Bonilla esquiva hablar sobre reducción de salario; ‘sólo ganamos 90 mil pesos al mes, dice

Isabel Ortega. Xalapa, Ver., 25 de julio de 2018. El presidente del Organismo Público Local Electoral (OPLE), Alejandro Bonilla Bonilla, evitó opinar sobre la posibilidad de que se puedan bajar el salario, para abonar al programa de austeridad republicana que promueve Morena, “no estamos tan elevados en nuestro salario, ganamos 90 mil pesos mensuales”.

En entrevista, reconoció que están a la espera de una reunión con las autoridades electas, para revisar cuál es el planteamiento del programa de gasto para el ejercicio fiscal 2019.

“Hay que ver cómo es la directriz del gobierno local, hay que esperar a que el Gobierno del Estado se pronuncie, como ya ocurre a nivel nacional, además de que tiene que tomar protesta primero y para saber cuál será su política presupuestal”.

Bonilla comentó que si está en ley, los consejeros tendrán que acatar la legislación local y señaló que no tendrán ya más bonos por el proceso electoral, pues ya se acabo, por lo que sus ingresos serán menores.

“Nos quedamos con el puro sueldo, y no son tan altas las cantidades como en otros lados”, justificó el funcionario que gana 3 mil pesos al día, mientras que el salario mínimo es de apenas 80 pesos, para el resto de los trabajadores.

El funcionario del OPLE, mencionó que en breve se integrará el presupuesto para el siguiente año, que será mucho menor, pues ya no se contemplará el gasto para la organización de elecciones, ni el financiamiento extraordinario para los partidos políticos.

“Vamos a hacer un presupuesto austero, que no incluye proceso electoral, que para este año fueron como 500 millones, y no habría prerrogativas extraordinarios para partidos políticos. Será considerablemente mucho más bajo”.

Evitó confirmar si el monto se podría ajustar a 500 millones de pesos, pero reiteró que el mes que entra podrán hacer un cálculo de cuánto se necesita para el ejercicio fiscal 2019.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba