Xalapa, 1er lugar en crímenes de odio por homofobia

Juan David Castilla Arcos. Xalapa, Ver., 16 de enero de 2017. Xalapa es el municipio del estado donde han ocurrido más crímenes de odio por homofobia y transfobia.

De enero de 2016 a enero de 2017, fueron asesinadas diez personas de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero (LGBTTTI) en la capital de Veracruz.

Así lo reveló la coordinadora de Soy Humano, Jazz Bustamante Hernández, quien añadió que en todo el estado se han registrado 30 casos mortales.

“El municipio con mayor índice de casos mortales es Xalapa. Lo atribuimos sin lugar a dudar a todo ese prejuicio colectivo que vino a desentrañar el Frente Nacional por la Familia, el mexicano y el latinoamericano somos personas muy prejuiciosas, todo lo desconocido nos causa prejuicio escozor y miedo”.

La activista definió a la homofobia y la transfobia como el miedo irascible hacia lo desconocido, porque las personas no aceptan su sexualidad e identidad de género.

El puerto de Veracruz presenta tres casos; Coatzacoalcos la misma cantidad; y Tlalixcoyan dos. Estos municipios, junto con Xalapa, ocupan los cuatro primeros lugares a nivel estatal.

Veracruz ocupa el segundo lugar en el país, al igual que el año pasado.

Hace unos días sucedió el primer asesinato de este año en el municipio de Rinconada.

“Ahorita superamos los 29, estamos en 30, pero el Estado de México superó a Veracruz con más de 35 casos. Más que demandar estamos trabajando con ellos, estamos cocinando una Iniciativa que se presentó en el Estado de México hace poco más de dos meses, se llama Crímenes de Odio“.

De busca que el Código Penal tipifique dicho delito, para garantizar justicia a las víctimas y reducir los crímenes de odio por homofobia y transfobia.

Diez de los casos están en proceso de averiguación previa por las denuncias interpuestas, de los cuales, sólo cinco han sido resueltos.

“En algunos casos no hay nada de voluntad por parte de la Fiscalía y tampoco por parte de los familiares. En noviembre del año pasado dábamos la cifra del 25 por ciento de las denuncias sólo el diez por ciento siguen el proceso porque es muy tedioso”, apuntó.

Los casos son similares y catalogados como crímenes de odio porque los cuerpos muestran que han sido golpeados, asfixiados y posteriormente apuñalados.