Coalición árabe suspende ofensiva en estratégica ciudad yemenita

Abu Dabi, 01 de julio/Notimex. La coalición árabe que lucha por restablecer el orden en Yemen suspendió hoy su ofensiva militar para expulsar a los rebeldes houthi de la ciudad portuaria de Al Hudaida, lanzada el 13 de junio pasado.

La suspensión de la operación militar, denominada Golden Victory (Victoria Dorada), fue anunciada por las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), país que junto con Arabia Saudita lideran la ofensiva.

En varios mensajes publicados en Twitter, el ministro de Asuntos Exteriores emiratí, Anwar Gargash, confirmó la suspensión y explicó que se decidió congelar los combates en Al Hudaida para dar una oportunidad a las conversaciones de paz de las Naciones Unidas (ONU) con los houthis.

En Contacto (out of page)

“La pausa tiene como objetivo proseguir las negociaciones para una retirada rebelde incondicional del puerto”, escribió el canciller, aclarando que la acción militar podría reanudarse en cualquier momento, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

«Recibimos con beneplácito los continuos esfuerzos del Enviado Especial de la ONU, Martin Griffiths, para lograr una retirada houthi incondicional de la ciudad y el puerto de Al Hudaida. Esperamos que tenga éxito», agregó.

En declaraciones a la radio de la ONU, el canciller emiratí anunció el viernes pasado que el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá la próxima semana para discutir el progreso de las conversaciones y que las negociaciones con los rebeldes podrían suceder en dos semanas.

«El problema de Al Hudaida es un tema increíblemente importante, pero no es más importante que el tema de una solución política general», subrayó el ministro de Asuntos Exteriores de EAU en referencia al conflicto armado.

La República de Yemen ha permanecido sumida en el caos desde septiembre de 2014, cuando los houthis tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios públicos de Saná, obligando al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir.

Desde el 26 de marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia houthi, en busca de restablecer al presidente Hadi en el poder y regresar la calma a Yemen.

Al Hodaida, ubicada a unos 150 kilómetros al suroeste de Saná, en el mar Rojo, es considerada una ciudad estratégica para la mayoría de la población de Yemen, ya que es el lugar donde llega la mayor parte de la ayuda humanitaria internacional.

Los rebeldes del autodenominado Movimiento Ansar Alá han expresado su disposición de compartir el control del puerto de Al Hudaida con la ONU y permitir el ingreso de la ayuda humanitaria, a cambio de que sus fuerzas sigan en los muelles y tengan el control la ciudad.

Sin embargo, el gobierno del presidente Hadi, el único reconocido por la comunidad internacional, considera que la solución política a la guerra civil en Yemen debe comenzar con la retirada «completa e incondicional» de los rebeldes houthi de Al Hudaida.

«No podemos aceptar la iniciativa de Griffith a menos que exija la retirada de los houthis de la ciudad de Al Hudaida y su puerto», afirmó la víspera Khaled al-Yamani, ministro yemenita de Asuntos Exteriores.

Desde el inicio de la ofensiva militar en Al Hudaida, el 13 de junio pasado, más de cinco mil familias que vivían en las afueras de la ciudad han sido desplazadas, en medio de los combates entre los rebeldes houthi y las tropas yemenitas, respaldadas por EAU y Arabia Saudita.

Además, dos tercios de la población de 27 millones de Yemen dependen de la ayuda que llega a través del puerto de Al Hudaida y 8.4 millones están en riesgo de morir de hambre, lo que lleva a la ONU a declarar a Yemen con la peor crisis humanitaria del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba