Fuentes, una belleza singular en el descuido

Regina Montes. Xalapa. Las fuentes de agua que hay en la capital del estado, le dan una belleza singular a la ciudad, por ello sería importante que las autoridades conocieran de su historia y pudieran darles el mantenimiento adecuado porque estas le dan una belleza y sensación de equilibrio estético y  de armonía que no se está observando, consideró el cronista de la ciudad Vicente Espino Jara.

Las fuentes tenían anteriormente dos funciones en Xalapa. Las que eran llamadas tradicionalmente “de burros” y que se observan aún en fotografías. Estas eran ubicadas en las plazuelas y tenían doble aro o círculo pues ello evitaba que los semovientes se acercaran a beber agua.

 “Justamente el circulo era para evitar que los semovientes se acercaran a beber agua porque la gente en ese entonces, estamos hablando De finales del siglo XIX no tenía condiciones como ahora, de abrir la llave del agua y que saliera el chorro, había que irla a traer con baldes a las fuentes donde se concentraba el agua, originalmente en la colonia, aquellas personas que encontraban en su casa un nacimiento de agua, lo obligaban a hacer una ramificación para que pudieran llevarla a una fuente pública”, dijo.

Con el paso del tiempo y como se fue modernizando la ciudad, la tecnología se fue desarrollando y se empezaron a observar las fuentes decorativas de la ciudad como las que actualmente se observan en el parque Juárez.

Incluso señaló que es parte de la vida cotidiana de los xalapeños, encontrarnos con espacios con abundante agua.

“A partir de que se funda en 1892, tenemos una fuentes muy bellas de lo que dan cuenta algunas fotografías con decoraciones de aves e incluso con algún niño que vierte un cántaro sobre sí donde está saliendo el agua y creo que todo está asociado al propio origen de la ciudad en sus manantiales que en su momento fueron abundantes y que le dan el nombre de manantial sobre la arena”, añadió.

En el parque Los Tecajetes se tienen dos manantiales que a la fecha siguen funcionado y que incluso en la literatura fueron parte del desarrollo de novelas en el siglo XIX sobre la cultura de agua de los xalapeños. Como ese lugar, está también en el parque de Los Berros que han hermoseado el espacio.

“Otras que han sido emblemáticas y que requieren de un mantenimiento permanente, son las que están en el jardín Miguel Hidalgo conocido como Los Berros donde tenemos tres fuentes muy bellas que decoran el parque”.

El cronista de la ciudad recuerda que para el año 70 don Rafal Murillo Vidal mandó poner una fuente que consideró debería funcionar siempre y es la ubicada en el entronque de Ávila Camacho con 20 de Noviembre por el realce que le da a la belleza que tiene la ciudad de las flores.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar