Carles Puigdemont recibe visitas en el penal alemán de Neumünster

Marcela Topor, esposa de Carles Puigdemont visita a su marido.

Berlín., 04 de abril/Notimex. El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, recibió hoy visitas en la prisión alemana de Neumünster, al norte de Alemania, donde se encuentra encarcelado, mientras que la justicia de Schleswig Holstein toma una decisión sobre su eventual extradición a España.

La mujer del expresidente, Marcela Topor, le visitó por primera vez desde su arresto por parte de la policía alemana el pasado 25 de marzo.

La familia Puigdemont-Topor estaría mirando opciones de alojamiento por la zona de Schleswig-Holstein porque el proceso de tramitación de la extradición puede alargarse.

En Contacto (out of page)

En la verja que rodea el penal, algunos seguidores catalanes colocaron dos banderas de Cataluña, así como fotos del político independentista. Se identificaron como catalanes independentistas españoles en contra del gobierno del presidente Mariano Rajoy y piden la libertad de Puigdemont.

El vicepresidente del Parlamento de Cataluña, Josep Costa, acudió este día a saludar al expresidente de la Generalitat. Ha insistido en que Carles Puigdemont está bien, es optimista y confía en la independencia de la justicia alemana, de acuerdo con declaraciones a la prensa ahí reunida.

“Tiene una buena predisposición a defenderse y a defender políticamente lo que le ha llevado hasta aquí. Está dispuesto a seguir representando lo que al día de hoy quiere el Parlamento de Cataluña, así como lo que representa el mandato democrático de los ciudadanos de Cataluña”, dijo Costa.

La Mesa del Parlamento catalán aceptó este martes la delegación del voto del expresidente. “No hay ninguna intención de hacer renuncias ni de dar ningún paso atrás”.

“El presidente es optimista y tiene plena confianza en que la justicia de este país (Alemania) le escuchará y respetará sus derechos, y que podrá ver que, en última instancia, es una causa política”, añadió al explicar el punto de vista del político y de su gente.

Desde las filas de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) partido de la coalición de gobierno de Ángela Merkel, ya hubo las primeras reacciones, que se mantienen en la línea habitual del ejecutivo alemán: insistir en que el conflicto catalán debe ser resuelto a nivel interno en España en el marco de la Constitución.

Una curiosidad: los visitantes han regalado una máquina de escribir a Puigdemont dado que los ordenadores no están permitidos en las celdas de Neumünster.

La Fiscalía de Schleswig-Holstein pidió tramitar la víspera la extradición del expresidente catalán, quien está acusado por el gobierno español de malversación de fondos públicos y rebelión, por llevar a cabo el referéndum de independencia el 1 de octubre pasado pese a la oposición del gobierno español.

El Tribunal Superior de Schleswig Holstein estudia ahora si procede o no la extradición.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba