De gimnasta a actriz porno

CDMX/AlMomentoMX.  La exgimnasta holandesa y subcampeona de Europa, Verona Van de Leur, confesó que tuvo que dejar el alto rendimiento para convertirse en actriz de cine para adultos “por necesidad”, luego de que tuviera una crisis económica que incluso la dejó sin un hogar fijo, según su autobiografía Simply Verona, que está cerca de publicarse en inglés.

La historia de la holandesa comenzó en 2002, cuando a los 16 años se consagró subcampeona europea. Pero apenas seis años después su carrera en el alto rendimiento tuvo un declive y tuvo que retirarse definitivamente.

Van de Leur lo dejó finalmente en 2008, después de que su carrera se fuera deteriorando poco a poco. Según cuenta ella, sus padres no aprobaron que dejara la gimnasia, echándola de casa tras quedarse con su dinero.

Van de Leur ganó el juicio tras denunciar a su familia por apropiarse de su dinero pero, una vez lo recuperó, se lo gastó todo. Ella y su novio se quedaron en la calle, viviendo en la más absoluta ruina. En su biografía, Van de Leur asegura que sobrevivieron comiendo pan y mantequilla.

Finalmente, en 2011 su pasado como gimnasta le abrió las puertas de la industria del porno: “Me ofrecieron tal cantidad que no pude rechazarlo. Eso podía darme un futuro con el que siempre había soñado”, cuenta.

“No soy la clásica actriz porno. Lo considero un trabajo”, defiende la exgimnasta, que planea dejar esa actividad a finales de este año.

En su momento denunció abusos físicos y mentales y ahora quiere ayudar a los niños: “Quiero dar voz a los niños, ser su consejera y confidente”, asevera la holandesa.

Van de Leur sostuvo que espera dejar la industria del cine para adultos al final de este año y, que ella “no es la clásica actriz porno (lo que hago) lo considero un trabajo”. La holandesa ha podido distribuir su trabajo en su propio sitio de web.

Su caso no es el único en la historia del deporte femenino.

La ex futbolista Eva Roob también se convirtió en una estrella porno, y la ex patinadora Tonya Harding protagonizó un vídeo casero.

Eva Roob en 2001 empezó a jugar al fútbol en el Nüremberg y con 23 años se retiró pese a llegar a la selección alemana. Se le hacía demasiado duro compatibilizar el deporte con la profesión de la que vivía mientras, a la vez, estudiaba: el porno.

Eva Roob era futbolista y Samira Summer, su pesudónimo, bailaba desnuda en locales y hacía sesiones de fotos X. “El fútbol no me daba para vivir, así que empecé a trabajar por las noches. Muchas veces acababa mis escenas sexuales a las cinco de la mañana y a las 10 tenía que entrenar. Era demasiado estresante. El fútbol ha sido divertido para mí, pero mi nuevo trabajo me gusta mucho, mucho más”, dijo.

Tonya Harding, la ex patinadora artística, suspendida de por vida tras haber pagado los servicios de un sicario para que lesionase a su rival Nancy Kerrigan antes de una competición, también protagonizó una cinta porno casera que quiso comercializar por Internet.

No es el único escándalo protagonizado por Harding, quien también simuló un secuestro y fue detenida por agredir a su pareja en estado de embriaguez.

Stefanie Bambrough, conocida culturista estadounidense, estrella del fitness, compatibilizó con éxito su disciplina deportiva con la grabación de varias cintas de cine adulto.

Chyna Laurer, una famosísima luchadora de Wrestling en la década de los años de 90. Tras bajarse del ring, probó fortuna en el cine porno y llegó a rodar seis películas. Tuvo un final trágico tras fallecer con 46 años debido a una sobredosis de medicamentos.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar