Crece incertidumbre sobre resultado de moción de censura a Rajoy

Madrid, 30 de mayo/Notimex. El presidente del gobierno español Mariano Rajoy, se somete desde este jueves a una moción de censura en su contra promovida por el opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE), cuyo resultado es aún incierto ante las dudas de algunos partidos políticos.

El Congreso de los Diputados debate los días jueves y viernes la moción con la que el líder socialista Pedro Sánchez plantea remover a Rajoy de su cargo y sustituirlo, aunque se desconoce si tendrá los votos suficientes para alcanza su objetivo.

En Contacto (out of page)

La medida fue presentada el viernes pasado por el PSOE una vez conocida la sentencia de la Audiencia Nacional del caso de corrupción Gürtel, que afecta al gobernante Partido Popular (PP) que preside Rajoy.

Rajoy, sus ministros y portavoces del PP aseguran que la sentencia no es contra su gobierno, y que incluso no afecta a la formación a pesar de que la sentencia explica que ésta funcionaba como una red en la trama de corrupción político empresarial que juzgó la Audiencia.

Sin embargo, la oposición política en su totalidad le pidió asumir las responsabilidades políticas, que iban desde dimitir, convocar elecciones o esta de moción de censura que promueve el PSOE.

La respuesta de Rajoy llegó el mismo viernes al asegurar que no iba a dimitir, acusó a Sánchez de querer llegar al poder sin pasar por elecciones y que su moción ponía en riesgo la estabilidad política y económica del país.

Entre las principales formaciones políticas, la coalición izquierdista Unidos Podemos fue la primera en respaldar la moción contra Rajoy, lo mismo que su aliado la valenciana Compromís.

La centroderecha Ciudadanos reclamó a Rajoy que ponga fin a la legislatura mediante la convocatoria de elecciones, mientras que no apoyará la moción del PSOE.

Con ello, Sánchez cuenta con los 84 votos socialistas, más 67 de Unidos Podemos, uno de Nueva Canarias y cuatro de Compromís, con lo que suma 156 de los 350 escaños de la cámara.

Para que la moción prospere necesita al menos 176 votos a favor, por lo que Sánchez negocia con varios de los partidos políticos que aún no deciden su voto, a los que intenta convencer.

La presión se centra en el Partido Nacionalista Vasco (PNV), que tiene cinco diputados y que no desvelará el sentido de voto sino hasta después de haber escuchado el programa del PSOE en el debate de este jueves.

La misma posición de espera también la adoptó el Partido de los Demócratas Catalanes (PdeCat), del independentista Carles Puigdemont y con ocho escaños, así como Esquerra Republicana de Cataluña, con nueve diputados y los dos diputados independentistas vascos de Eh Bildu.

En caso de prosperar la moción, habría un cambio de presidente en favor de Sánchez que podría encabezar un gobierno apoyado por otras formaciones políticas que respalden la salida de Rajoy.

Sin embargo, si la moción no es aprobada el PSOE no puede proponer una nueva moción de censura en el actual periodo de sesiones.

Para el debate que inicia este jueves, será el secretario de Organización del PSOE José Luis Ábalos quien presente la moción de censura, y posteriormente será Sánchez (quien no es diputado) el que suba a tribuna a presentar su programa de gobierno como candidato.

Tras una pausa, seguirá el turno de todos los grupos parlamentarios en un debate en que el presidente de gobierno puede intervenir en cualquier momento.

Los grupos parlamentarios prevén “un debate bronco”, tanto por el malestar que generó en Rajoy esta moción, como por el rechazo que causa el mandatario en algunas fuerzas opositoras.

Al concluir el debate (que se prevé sea el viernes) la presidenta del Congreso, Ana Pastor, deberá anunciar la hora de la votación que será publica y por llamado a cada uno de los 350 diputados.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba