Es Diego López firme candidato al Premio Nacional de Deportes

Fernando Hernández/Xalapa. Detrás de cada medalla, del color que sea, de cada récord, en la competencia que sea, hay muchos sacrificios. Y para llegar a conseguir un premio no basta con quererlo, pues “un deseo no cambia nada, una decisión lo cambia todo”.

Ése es el enfoque que el nadador veracruzano Diego López Díaz ha mantenido desde que inició en el deporte y que lo ha llevado a ser el máximo ganador de preseas en el deporte paralímpico del país y el firme candidato para ganar el Premio Nacional del Deporte 2019, galardón que se le negó de forma apretado el año anterior.

En poco más de cuatro semanas, el “Misil” xalapeño se ha convertido en el máximo exponente de la paranatación en México con nueve medallas de oro, entre los Juegos Parapanamericanos de Lima y el Campeonato Mundial de Paranatación en Londres, además de cuatro récords continentales.

Todo producto de la disciplina y dedicación.

“El sacrificio mayor es dejar a mi familia. Ya llevo cinco años en la Ciudad de México, concentrado ahí. Es algo que me ha funcionado; dedicarme la mayor parte del día a lo que quiero, a lo que me apasiona ser y es algo que me va a ayudar a conseguir mi objetivo, ser medallista en Tokio 2020”, dijo.

López Díaz reconoció que tuvo una actuación redonda en ambos eventos internacionales.

“Fue algo bastante grato para mí, para mi carrera. En lo personal,  es algo que me tiene muy satisfecho,  me hace inspirar a seguir creciendo y demostrarme que todo lo que he dejado aquí en Veracruz, familia, amigos, ha valido la pena.

“Cada vez me siento mejor en las competencias, la experiencia que voy acumulando paso a paso en cada evento es algo muy bonito; me sentí bastante bien, muy tranquilo. En Lima, yo sabía que iba contra mí mismo, mi reto era vencerme a mí mismo, tiré marcas buenas. Pero yo sabía que el objetivo no era tanto Lima sino el Campeonato Mundial porque es donde nos jugamos los  pases para Tokio 2020”, señaló.

Reconoció que la competencia, especialmente en Londres, fue bastante reñida.

“Y si me descuidaba me ganaban, pues a nivel mundial está bastante fuerte mi categoría. En algunas categorías se juntaron muchas pruebas pero en el caso de la mía juntábamos perfectamente el heat y competíamos con gente de nuestra categoría.

“Me siento muy contento de pertenecer a este grupo de atletas excelentes que está dando  Veracruz; no somos buenos, somos excelentes. Somos gente que tiene ganas de salir adelante, de triunfar; me agrada estar en un estado y en un equipo en donde nos están apoyando mucho.

“Somos pocos, pero con los pocos que tenemos somos bastante buenos, no nos hacen falta más gente que venga de fuera; somos bastante buenos el talento que tenemos aquí en Veracruz y los resultados se dan”, comentó López Díaz.

Y agregó que ésta es una temporada que se ha dado de forma muy positiva, en general para el deporte mexicano, pero con base en el trabajo que se desarrolla no de ahora, sino de varios años atrás.

“El Misil” empezará pretemporada la próxima semana tras unos días de descanso, con la mente fija en corroborar su gran momento y ser el dueño de una plaza para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, los que no quiere que sean sus últimos Juegos, porque aspira también a estar en el 2024 en París.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar