7.7 millones de mexicanos viven con discapacidad

México/Notimex. En 2018 se contabilizaron 7.7 millones de mexicanos con alguna discapacidad, de las cuales 54.2 por ciento corresponde a mujeres y 49.9 por ciento son adultos mayores, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Ese número equivale a 6.7 por ciento de los 115.7 millones de personas de cinco años y más que habitan en el país, de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018.

Dicho porcentaje de la población tiene mucha dificultad o no puede hacer alguna actividad, como caminar, ver, escuchar, hablar o comunicarse, poner atención, aprender, atender el cuidado personal y mental.

Los resultados mostraron que Zacatecas, con 10.4 por ciento; Tabasco, con 9.8 por ciento, y Guerrero, con 9.4 por ciento, son los estados con mayor prevalencia de población con discapacidad.

Contrario a ello, Chiapas, con 4.7 por ciento; Nuevo León y Quintana Roo, con 4.6 por ciento, respectivamente, son las entidades con menor prevalencia de la población con discapacidad.

El 50.9 por ciento son adultos mayores, quienes tienen como consecuencia la acumulación de riesgos a la salud, en términos de enfermedades, lesiones, padecimientos crónicos y en algunos casos se requiere de la ayuda de un cuidador.

Por sexo, el INEGI abundó que las mujeres concentran más población con esta condición, con 54.2 por ciento, con respecto a 45.8 por ciento de los hombres.

El 53.3 por ciento representa dificultad para caminar, subir o bajar usando sus piernas, 39.6 por ciento tiene problemas para ver, aunque utilice lentes, apuntó.

En contraste, expuso que 11.8 por ciento tiene dificultad para realizar sus actividades diarias por problemas emocionales o mentales y 9.7 por ciento mostró inconvenientes para hablar o comunicarse.

Mientras que el 67.5, 39.6 y 24.7 por ciento de los adultos mayores enfrente obstáculos para caminar subir o bajar, ver y escuchar, respectivamente, la 43, 31.1 y 27.9 por ciento de la población infantil –de 5 a 14 años de edad- tiene problemas para aprender, recordar o concentrarse, hablar o comunicarse y ver.

El INEGI apuntó que si bien la salud es un ámbito importante para todas las personas, en quienes tienen discapacidad resulta de mayor relevancia por el cuidado que requieren en esta área, ya sea por seguimiento de algún padecimiento o rehabilitación, entre otras.

Del total de personas de 5 años o más con discapacidad, 86.7 por ciento está afiliada al menos a una de las instituciones de la salud en nuestro país.

El 53.3 por ciento está inscrita en alguna institución de seguridad social y 48.7 por ciento cuenta con un programa social para atenderse.

Los datos de la ENADID 2018 indican que 64.2 por ciento de la población acude al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o algún centro de salud u hospital de la Secretaría de Salud, 25.6 por ciento paga para recibir atención médica al acudir a un consultorio de farmacia, consultorio, clínica u hospital privado y 1.7 por ciento no se atiende o se auto médica.

De la proporción de población que tienen entre 5 y 29 años de edad que asiste a la escuela, el 46.8 por ciento tiene alguna discapacidad en comparación con quienes carecen de alguna dificultad que es 59.1 por ciento.

En tanto, indicó que el porcentaje de población con discapacidad –19.8 por ciento– que no saben leer ni escribir un recado supera por casi cuatro veces a la que no tiene discapacidad –4.0 por ciento– que también es analfabeta.

En los varones la diferencia es de 14 puntos porcentuales y en las mujeres se incrementa hasta llegar a los 17 puntos porcentuales, expuso.

Con respecto a la condición de actividad económica que, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la población con discapacidad experimenta mayores tasas de desempleo e inactividad económica en comparación con las personas sin discapacidad.

Los datos de la ENADID 2018 muestran una amplia diferencia en la tasa de participación económica, pues ésta es de 65.4 por ciento para quienes no tienen discapacidad y en quienes si la enfrentan se eleva 38.5 por ciento.

Esta diferencia es más notoria por sexo, toda vez que los hombres representan 31 por ciento y las mujeres suman 21 por ciento. “Estos datos evidencian la poca participación económica de la población con discapacidad”, añadió.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar