¡Deja de automedicarte! Checa cuales son sus riesgos

[adrotate group="2"]

Yhadira Paredes. Xalapa. ¿Quién no ha sacado del cajón aquella caja de medicamento que sobró de un tratamiento anterior, propio o de alguien de la familia y lo ha consumido buscando mejorar algún padecimiento? ¿usted nunca ha consumido un analgésico de manera prolongada ante el dolor de cuerpo, cabeza, cuello? o quizás ha sugerido a un medico que atiende los consultorios de las farmacias tal o cual antibiótico porque es el que le funciona o le funcionó a la comadre. 

A eso se le llama automedicación y puede generar graves problemas a la salud del individuo, así lo define la doctora especialista en Medicina Interna e Infectología, Jefa de la Unidad de Epidemiología del Centro de Alta Especialidad, Sandra Kira Niño Oberto. 

“La automedicación es usar medicamentos por iniciativa propia sin la intervención médica, es decir, nosotros solitos nos automedicamos pensando que el medicamento nos va a ayudar para algún padecimiento que tengamos, pero ahí nunca interviene nunca el médico”, explica Niño Oberto.

La especialista del CAE hospital perteneciente a la Secretaría de Salud de Veracruz asegura que automedicarse es muy riesgoso, sin embargo, de acuerdo a información que tiene, se habla que hasta el 30 por ciento de la población se automedica actualmente. 

“¿Por qué es riesgoso? primero porque puede enmascarar un padecimiento, por ejemplo, cuando el paciente tiene algún tipo de dolor, estar tomando analgésicos de manera crónica, puede enmascarar a lo mejor un cuadro de apendicitis, ante un dolor abdominal se toma el analgésico y de una cirugía sencilla se complica” con una peritonitis. 

Niño Oberto indicó que si bien, la venta de antibióticos está supeditada a una receta medica desde hace casi una década, sigue habiendo un abuso en su uso, lo que puede generar mayor resistencia de las bacterias al mismo y obliga al personal médico a usar posteriormente antibióticos de alto espectro. 

“Otro riesgos de la medicación es que podemos usar dosis subóptimas, es decir no calculamos bien las dosis, no sabemos el tiempo que se debe dar para ciertos medicamentos, se hacen tratamientos incompletos y eso genera resistencia en las bacterias y el problema es que no hay antibióticos nuevos y las bacterias están aprendiendo a hacerse resistentes a los antibióticos que tenemos”.

A pesar de la prohibición de venta sin receta médica de antibióticos, la especialista aseveró que “siempre hay una antibiótico para cada veneno, y el que se encontró para la falta de acceso libre a este tipo de medicamento es la creación de consultorios médicos en las farmacias. 

“Muchas veces son médicos generales y abusan de cierto tipo de antibiótico, pero también la persona sabe que va y le sugieren al doctor ‘a mí me va bien con este antibiótico, con la ampicilina’ a veces el médico hace caso de esas recomendaciones”.

La doctora comenta que es la población económicamente activa, la que trabaja, la que recurre a esta automedicación, toda vez que no puede faltar a su centro de trabajo o no le brindan incapacidad para acudir a la consulta. 

Pero, ¿cuáles son las consecuencias de tomar estos medicamentos por iniciativa propia?. 

“Con el abuso prolongado o usar mucho tiempo este tipo de analgésicos puede llevar a tener daños en el riñón, pueden ocasionar insuficiencia renal sin saberlo; el paracetamol puede ocasionar daño hepático; podemos tener complicaciones gastrointestinales por el consumo de analgésicos como gastritis, que pueden derivar en úlceras y sangrados”. 

Pero también medicamentos tan clásicos y que los abuelos toman de manera constante como las aspirina, tienen su consecuencia pues hace que la sangre tenga una disminución en la segregación plaquetaria, es decir, se adelgace y evite la coagulación. 

Asimismo, refiere: 

“Todo medicamento, por más inocuo que uno piense que sea, tiene efectos colaterales y se abusa del tiempo establecido o se toma de manera crónica también puede tener efectos colaterales»

Además de los analgésicos y los antibióticos, la especialista en Medicina Interna e Infectología comenta que los medicamentos antivirales también son de los más usados, pero durante la época de presencia de influenza se debe tener una mejoría en un lapso de 48 horas de lo contrario debe acudir a urgencias o al medico familiar en su centro de salud. 

Finalmente, la doctora del CAE indica que lo que más llega a la institución derivado de la automedicación son enfermos renales, con sangrado, gastritis y con resistencia a los antibióticos. 



Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar