El ‘Rey Lagarto’ y su legado musical; 47 años sin Jim Morrison (+Video)

Redacción/en Contacto Digital. Xalapa, Ver., 03 de julio de 2018. Podría decirse que este cantante pertenece a la gran club de los 27’s. Artistas que han muerto a causa de suicidio o excesos, con excesiva depresión y una exitosa carrera musical.  

El poeta y cantante estadounidense, vocalista del mítico grupo de rock The Doors, apodado ‘Rey Lagarto. Jim Morrison, de nombre completo James Douglas Morrison, nació en Florida, Estado Unidos, el 8 de diciembre de 1943, perteneciente a una familia itinerante debido a que su padre era militar estadounidense, por lo que vivió su infancia en diferentes bases militares.

Durante su niñez fue criado por su madre, su padre se ausentaba durante largos periodos. Desde pequeño sobresalía en él la pasión por la lectura. En 1962 Jim Morrison se trasladó a Los Ángeles para estudiar cine en la Universidad de California y graduándose a tiempo, aunque nunca fue a retirar el título.
 
Comenzó a escribir al tiempo que conoció las drogas psicodélicas. En 1965 tuvo un encuentro casual con Ray Manzarek, un ex compañero en la universidad y músico, y le propuso musicalizar algunas de sus poesías. Junto con los músicos Robby Kriege y John Densmore formaron The Doors, siendo Jim Morrison el vocalista y líder de la banda.
 
Comenzaron a tocar en distintos bares; el consumo de alcohol y diversas drogas empezaron a hacerse cotidianos. En 1967 salió a la venta The Doors, el primer álbum de la banda con un éxito arrollador, sobresaliendo el tema Light My Fire.
 
Fue encontrado muerto en la bañera de su departamento en el Barrio del Marais, en París, un 3 de julio de 1971, tenía 27 años. Su muerte, después de 47 años, sigue envuelta en un misterio, hay quienes afirman que se trató de un paro cardíaco, otros que dicen que fue de sobredosis, hay incluso quienes piensan que el Rey Lagarto aún vive. Sus restos reposan en el cementerio Pere Lachaise de París.
 
“Tan solo estaba explorando los limites de la realidad. Tenía curiosidad por ver qué pasaría. Eso era todo: simple curiosidad”. ¡Hasta siempre, rey lagarto!
 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar