Etiquetas: Teatro Helénico


Teatro ‘Helénico’ recibe nueva temporada de ‘La Divina ilusión’

México, 13 de febrero/Notimex. El escándalo que protagonizó la actriz de teatro francesa Sarah Bernhardt (1844-1923) a principios del siglo XX en la ciudad de Quebec, da vida al drama La divina ilusión, que anoche inició temporada en el Teatro Helénico, en el sur de esta ciudad.

Bajo la dirección y traducción de Boris Schoemann, el montaje del dramaturgo Michel Marc Bouchard (1958) no es una biografía de quien era considerada a menudo la mejor actriz de todos los tiempos, sino un pasaje de una de sus giras, en este caso, en Quebec, Canadá.

Cuando Sarah Bernhardt debutó en Quebec, en noviembre de 1905, la Iglesia, que ostentaba un poder determinante en su sociedad repudió la presencia de la actriz.

El arzobispo de la ciudad, Louis-Nazaire Bégin conminó a sus feligreses a no acudir a las funciones que la Bernhardt tenía programadas en la Academia de Música de Montreal, por considerarlas inmorales.

En ese viaje, La divina Sarah presentó cuatro montajes, entre ellos, su versión de Adrienne Lecouvreur, de Eugène Scribe y Ernest Legouvé, sobre una joven que es abusada sexualmente.

“A partir de lo que se da cuenta del oscurantismo, del poder religioso, del hecho de que el obispo prohíba a sus feligreses que vayan a verla, entonces ella desata todo un escándalo, dándose cuenta de todos los males de la sociedad de aquella época, del oscurantismo por lo principios del capitalismo que obligan a mujeres y niños a trabajar en fábricas insalubres, por darse cuenta de los abusos a niños y jóvenes en el seminario”, dijo Schoemann a Notimex.

En el montaje, Sarah Bernhardt se presenta a dos jóvenes seminaristas: Michaud, hijo de “buena” familia y entusiasta del teatro, y Talbot, un joven enigmático proveniente de una familia pobre.

Ambos, están a cargo de comunicar a La divina Sarah que ni ella ni su teatro son bienvenidos por la Iglesia católica. Mientras los dos jóvenes se van involucrando en su mundo, sus vidas cambiarán para siempre a partir de su encuentro con la diva teatral.

Gracias a la presencia de Sarah, Michaud se da cuenta que equivocó de vocación y toma el camino de las letras y la dramaturgia, gracias a la intervención de La Divina.

“Es ella quien se involucra con estos personajes, ella es quien llega a su ciudad, los que están ahí desde el principio son ellos. Y entendemos que ha habido un abuso de alguna forma en un seminario y de eso poco a poco nos vamos enterando”, agregó Schoemann

En la obra que presenta siete escenas y que combina la comedia y el drama, participan 11 actores, todos ellos, liderados por el talento de Pilar Boliver, quien da vida a la famosa Divina.

“No se rinde homenaje a nadie, sólo se trata de una obra completamente contemporánea, y se sirve de un personaje histórico Sarah Bernhardt; el homenaje es al teatro, a su figura, y es tanto criticando como alabando todas las bellezas y durezas del propio teatro.

“Es un montaje que presenta los acontecimientos de manera clara y te hace ver que todo es criticable; el chiste es tener autocritica para poder denunciar los males y vicios de una sociedad, estén en el poder, la iglesia o el teatro”, concluyó.

La divina Ilusión, obra ganadora del segundo periodo de los Premios Cartelera 2018, estará en cartelera hasta el próximo 16 de abril.

Sarah Bernhardt era hija de una familia judía de origen holandés, aunque fue bautizada y educada en la religión católica por disposición de su padre en el testamento. Se formó en el monasterio de Grands Champs, en Versalles, en cuyo pequeño teatro comenzó a actuar en funciones colegiales.

Estudió interpretación en el Conservatorio de París desde 1858, por consejo del duque de Morny, y fue discípula de Prevost y Samson. Allí obtuvo el segundo premio de comedia y tragedia al acabar sus estudios.

Se la llamó “Reina de la postura y princesa del ademán”. Entre sus excentricidades se cuentan sus viajes en globo, algunas pantomimas que representó o el hecho de que se mandó construir un lujoso ataúd, forrado de terciopelo violeta, que siempre iba con ella y en el que se acostaba con frecuencia.

Alta y delgada, de ojos oscuros y una inmensa presencia escénica, independiente y culta, dominó la escena francesa durante 40 años. 

Responsive image
0:00
0:00

Montaje ‘Lo que queda de nosotros’, una reflexión escénica sobre duelo y amistad

  • Estará hasta el 11 de septiembre en el teatro 'Helénico'
  • En 2014 ganó el Premio Bellas Artes de Obra de Teatro

México, 03 de octubre/Notimex. La muerte, la amistad y el cuidado a los animales son temas que aborda el montaje Lo que queda de nosotros que bajo la dirección y dramaturgia de Alejandro Ricaño, arrancó temporada en el Teatro Helénico de esta ciudad.

[down]

Dirigida a niños a partir de los 10 años de edad, la obra muestra cómo se forman los vínculos afectivos y la importancia de fortalecerlos y cuidarlos.

En ella, se narran las aventuras de Nata, una chica que luego de perder a sus padres, conoce a Toto, un perro criollo que le entrega su amor incondicional desde el primer día.

Sin embargo, Nata no quiere mostrarle su afecto y lo abandona en la carretera y es en este punto que el perro nos cuenta lo que vive en su lucha por encontrarla y la búsqueda que ella realiza para recuperarlo, una vez que acepta su cariño por el animal.

Protagonizada por Sara Pinet, como Nata, y Raúl Villegas, quien da vida a Toto, la puesta escénica aborda el deber del humano frente a un ser vulnerable, así como la responsabilidad que conlleva tener una mascota, pero también la muerte, el abandono y la pérdida, temas que los adultos consideran fuertes y difíciles de tratar con las nuevas generaciones.

Además de cuestionarnos sobre la pérdida experimentada por Nata, Ricaño y la propia Pinet logran adentrar al público en la mentalidad del perro Toto.

Un par de focos y unos cuantos platitos de perro que cuelgan en el techo, mientras que una gran banca de madera sirve como sillón, mesa, cama, piso, coche y hasta de contexto de la perrera a la que caerá Toto, son toda la escenografía que se presenta.

Toto es un perro con memoria, un peludo de cuatro patas, bueno en esta ocasión, solo de dos, que no tiene en sí la capacidad de guardar rencor, ni siquiera cuando Nata, herida, incapacitada por la muerte de sus padres decide abandonarlo.

Nata es una joven solitaria que desde niña aprendió a no anhelar los afectos; se exhibe como un personaje que está consciente de que, llegado el día, estos desaparecen, como las personas.

Ganadora del Premio Bellas Artes de Obra de Teatro para Niños 2014, Lo que queda de nosotros cuenta con la música en vivo de David Ortíz y Ricardo Estrada, quienes por momentos nos recuerdan las armoniosas notas de músicos como Sigur Rós, Bon Iver o Glen Hansard y Markéta Irglová.

Otros temas como el amor incondicional, la tristeza, la frustración se suman al emocionante trabajo de Ricaño, al conmovedor trabajo de Villegas y la impecable actuación de Pinet.

Lo que queda de nosotros estará en cartelera hasta el próximo 11 de diciembre en el citado teatro del Centro Cultural Helénico, ubicado en la zona de San Ángel.

Responsive image
0:00
0:00

‘Oler la sangre’ ahondará sobre relaciones familiares en Teatro ‘Helénico’

  • La temporada estará todos los lunes del 03 de julio al 18 de septiembre
  • Obra de teatro fue escrita y será dirigida por Ro Banda

México, 03 de julio/Notimex. Protagonizada por Adriana Llabrés y Victor Huggo Martín, la puesta en escena Oler la Sangre explorará las relaciones familiares a partir de un montaje simple y un complejo trabajo actoral, en una temporada en el Teatro Helénico los lunes del 03 de julio al 18 de septiembre.

[down]

La obra, escrita y dirigida por Ro Banda, narrará la historia de Alo y Ale, quienes no se conocen entre sí hasta que al morir su abuela les son entregadas dos cartas en las que ambos se enteran que son hermanos, explicó la Secretaría de Cultura federal.

A partir de su descubrimiento, que incluye también el hecho de que su madre está viva aún, los hermanos inician un viaje para conocerse y tratar de estrechar lazos, al tiempo en que indagan sobre su origen.

Los actores destacan por su interpretación del texto y la fructífera recreación de los espacios íntimos en los que se desenvuelven las relaciones familiares.

Victor Huggo Martín es licenciado en teatro por el Centro Universitario de Teatro de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Fue nominado al premio cinematográfico Ariel por su participación en Sexo, pudor y lágrimas (1999).

Adriana Llabrés estudió en el conservatorio EAST 15 en Londres y posteriormente en The American Academy of Dramatic Arts en Nueva York. Ha participado en diversas puestas en escena en México, entre las que destaca La última palabra, bajo la dirección de Angélica Aragón.

Responsive image
0:00
0:00

Espectáculo ‘La artesteada trupetera’ llegará al Teatro ‘Helénico’

  • Obra estará todos los domingos del 29 de abril al 09 de junio a las a las 13:00 horas
  • La compañía 'La Trouppe' cuenta con 36 años de trayectoria en la técnica actoral de los payasos

México, 13 de abril/Notimex. Un pueblo sumido en la apatía y la tristeza debido a un virus maligno contagiado por un terrible dragón, será salvado con la ayuda de las Bellas Artes, en el espectáculo La artesteada trupetera.

[down]

A cargo de la compañía La Trouppe, dirigida por Mauro Mendoza, Sylva Guevara y Carmen Luna, esta propuesta será presentada todos los domingos, del 23 de abril al 09 de julio, a las 13:00 horas, en el Teatro Helénico, informaron los promotores del montaje.

El público será transportado al pueblo de Florido, donde los Trupos crearán un espectáculo mágico en el que conjuntan las Bellas Artes, para eliminar la apignosis, enfermedad ocasionada por ILAK, un dragón alérgico a la alegría de la gente.

Para ello, recurrirán a los artistas y sus obras, como la pintura de Miguel Covarrubias, la escultura clásica, la música del Juglar Toñino, la danza y la poesía, para crear La artesteada trupetera, la cual produce alegría en los habitantes y elimina el virus del dragón.

Con una trayectoria de 36 años y diversos reconocimientos, la compañía La Trouppe se ha consolidadado en el quehacer escénico con la producción de espectáculos para toda la familia, dirigiendo sus montajes al público infantil y juvenil.

Recibió el Premio Rosete Aranda en 2009 por su destacada trayectoria como la mejor compañía de teatro de Títeres de México, y ha participado en más de 70 festivales nacionales y 13 internacionales representando a México.

El trabajo de la compañía ha enriquecido y dignificado la técnica actoral de los payasos y la de los títeres, y aunado a la destreza y oficio en el uso de diversos lenguajes y recursos escénicos, han contribuido a la producción y difusión del teatro para toda la familia. 

Responsive image
0:00
0:00