo estar muy cerca de Mercurio y estudiar el planeta completo a diferencia de las dos misiones de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA) de los años 70.

“Es una misión mucho más complicada tecnológicamente hablando. De hecho son tres naves espaciales, así que cuando lleguemos a Mercurio las tres aeronaves se van a desprender y trabajar en la órbita de Mercurio para hacer estudios científicos”, dijo.

El primero de los orbitadores será el encargado de fotografiar y analizar el planeta y el segundo investigará la magnetosfera.

La directora de Observación de la Tierra y Ciencia de la compañía francesa Airbus, Matilde Royer Germain, aseguró que más de 80 empresas, incluida Airbus, colaboran en esta misión espacial.

“Más de 11 años de desarrollo y de pruebas fueron necesarios para lograr esta pieza maestra de tecnología. BepiColombo es el resultado de años de cooperación entre 83 compañías de 16 países europeos y Japón”, afirmó la ejecutiva.

La temperatura de la superficie de Mercurio puede alcanzar hasta 430 grados centígrados y la radiación del sol es 10 veces más fuerte que en la Tierra.

Esto significa que el equipo que transporta la nave y los 11 instrumentos a bordo deben mantenerse a temperaturas por debajo de los 50 grados centígrados.

El viaje a Mercurio tomará siete años, ya que la nave tendrá que hacer vuelos de reconocimiento alrededor de la Tierra, Venus y Mercurio para reducir la velocidad de la nave espacial.

La misión fue bautizada en honor al científico italiano Giusseppe “Bepi” Colombo, cuyas investigaciones sobre Mercurio contribuyeron a la misión de la NASA Mariner 10 en 1973.

Responsive image
0:00
0:00

Telescopio espacial Hubble muestra inusual imagen de galaxia espiral

México, 16 de mayo/Notimex. El telescopio espacial Hubble tomó una imagen de una galaxia espiral, la cual se observa como un bastón brillante que divide en dos a la bóveda celeste.

La galaxia, denominada NGC 1032, ubicada a 100 millones de años luz en la constelación de la Ballena, no se ve como todas las espirales porque, desde la Tierra, el disco de gas, polvo y estrellas se ven casi de canto.

Hubbe es un telescopio de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio y la Agencia Espacial Europea, NASA y ESA, por sus siglas en inglés, respectivamente.

La instantánea también muestra un puñado de galaxias esparcidas alrededor de la franja de NGC 1032. Algunas de estas se encuentran orientadas de frente o en ángulos inclinados, lo que facilita la observación de sus brazos espirales y brillantes núcleos.

De acuerdo con la ESA, las orientaciones proporcionan una gran cantidad de detalles sobre los brazos y sus núcleos, pero comprender de manera completa la estructura tridimensional de una galaxia requiere de una vista de borde.

Lo anterior ofrece a los astrónomos una idea general de cómo se distribuyen las estrellas en toda la galaxia, les permite medir la altura del disco y el núcleo brillante lleno de estrellas.

Responsive image
0:00
0:00

Skylab, a 45 años del lanzamiento de la primera estación espacial de EUA

México., 11 de mayo/Notimex. El trabajo científico en órbita de la Estación Espacial Internacional no sería posible sin Skylab, primera estación espacial de Estados Unidos que este 14 de mayo cumple 45 años de haber sido lanzada al espacio.

Diseñada por Raymond Loewy, la estación no tripulada Skylab sufrió daños en su protector solar, causando el sobrecalentamiento del taller orbital, luego de su lanzamiento desde la plataforma 39A del Centro Espacial Kennedy, en 1973.

Ante la contingencia, ingenieros y científicos del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA desarrollaron un procedimiento de reparación de emergencia, lanzado 11 días después del despegue de Skylab.

De este modo, llegó la primera la tripulación con los astronautas Pete Conrad, Paul Weitz y Joe Kerwin, quienes además de realizar los trabajos de reparación, permanecieron 28 días en la estación.

Desde la ocupación humana de Skylab, el 25 de mayo de 1973 hasta el 8 de febrero de 1974, tres tripulaciones visitaron la estación espacial, la segunda estuvo 59 días en el espacio y la tercera 84.

Durante 171 días combinados en órbita, las tres tripulaciones hicieron más de 300 investigaciones para responder interrogantes sobre la Tierra, universo y vida en el espacio, explicó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

El Programa Skylab es el precursor de las nuevas investigaciones científicas y tecnológicas basadas en la microgravedad, importante para la construcción, operación y uso del diseño actual de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Los astronautas adoptaron a la estación como un hogar en el cielo, donde aprendieron que los sacos de dormir, el equipo de ejercicios y las instalaciones de la cocina estaban diseñados para funcionar en microgravedad.

La primera estación espacial de Estados Unidos también fue el mayor observatorio solar y terrestre de su tiempo, un laboratorio de microgravedad y médico.

Fisiología humana, ciencia de materiales, demostración de tecnología e incluso experimentos de estudiantes, fueron las investigaciones que se realizaron en la órbita terrestre.

La agencia espacial estadunidense considera que uno de los mayores legados científicos de Skylab, es el catálogo de observaciones astronómicas, donde destacan las hechas al Sol durante un período de actividad alta.

La estación devolvió más de 40 mil fotografías de la Tierra con datos importantes pertenecientes a industrias geográficas, forestales y oceánicas, entre otras disciplinas que se benefician de la perspectiva orbital de los astronautas.

Un área clave de investigación desde Skylab hasta la ISS es la preocupación de los científicos por la masa corporal y pérdida de densidad ósea, debido al entorno de microgravedad.

Ahora, los investigadores saben, por los estudios, que un ejercicio resistivo, sumado a una nutrición adecuada pueden mantener la densidad ósea durante vuelos espaciales de larga duración.

“Skylab dio el primer paso de los estadunidenses que viven en el espacio y hacen ciencia útil por encima de la atmósfera a distancias imposibles en el suelo y durante períodos de larga duración”, dijo el piloto de ciencia del Skylab 3, Owen Garriot.

A bordo de Skylab se demostraron experimentos de procesamiento de materiales mientras que las investigaciones continuas y avanzadas de la ISS, como estudios de coloides, han resultado en aleaciones más ligeras y fuertes, mejores medicamentos y mayor vida útil de productos domésticos.

El programa Skylab proporcionó la clave de conocimiento para el diseño y operación de la ISS, un laboratorio de clase mundial que ha permitido la investigación científica en órbita durante casi 13 años.

Fue el 11 de julio de 1979 cuando Skylab cayó sobre territorio de Australia. A 45 años de su lanzamiento, las investigaciones realizadas por Skylab y la Estación Espacial Internacional seguirán ofreciendo resultados de impacto.

Responsive image
0:00
0:00

NASA publica nueva foto de atmósfera dinámica de Júpiter

México., 10 de mayo/Notimex. La nave espacial Juno de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) capturó una imagen durante su doceavo sobrevuelo cercano a Júpiter, la cual muestra una tormenta anticiclónica de forma oval blanca llamada WS-4.

La instantánea tomada el 1 de abril, expone la naturaleza dinámica del cinturón templado en el norte del planeta gigante gaseoso, explica en su página electrónica la NASA.

Al momento de tomar la fotografía Juno se encontraba a seis mil 577 kilómetros de la parte superior de las nubes del quinto planeta del sistema solar, a 35.6 grados de latitud norte.

La imagen fue creada por la científica ciudadana Emma Walimaki, a través del uso de los datos de la cámara JunoCam.

De manera reciente, la agencia espacial estadunidense reveló una fotografía tomada por Juno en donde se observa la mancha roja de Júpiter, así como sus áreas turbulentas.

La NASA explica que la Gran Mancha Roja de Júpiter se hace más alta conforme reduce su tamaño.

“Las tormentas son dinámicas, y eso es lo que vemos con la Gran Mancha Roja; cambia constantemente de tamaño y forma, y sus vientos cambian también”, declaró la investigadora Amy Simon.

Responsive image
0:00
0:00

NASA lanza nueva misión interplanetaria para conocer el origen de Marte

Los Ángeles, 05 de mayo/Notimex. Un cohete Atlas 5 despegó esta mañana desde la base militar Vandenberg, al noroeste de esta ciudad, transportando la nave espacial InSight, que llevará a cabo una misión de dos años para hacer un estudio más a fondo sobre el origen del Planeta Rojo.

El lanzamiento fue el primero realizado desde la costa oeste desde que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) envió a Marte la misión Curiosity en 2011, transportando un vehículo terrestre del mismo nombre.

La nueva misión, con participación de Francia y Alemania, estudiará la corteza interior de Marte para entender mejor cómo fue que el planeta de formó, y profundizar el entendimiento sobre el origen de la Tierra.

Para llevar a cabo esta tarea, InSight dependerá primariamente de un sismómetro fabricado por la agencia espacial francesa CNES, y un instrumento que medirá los flujos de calor desde la corteza interior del planeta, construido por la Agencia Aeroespacial Alemana DLR, ambos con un costo de 180 millones de dólares.

La misión interplanetaria, con un costo de mil millones de dólares, requerirá 171 días antes de llegar a Marte, su residencia permanente, para llevar a cabo el estudio.

La nave descenderá en la zona conocida como Elysium Plantia, en la parte norte del planeta, muy cerca de donde el vehículo terrestre Curiosity continua su actividad de reconocimiento del terreno.

Antes de poder iniciar sus labores, la nave InSight requerirá dos meses para desplegar todos sus instrumentos, incluyendo el brazo mecánico donde descansa su sismómetro, con que podrá investigar la capa inferior de la superficie marciana.

Ayudada de la sonda HP3, realizará una perforación de cinco metros para poder detectar la actividad al interior de la corteza marciana en busca de las pistas que permitan revelar los secretos sobre el origen del séptimo planeta más pequeño del sistema solar.

Responsive image
0:00
0:00

NASA captura imagen de compañero superviviente de supernova

México., 01 de mayo/Notimex. El Telescopio Espacial Hubble de la NASA capturó la primera imagen de un compañero superviviente de la explosión de una supernova, a 40 millones de años luz de la Tierra, la cual fue observada hace 17 años por los astrónomos.

El fenómeno se registró en la galaxia NGC 7424, en la constelación de la Grulla, donde la instantánea es la evidencia más convincente de que algunas supernovas se originan en sistemas de doble estrella, destacó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

“Sabemos que la mayoría de las estrellas masivas están en pares binarios. Muchos de estos pares binarios interactuarán y transferirán gas de una estrella a la otra cuando sus órbitas los acerquen”, dijo el autor principal del estudio, Stuart Ryder.

El compañero de la estrella progenitora de la supernova no era ajeno a la explosión. Este desvió casi todo el hidrógeno de la envoltura estelar de la estrella condenada, región que transporta la energía desde el núcleo de la estrella a su atmósfera.

Millones de años antes de que la estrella principal se convirtiera en supernova, el robo de la compañera creó una inestabilidad en la estrella primaria, esto hizo que emitiera de forma periódica capas de gas antes de la catástrofe.

La supernova, llamada SN 2001ig, se clasifica como una supernova sin envoltura de tipo IIb. Este tipo de supernova es inusual porque la mayoría, pero no la totalidad, del hidrógeno se ha ido antes de la explosión, precisó la agencia espacial estadunidense.

Cómo las supernovas desprovistas de una cubierta envolvente pierden esa envoltura externa no está claro, los especialistas pensaban que provenían de estrellas solitarias con vientos muy rápidos que empujaban las capas exteriores.

No obstante, el problema inició cuando los astrónomos comenzaron a buscar las estrellas primarias a partir de las cuales se generaron las supernovas, pues no pudieron encontrarlas en muchas supernovas faltas de esta cubierta.

“Eso fue especialmente extraño, porque los astrónomos esperaban que fueran las estrellas progenitoras más grandes y más brillantes. El gran número de supernovas con desprovistas de esta envoltura es mayor de lo previsto”, detalló el miembro del equipo, Ori Fox.

De acuerdo con la NASA, este hecho llevó a los científicos a teorizar que varias de las estrellas primarias se encontraban en sistemas binarios de menor masa.

En el caso de SN 2001ig es la primera vez que un compañero superviviente ha sido fotografiado. “Finalmente pudimos atrapar al ladrón estelar, confirmando nuestras sospechas de que uno tenía que estar allí”, dijo el miembro del equipo, Alex Filippenko.

Tal vez la mitad de todas las supernovas desprovistas de envoltorio tienen compañeros; la otra mitad los pierde a través de los vientos estelares.

Responsive image
0:00
0:00

NASA busca mejorar futuros satélites observadores de ríos

México., 27 de abril/Notimex. Un nuevo estudio de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), podría mejorar los satélites de observación fluvial a fin de mitigar el daño por inundación y mejorar la gestión de embalses en todo el mundo casi en tiempo real.

El proyecto liderado por investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA en Pasadena, California, analiza qué se necesitaría para que este tipo de satélites se convirtieran en una herramienta más útil.

“Los sistemas de alerta temprana de inundaciones tradicionalmente dependen de redes de medición que detectan inundaciones más arriba en el río, pero los datos de medición son cada vez más escasos. Nuestro estudio muestra que hay espacio para los satélites que ayudan a llenar el vacío”, dijo el autor principal, George Allen.

Sin embargo, para que los satélites informen sobre la mitigación de inundaciones en tiempo real, deberán proporcionar datos a los administradores del agua en un lapso corto, agregó.

De acuerdo con la NASA, las inundaciones fluviales ocurren cuando un canal se llena de agua más allá de la capacidad de sus riberas, de manera cotidiana por fuertes lluvias. Una vez que se observa una inundación, es fácil predecir cómo se moverá río abajo.

La información es de gran utilidad en los sistemas de alerta temprana de inundaciones y otras aplicaciones de gestión de ríos en tiempo real.

Para el desarrollo del estudio, Allen y sus colegas emplearon un modelo numérico simple de ondas de flujo que usaba información como ancho, pendiente, profundidad y rugosidad.

Luego de analizar las velocidades de las olas en 17.7 millones de kilómetros de ríos en el mundo, los investigadores descubrieron que las ondas de inundación que viajan a su velocidad máxima tardan una mediana de tres días en llegar a la siguiente represa.

Cuatro días para la siguiente ciudad aguas abajo, y seis días para salir del sistema fluvial por completo.

El grupo comparó los resultados de su modelo con los registros de descarga de más de 20 mil estaciones de medición del Servicio Geológico de Estados Unidos, a lo largo de alrededor de 64 mil 400 kilómetros de sistemas fluviales variados en el territorio norteamericano.

Los resultados arrojaron que el modelo estimaba velocidades de onda más rápidas que los datos del medidor mostrados. “Eso era lo esperado, basado en el hecho de que estamos modelando ondas que se mueven a velocidades máximas”, dijo Allen

“Mientras que los datos del gálibo observan todo tipo de velocidades de onda: velocidades bajas, altas velocidades, todo lo que se encuentra en el medio. De esta manera, nuestro estudio estima el peor de los escenarios de cuán rápido las inundaciones pueden moverse por los ríos”, sostuvo.

Los datos satelitales que podrían informar a los sistemas de alerta temprana de inundaciones serían útiles para las naciones en desarrollo, donde no hay suficientes medidores de río o países que no comparten datos de medición con sus vecinos aguas abajo, abundó.

Responsive image
0:00
0:00

Aplazan lanzamiento del satélite TESS para el miércoles

México., 17 de abril/Notimex. El lanzamiento del satélite Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS), que estaba programado para el lunes, se aplazó para el miércoles 18 de abril, reportó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la agencia espacial estadunidense, la nave espacial TESS goza de excelente salud y permanece lista para el lanzamiento a bordo de un cohete Falcon 9 desde Space Launch Complex 40 en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida.

“Los equipos de lanzamiento se retirarán hoy para llevar a cabo análisis adicionales de navegación y control de orientación, y los equipos están trabajando para el lanzamiento específico del satélite TESS el miércoles 18 de abril”, informó en un comunicado.

El satélite está preparado para proporcionar nuevas pistas en la búsqueda de planetas fuera de nuestro sistema solar que puedan albergar vida, y al igual que la misión Kepler, observará los signos de los planetas que pasan frente a las estrellas que orbitan.

En días pasados, el investigador principal de la misión en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), George Ricker, expresó que “esperamos que TESS descubra una serie de planetas cuyas composiciones atmosféricas, que tienen posibles pistas sobre la presencia de la vida, podrían ser medidas con precisión por futuros observadores”.

 

Responsive image
0:00
0:00

Amplían posibilidades de crecimiento de plantas en el espacio

México, 15 de abril/Notimex. La Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) cuenta con un equipo llamado Hábitat Avanzado de Plantas (APH, por sus siglas en inglés) que permitirá saber las condiciones adecuadas para el desarrollo de vegetales.

Se trata de una cámara de crecimiento con un tamaño similar a un mini refrigerador. Se considera que este trabajo es la primera incursión en el estudio de ciclos agrícolas en el espacio.

De esta forma, se espera ampliar la variedad de cultivos a bordo de la estación, explicó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Hasta hoy, mediante sistemas de monitoreo y control ambiental que regulan temperatura, oxígeno y niveles de dióxido de carbono, se han cultivado y estudiado dentro del hábitat, las Arabidopsis, pequeñas plantas con flores relacionadas con col, mostaza y trigo enano.

No obstante, su configuración se puede ajustar para diferentes tipos de plantas. A pesar de que el sistema es en gran medida autónomo, la tripulación debe agrega agua a la cámara, cambiar los elementos atmosféricos, filtros y depuradores de dióxido de carbono.

Los sistemas son monitoreados y controlados desde una computadora en el terreno que interactúa de manera directa con el hábitat para transmitir instrucciones y ajustes detallados, a fin de garantizar la integridad de la investigación.

De acuerdo con la agencia espacial estadunidense, los científicos aprovechan el entorno de microgravedad de la ISS para obtener una mayor perspectiva de los hábitos de crecimiento de las plantas, ya que la gravedad es una fuerza descendente constante en la Tierra.

La gravedad es una de las señales principales que las plantas usan para guiar su crecimiento, la microgravedad puede suprimir el papel de este signo, permitiendo a los investigadores observar otro tipo de señas.

El APH tiene un sistema LED de colores blanco, rojo, azul, verde y rojo, con una amplia variedad de configuraciones capaces de producir luz de cero a mil micromoles, unidad de medida empleada para describir la intensidad de una fuente de luminiscencia.

Expandir el espectro de la luz permite a los investigadores ampliar los tipos de plantas que estudian en el espacio y adaptarla conforme a las necesidades específicas de la planta.

“Es más un instrumento afinado. Si un equipo quiere una cierta cantidad de luz para una investigación, podemos proporcionar eso”, explicó el gerente del proyecto Bryan Onate.

La humedad y temperatura son dos factores que también se pueden manipular para probar las respuestas del umbral de la planta tanto en entornos de crecimiento ideales como inhóspitos. Con esto, esperan que varias plantas crezcan en la ISS a partir de una semilla traída de la Tierra.

“No sólo podemos cultivar plantas pequeñas, podremos cultivar semillas para sembrar. Si podemos obtener semillas que sean viables en el espacio y que crezcan varias generaciones a partir de esa única semilla, esa es una nueva capacidad”, dijo Onate.

“Tenemos el espacio para hacer ese tipo de pruebas con APH. Hemos tratado de crear una pequeña Madre Tierra”, agregó.

La nueva instalación junto a investigaciones como Veggie-PONDS y Plant Gravity Perception, prepara el camino para un mundo de crecimiento en el espacio, al tiempo que puede planificar nuevas estrategias de crecimiento en las regiones afectadas por la sequía y desertificación en la Tierra.

Responsive image
0:00
0:00