Todos debemos cargar nuestra propia cruz como lo hizo Jesús: Arzobispo

Yhadira Paredes/Xalapa. El Arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, aseveró que el Domingo de Ramos es una celebración de gloria, pero también de dolor para la grey católica.

“Empieza con una entrada triunfal y se vuelve sobria y dolorosa con las lecturas de la liturgia que presentan el drama de la pasión y la cruz”, afirmó en la homilía de este domingo en la Iglesia Catedral de Xalapa. 

Reyes Larios recordó que Jesús replicó sin quejarse y obedeciendo la voluntad de su padre por lo que es necesario seguir su ejemplo y cargar la cruz que a cada quien le toca en su vida diaria.

“Todos nosotros estamos invitados a seguir el ejemplo de la pasión de Jesús, a cargar la Cruz todos los días en nuestras propias vidas, al sufrimiento que nos viene por distintas causas, integrarlo al proceso de salvación”. 

Además se presenta a Cristo que no se apegó a sus beneficios de imagen divina, si no que asume la condición de servio, humillándose a si mismo y aceptando la muerte de cruz. 

Ahí, aseguró, se demuestra que entre los feligreses debe predominar la armonía y la humildad “y no estar queriendo ser más que otros”. 

Finalmente, indicó que la oración exhorta a todos a seguir el ejemplo de humildad de Cristo, para poder vivir según las enseñanzas de la pasión. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar