El golpe de Estado ocurrió con fraude electoral: Almagro

Washington/Notimex. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se posicionó en contra del fraude electoral suscitado en Bolivia y a favor de una transición política de conformidad con el orden constitucional de dicho país.

Durante la sesión extraordinaria de la OEA para analizar la situación en Bolivia, Almagro concluyó que el golpe de Estado ocurrió realmente el 20 de octubre cuando se cometió el fraude electoral y se dio la victoria a Evo Morales en un proceso repleto de irregularidades.

Almagro reprobó el veredicto del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la postura del primer presidente indígena de Bolivia al pretender perpetuarse en el poder de forma ilegítima.

“Ese pueblo que creía en sus reformas sociales no merecía ser engañado de forma tan afrentosa”, declaró el secretario y denominó como un “autogolpe” a la crisis política generada por la manipulación de los comicios.

En cuanto a los próximos pasos que deberá seguir el país sudamericano, la OEA concluyó que se debería continuar con el proceso institucional mediante el diálogo entre las partes para garantizar una transición pacífica.

Convocar a nuevas elecciones es viable, dijo, ya que hasta el momento nadie ha tomado el poder por la fuerza y existe apertura para un nuevo procedimiento apegado a las leyes.

Además, se hizo un llamado a respetar la Carta Democrática Interamericana y, al cierre de la reunión, se leyó un mensaje enviado por parte del delegado boliviano Diego Pary, quien no pudo acudir a la reunión por la crisis política.

En su discurso, hizo un llamado al organismo internacional para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pueda instalarse en Bolivia con el fin de investigar posibles violaciones a los derechos humanos.

Pary solicitó apoyo para restablecer el orden al interior del país, ya que “la solución a la crisis política aún no se viabiliza” y, al no contar con un dirigente, el rumbo de Bolivia no es claro.

A pesar de las diferencias que los países miembros presentaron en sus posicionamientos, las naciones coincidieron en que “nadie puede estar de acuerdo con un fraude electoral”. Finalmente, hicieron un llamado a la paz y al respeto tanto al principio de no intervención como a la autodeterminación de los pueblos.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar