Científicos realizan bioimpresión 3D del tejido de la traquea

Estados Unidos/Notimex. Por primera vez científicos del instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa en Estados Unidos lograron aprovechar la bioimpresión 3D para imprimir una construcción del tejido de la tráquea, compuesto por múltiples materiales funcionales distintos.

De esta forma, imprimieron diferentes diseños de regiones del músculo liso y del cartílago como sustitutos traqueales artificiales que muestran propiedades mecánicas similares al tejido traqueal humano.

Los resultados se publicaron recientemente en la Revista Biofabrication donde se destaca que las construcciones traqueales son novedosas porque se bioimprimieron con cartílago separado y con regiones de músculo liso al mismo tiempo usando un material de poliéster biodegradable e hidrogeles, los cuales contienen células madre mesenquimales humanas que pueden renovarse y convertirse en una gran variedad de tipos celulares.

El autor principal de la creación, Sean Murphy, explicó que anteriormente otros estudios habían probado otros materiales, pero el problema fue que utilizaron un material que no era lo suficientemente fuerte como para mantener abiertas las vías respiratorias y no aportaba la flexibilidad necesaria.

Foto: Web

El nuevo método de bioimpresión brinda la combinación de flexibilidad y resistencia necesaria para imitar los tejidos traqueales nativos, informó.

Para este estudio el enfoque de investigación combinó tres tecnologías personalizadas: imágenes médicas específicas del paciente, hidrogeles diseñados para impulsar la diferenciación de célula madre y andamios poliméricos, que imitan propiedades biomecánicas específicas.

El coautor del proyecto Anthony Atala, director del instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa en Estados Unidos, informó que “este estudio preliminar de prueba de concepto muestra que podemos optimizar las capacidades de bioimpresión y que a futuro podríamos aprovechar los tratamientos de medicina regenerativa para reemplazar regiones traqueales dañadas o enfermas”.

“Los siguientes pasos en nuestra investigación serían evaluar la función a largo plazo, para garantizar la formación adecuada de tejido y la retención de la fuerza”, explicó el especialista.

Foto: Web
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar