Destapan simulación en el caso de la nave industrial de Ricardo Anaya

Redacción/en Contacto Digital. Ciudad de México, 10 de abril de 2018. Luis Alberto N, chofer del empresario Manuel Barreiro, confesó hoy ante una juez de Querétaro haber participado como prestanombres en una operación que benefició a Ricardo Anaya con 54 millones de pesos.

Esta versión desnuda y contradice la versión que hasta ahora ha dado el candidato panista de haber vendido su propiedad a un famoso arquitecto de Querétaro, Juan Carlos Reyes.

Según la carpeta de investigación de la PGR, Barreiro orquestó una trama de lavado de dinero para transferir 54 millones de pesos a Anaya sin que quedara rastro del dinero y para lo cual se simuló la construcción y venta de una nave industrial.

Anaya siempre ha rechazado conocer si los millones que recibió eran de procedencia ilícita y ha insistido que Barreiro -a quien se le investiga por lavado de dinero- no es el comprador de la nave.

Sin embargo, Luis Alberto N. confesó hoy ante la juez que Barreiro le ordenó fungir como prestanombres para aparecer como dueño de una millonaria empresa, a pesar de ser solo un chofer.

Así lo explicó hoy el abogado del chofer de Barreiro.

«Mi cliente sí accedió a firmar ciertos documentos, lo fue como un favor personal para su jefe, quien le instruyó, le dijo ‘oye necesito que pues me firmes unos documentos’, él accedió a ser su prestanombres. Mi cliente en ningún momento dado pagó o pudo haber adquirido la empresa Manhattan que es la empresa por la cual se adquirió una bodega, así mismo, en realidad nunca celebró una compraventa ni con la empresa denominada Juni Serra ni tampoco con el señor Donino Martínez Diez, ya que a mi cliente únicamente lo que hacían era ponerle los documentos y firmarlos sin saber que era lo que estaba firmando. También mi cliente nunca obtuvo un beneficio económico al respecto, únicamente fue un favor instruido por su jefe y jamás obtuvo un beneficio por lo que hace a esto. Pues básicamente el favor se lo hizo porque lleva varios años trabajando con él y le tiene cierta estima, finalmente el señor Manuel Barreiro para él es una persona conocida aquí en Querétaro y reconocida como empresario, entonces consideró que no había ningún problema».

Luis Alberto N. devolvió a las autoridades la nave industrial que Anaya le vendió.

La candidatura de Ricardo Anaya se ve seriamente comprometida por este nuevo escándalo que lo involucra nuevamente en una trama de lavado de dinero.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba