Amigos y familiares despiden a María Luisa ‘La China’ Mendoza

México, 01 de julio/Notimex. Calificada como la novelista mexicana más atrevida, María Luisa La China Mendoza, quien falleció el viernes 29 de junio a los 88 años, recibió este fin de semana su último adiós en una agencia funeraria de la Ciudad de México.

De acuerdo con un comunicado, al velorio asistieron familiares de Mendoza, los periodistas Carlos Marín, Froylán López, David Martín del Campo, la secretaria de Cultura, María García Cepeda; la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Lidia Camacho, entre otros.

Una de sus amistades leyó una carta de Miguel López Azuara: “María Luisa Mendoza era fuego líquido que ardía espontáneamente. Antes de que llegara la sentías venir como torbellino con una cauda de lejanas palabras disparadas aceleradamente y una risa pueblerina alegre y fuerte”.

Familiares de la escritora informaron que ella dispuso, antes de morir, que sus cenizas se colocaran en el faro que está en la ciudad de Guanajuato, construido por su padre en el tiempo en que fue presidente municipal de dicha ciudad.

García Cepeda dijo que Mendoza “con su palabra, era una caja de sorpresas, era una mujer de enorme inteligencia, vivió de manera apasionada la cultura y entregó su obra a la cultura de México”.

Al ser entrevistado, el coordinador nacional de literatura del INBA, Geney Beltrán Félix, dijo que La China abarcó varios géneros literarios como novela, cuento, ensayo, biografía y cine, “pero el más constante fue el periodismo cultural”.

Aseguró que su prosa “era muy expansiva, a ratos tumultuosa, como una explosividad que se nutría no solo de la gran cultura tanto literaria como lingüística, sino también de su capacidad para escuchar el habla viva”.

Beltrán Félix afirmó que hay otro elemento a destacar en la narrativa de la escritora: la exploración de la sensualidad femenina, “porque tuvo un énfasis muy franco frente a las estructuras patriarcales de la sociedad, lo que le da un aire muy fresco en la forma de abordar el cuerpo.

“Con el transcurso de los años, la obra literaria de Mendoza ha perdido lectores, a pesar de que fue una escritora muy audaz y atrevida para reafirmar su estilo y abordar sus temas”, finalizó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba