Denuncian ONG sistema inhumano de separación familiar en era Trump

José López Zamorano. Corresponsal. Washington, 30 de mayo/Notimex. Organizaciones no gubernamentales de Estados Unidos denunciaron hoy que la “desaparición” de mil 475 niños migrantes centroamericanos confirma el impacto de las políticas migratorias inhumana y de separación familiar de la administración del presidente Donald Trump.

La Unión Nacional de Libertades Civiles (ACLU), United We Dream la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas (NDWA), MomRising y la Comisión de Mujeres Refugiadas convocaron por ello a una jornada nacional de protesta para el próximo viernes.

“En las últimas horas ha surgido una explosión de indignación de miles de familias y padres escandalizados por él tratamiento a los niños”, señaló Ai-jen Poo, directora de la NDWA. “La situación es crítica, sombría”, indicó.

La administración Trump reportó en abril pasado al Congreso que la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR) había perdido la pista de al menos a mil 475 niños migrantes, la mayoría procedentes de Centroamérica y que habían llegado solos a la frontera entre México y Estados Unidos.

Aunque las organizaciones no gubernamentales (ONG) reconocen que la cifra no es necesariamente un indicativo que los niños están desaparecidos o en peligro, sostienen que el incidente muestra el daño que está provocando en las familias latinas la políticas migratorias de la administración Trump.

De acuerdo con cifras oficiales, más del 80 por ciento de los hogares que reciben a los Niños No Acompañados (AUC) corresponden a sus familiares cercanos o incluso padres, pero el restante a adultos sin nexos con el menor. En el año 2017, unos 40 mil niños migrantes fueron dados en custodia.

La cifra es independiente de los menores que llegan acompañados de sus padres y que son separados en la frontera bajo la nueva política de “tolerancia cero” en la que los padres son acusados de cargos federales, recluidos en cárceles regulares, mientras sus hijos van a centros de detención migratoria y eventualmente son entregados a patrocinadores.

También son separados en algunos casos los menores de edad que acompañan a solicitantes adultos de asilo político.

Maritza, una inmigrante salvadoreña que viajó con la Caravana de Viacrucis del Migrante, denunció que no ha podido localizar a una de sus cuatro hijas, de 18 anos, de la que fue separada en la frontera.

«La práctica de la administración Trump de separar por la fuerza a los niños solicitantes de asilo de sus padres es cruel e inhumana. Necesita detenerse ahora”, señaló la directora de Políticas y Campañas de Inmigración de ACLU, Lorella Praeli.

El Departamento de Salud (HHS) tiene en la actualidad bajo su custodia a 10 mil 773 niños migrantes separados de sus padres, la mayoría centroamericanos, un aumento de más del 20 por ciento en comparación con los ocho mil 886 del 29 de abril, antes de las nueva política de “tolerancia cero”.

“El Congreso debe descontar estas agencias y detener la separación de familias, detenciones y deportaciones de nuestras comunidades en masa. Las familias deben mantenerse juntas , señaló la lider de United We Dream, que agrupa a miles de los llamados “soñadores”, Cristina Jiménez.

Michelle Brané, directora de Derechos de Migrantes de la Comisión de Mujeres Refugiadas, sostuvo que es falso el argumento de la administración Trump de que la ley exige separar familias.

“Separar familias es una política pública inhumana y mala. No solo agrava una creciente crisis de derechos humanos, sino que también ejerce una enorme presión sobre nuestros sistemas ya sobrecargados. Seamos claros, estamos hablando de que los padres hacen lo que cualquier padre haría y eso es proteger a sus hijos», enfatizó.

Las ONG tienen previsto realizar decenas de eventos de protesta a nivel nacional el viernes próximo, incluidas ciudades como Nueva Yorrk, Washington y Chicago.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba