Etiquetas: Potocari


Bosnia conmemora 23 aniversario del genocidio de Srebrenica

Sarejevo, 11 de julio/Notimex. Miles de personas se reunieron hoy en el centro conmemorativo y cementerio en Potocari, en el este de Bosnia y Herzegovina, para conmemorar el 23 aniversario del genocidio de Srebrenica, que cobró más de 800 mil vidas.

Familiares, amigos e incluso sobrevivientes recordaron y honraron a las personas de la etnia bosnia musulmana, en su mayoría hombres y niños, que fueron asesinados por las milicias serbio-bosnias en la región de Srebrenica, en julio de 1995, durante la Guerra de Bosnia.

Este año, el punto culminante de las conmemoraciones fue el entierro masivo de 35 víctimas identificadas recientemente en el Potocari Memorial Center, donde han sido sepultadas hasta ahora seis mil 610 personas muertas en le masacre.

Entre lágrimas y un largo silencio en señal de respeto de los asistentes, los ataúdes envueltos con un manto verde y la bandera de Bosnia y Herzegovina, fueron alineados para que los presentes les dieran su último adiós.

En la ceremonia, el presidente de Bosnia y Herzegovina, Bakir Izetbegovic, instó a la comunidad internacional a oponerse a cualquier negación del genocidio de Srebrenica, según reporte de la emisora B92.

“Al negar el genocidio, al no reconocer el crimen, cometen un crimen adicional contra las víctimas y sus familias. Nos insultan a todos, ponen su dedo en el ojo de un mundo civilizado, pero en esencia hacen el mayor daño a sus propias personas”, dijo Izetbegovic.

Veintitrés años después, agregó, nos preguntamos qué cantidad de odio y maldad se necesitaba para matar a un niño, al anciano, a la mujer embarazada y “¿matar a más de ocho mil niños, hombres, ancianas y mujeres en masa en solo unos pocos días?”, cuestionó.

La ideología que condujo al genocidio de Srebrenica todavía está presente, dijo el mandatario y añadió que ahora sus seguidores son más fuertes y más activos, y se niegan a reconocer el genocidio y enfrentar la verdad.

“Los criminales de guerra condenados se llaman héroes y reciben premios y reconocimiento”, indicó Izetbegovic.

En su opinión, el mandatario afirmó que Srebrenica siempre será una mancha oscura en la cara de todos los que pudieron evitar el genocidio, pero no lo hicieron.

“Al final, la conciencia del mundo civilizado se despertó. Los tribunales internacionales se enfrentaron con los horrores de asesinatos brutales, fosas comunes y el perniciosa de la ideología que lo ordenó, trajo juicios y llamó a este crimen el único nombre posible: genocidio” apuntó.

El ministro de Justicia turco Abdulhamit Gul, uno de los invitados de honor, condenó el genocidio y dijo que cualquiera que haya facilitado la tragedia en Srebrenica es “tan responsable como los actores principales”.

“En el 23 aniversario del genocidio de Srebrenica, que es una mancha negra en la historia, una vez más ofrezco mi sincera simpatía a las tristes familias de los mártires”, indicó Gul, según reporte de la agencia informativa Anadolu.

El ministro dijo que la ambición de dominación política no traerá nunca paz ni descanso a las víctimas y condenó las profundas divisiones, la incitación de conflictos entre hermanos. “Exacerbar el odio y la discriminación étnica ha causado grandes penas a la humanidad y ha tenido un gran precio”, dijo.

La masacre de Srebrenica también fue recordada este miércoles por los países miembro de la Unión Europea (UE), a través de una declaración conjunta, en la que afirmaron que el genocidio evoca algunos de los momentos más oscuros de la humanidad.

“Expresamos nuestras condolencias a los sobrevivientes ya las familias y amigos de quienes han sufrido y perdido la vida. Esta conmemoración nos recuerda a uno de los momentos más oscuros de la humanidad y la historia europea moderna, y nuestra responsabilidad de evitar que vuelva a ocurrir otra atrocidad de este tipo”, indicó.

Más de ocho mil hombres y niños musulmanes bosnios fueron asesinados luego de que las fuerzas serbobosnias atacaron el “área segura” de Srebrenica en julio de 1995, a pesar de la presencia de tropas holandesas encargadas de actuar como fuerzas de paz internacionales.

Srebrenica fue asediada por las fuerzas serbias que intentaban arrebatar el territorio a los musulmanes y croatas de Bosnia para formar su propio estado.

El Consejo de Seguridad de la ONU declaró a Srebrenica “zona segura” en la primavera de 1993. Sin embargo, las tropas serbias dirigidas por el general Ratko Mladic, que ahora enfrenta cargos de genocidio en La Haya, invadieron la zona.

Responsive image
0:00
0:00