Ambidiestra Escénica refresca cuento del Premio Nobel de Literatura 1978

México, 30  de julio/Notimex. Un espectáculo multidisciplinario que incluye música en vivo, dibujo y actuación es la puesta en escena Mazel y Shlimazel. La leche de la Leona, que se estrena este lunes bajo la dirección de Abigail Jottar.

Es un cuento del premio Nobel de Literatura Isaac Bashevis Singer, que el público podrá disfrutar a las 20:00 horas de los lunes y martes del 30 de julio al 14 de agosto en la Sala Novo del Teatro La Capilla, en el sur de la Ciudad de México.

“Se trabaja con dibujos proyectados en vivo en un proyector de acetatos, música en vivo a cargo de una clarinetista y un guitarrista, que se alternarán funciones”, explicó la directora escénica en entrevista por teléfono con Notimex.

La también actriz indicó que la idea de la obra escénica es refrescar ese cuentacuentos milenario a “nuestra época”.

Más que cambios hay adaptaciones, es decir algunos textos que mencionan algunas cosas son representados por gestos que se unen con música e imágenes que se proyectan, que se crearon a partir de las necesidades del cuento.

«Los dibujos se hicieron en tela para romper ese esquema tradicional, para darle un sentido más manual, más casero y los músicos son gente profesional con mucha trayectoria», detalló Abigail Jottar.

La historia muestra a dos espíritus que darán a conocer sus naturalezas para demostrar quién es el mejor. Mazel permanecerá con Tam, un pobre aldeano, durante un año entero para hacerle feliz, mientras que el impaciente Shlimazel andará rondando para ganar sus intereses.

La esencia del joven formada por sus valores y virtudes brillará en medio de las pruebas a las que será sometido y se irá transformando en la inspiración del reino, de sus amigos y del pueblo entero.

La compañía teatral Ambidiestra Escénica, bajo la dirección Abigail Jottar, surge de la necesidad de crear vínculos entre artistas y espectadores interesados en la cultura, el arte y las humanidades mediante la transmisión de historias como lo hacían cuentacuentos de la antigüedad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba