Canadá y EUA urgen a Corea del Norte a abandonar programa nuclear

Isabel Inclán. Corresponsal. Vancouver, 16 de enero/Notimex. El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, urgieron hoy a Corea del Norte a abandonar su programa nuclear y de misiles balísticos, y advirtieron que habrá más sanciones en su contra.

Al encabezar el inicio de la Reunión de Cancilleres sobre Seguridad y Estabilidad en la Península Coreana, ambos funcionarios afirmaron que buscarán mayor presión por la vía diplomática.

Sin embargo, advirtieron que seguirán las sanciones establecidas por unanimidad en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), si el gobierno de Kim Jong-Un no frena sus ensayos nucleares.

“No se puede lograr ningún progreso real al abordar la inestabilidad en la península coreana, si Corea del Norte no se compromete a cambiar de rumbo y a abandonar de manera verificable e irreversible todas sus armas de destrucción masiva», afirmó la canciller canadiense Freeland.

El secretario Tillerson dijo que “no aceptamos a ese país como un Estado nuclear”, y afirmó que la “campaña de presión contra Corea del Norte seguirá hasta que éste tome decisivas acciones para desnuclearizarse”.

Añadió que hace un año su país inició la campaña global contra Corea del Norte, teniendo como una de sus principales metas cortar los recursos financieros que el país usa para sus programas balísticos.

Destacó que la reunión, de este martes en Vancouver, busca mejorar la efectividad de una mayor campaña de presión y combatir los esfuerzos norcoreanos para evadir las sanciones.

Acompañados de los cancilleres de Corea del Sur y de Japón, los anfitriones exigieron en la sesión inaugural una “completa, verificable e irreversible desnuclearización” de la península coreana.

A iniciativa de Canadá y Estados Unidos, diplomáticos de 20 naciones se encuentran reunidos en Vancouver para analizar tanto vías diplomáticas como más sanciones contra el gobierno norcoreano para detener sus pruebas nucleares.

Canadá ha ofrecido interceptar los barcos de abastecimiento que van a Corea del Norte, aunque hasta ahora las sanciones de la ONU no han incluido esta posibilidad.

La cumbre, que incluye a cancilleres de los 16 países que formaron una coalición junto a la ONU contra Corea del Norte en la guerra de 1950 a 1953, busca presiones diplomáticas y sanciones que puedan frenar las pruebas norcoreanas con misiles balísticos y coordinar las sanciones de la comunidad internacional.

A la reunión no fueron invitados los representantes de Corea del Norte, China ni Rusia, lo que ha despertado ciertas críticas respecto a la efectividad de la cumbre.

El encuentro se da en el contexto de dos falsas alarmas de misiles nucleares norcoreanos, una en Hawaii y otra en Japón.

“No debemos ser ingenuos, ya que Corea del Norte sigue desarrollando su programa nuclear y de misiles, incluso cuando ahora estamos hablando. Es tiempo que las naciones aliadas refuercen sus sanciones, sólo así presionaremos al gobierno norcoreano”, declaró el canciller japonés Taro Kono.

La canciller de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, habló del reciente inicio del diálogo entre las dos Coreas y enfatizó que esta reunión no podía ser más oportuna.

Exhortó a que se implementen por completo las sanciones de la ONU contra Corea del Norte, así como a compartir información y mejores prácticas entre los países aliados.

El secretario de Estado para Asuntos Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, aplaudió la realización de esta cumbre porque “la crisis nuclear se está intensificando”, y amenaza no sólo a los países de la región, sino a las naciones de America del Norte.

La Reunión de Cancilleres sobre la Seguridad y Estabilidad en la Península Coreana analizará la situación actual en la región y dedicará sesiones especiales para disertar sobre eventuales sanciones, no proliferación de armas y acciones diplomáticas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba