¿Cuánto te cuesta padecer diabetes?

México/Noticieros Televisa. Hay muchas cosas que reflexionar sobre esta enfermedad, sin embargo nadie habla de la carga financiera que representa tanto para el paciente y su familia como para el país.

¿Sabías que en México una de cada dos personas con diabetes no sabe que la padece? Es importante entender esta enfermedad. Las principales clases de diabetes son el tipo 1 y tipo 2, este último es el más frecuente. Por su parte, la Federación Internacional de Diabetes (FID) estima que el 18% de los adultos mexicanos son diabéticos. El padecimiento se ha convertido en una de las principales causas de muerte en el país.

En 2017 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) registró más de 106 mil muertes por diabetes, también fue la primera causa de ceguera prevenible en el adulto mexicano en edad productiva, a esto le podemos sumar que es la primera causa de insuficiencia renal terminal, al igual que de amputaciones no traumáticas en extremidades inferiores y de infartos al miocardio.

La lista de problemas desatados por una diabetes mal cuidada y detectada es larga, bastante, al igual que los gastos que se generan por esta enfermedad; por ello, este padecimiento crónico, además de ser una emergencia sanitaria, es una emergencia financiera, pues se estima que hay casi 14 millones de mexicanos con diabetes, solo la mitad lo sabe y, de esos 7 millones de diabéticos muy pocos se cuidan.

La diabetes se ha convertido en la segunda enfermedad crónica más recurrente entre los mexicanos, solo es superada por los problemas del corazón, y los números lo sostienen, pues la Secretaría de Salud invierte cerca de 13 mil millones de pesos al año, es decir, el 10% de su presupuesto total, en el tratamiento y control del padecimiento, así como de sus complicaciones.

Mientras que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destina cerca de 50 mil millones de pesos para atender la diabetes, de acuerdo con el ex director general de este organismo, Mikel Arriola, si no se logra implementar la cultura de la prevención, el IMSS necesitará en el año 2050 de 340 mil millones de pesos para atender a las personas que tienen este padecimiento. Además, se estima que por cada 100 pesos destinados a la diabetes, 93 pesos se van a complicaciones y solo 7 pesos se invierten en tratamientos y consultas.

Tal vez los números no nos suenen tan graves, aunque lo son, porque ese gasto lo “absorben” las autoridades, pero, aún así, el tratamiento de la diabetes le cuesta en promedio al paciente 2 mil pesos al paciente y, si no es así, el gasto se incrementa a 7,500 pesos mensuales; es decir, que un diabético gasta entre 24 mil y 90 mil pesos al año, solo en la atención de su enfermedad.

¿Se imaginan cuánto dinero gastará un diabético a lo largo de su vida atendiendo esta enfermedad crónica? Esto sin contar las posibles complicaciones, las cuales pueden salir bastante caras. Podríamos decir que la carga financiera que representa es “lo de menos”, pues lo más caro de esta enfermedad se cobra con tu estilo y calidad de vida. Además, de que afecta de manera importante a las personas que más quieres, por eso no permitas que un padecimiento que se puede prevenir toque la puerta de tu casa.

De acuerdo con Mariana Macías, nutrióloga y educadora en diabetes, lo más caro de prevenir esta enfermedad son los análisis de sangre, los cuales pueden ir desde los 250 pesos hasta los mil pesos, claro, dependiendo del laboratorio al que vayas; a esto le podemos sumar la visita al nutriólogo, la cual cuesta 600 pesos en promedio, mientras que hacer ejercicio y llevar una dieta equilibrada es completamente gratis o se puede adaptar a tu presupuesto.

Lo mejor que puedes hacer es poner atención a los focos de alerta que se pueden prender con esta enfermedad, pues estos te ayudarán a una temprana detección o a cambiar tus hábitos para evitar la diabetes. Considera que los síntomas más frecuentes de este padecimiento son: hambre y sed extrema, visión borrosa, cansancio recurrente, infecciones frecuentes en encías, piel y genitales; ganas frecuentes de hacer pipí, presencia de cetonas en la orina, y pérdida considerable e inexplicable de peso.

Si notas alguno de estos síntomas, ya sea en ti o en algún ser querido, lo más recomendable es acudir al doctor para una valoración general y que te explique los pasos que debes seguir para confirmar o descartar esta enfermedad. Ahora, si ya te han diagnosticado diabetes es importante tener un seguimiento médico y estar en constante chequeo para evitar un problema mayor.

Para terminar con este tema, te dejare una pregunta: ¿qué prefieres, comer muchos azúcares, no hacer ejercicio y no cuidarte o pasar más tiempo de calidad con tu familia y seres queridos? Recuerda que la salud no es un gasto ni un lujo, al contrario, siempre será una inversión, por ello, lo mejor es siempre ver por ti y por los tuyos. Haz de la prevención tu mejor aliado y de los buenos hábitos un estilo de vida.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar