Gobierno de López Obrador recibirá administración estable: Banco Base

México, 01 de agosto/Notimex. La economista en jefe de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, afirmó que el próximo gobierno recibirá una administración en términos generales estable, pero con poco margen de endeudamiento.

En conferencia de prensa, la especialista destacó que el actual gobierno dejará una economía nacional con un crecimiento ligeramente por encima del de los últimos 20 años, así como con una inflación cercana al objetivo meta del Banco de México (Banxico).

Refirió también que será sobresaliente el nivel de inversión extranjera directa (IED), que pasó de más de 11 mil 400 millones de dólares en promedio del sexenio de Vicente Fox, a más de 34 mil millones de dólares en la administración de Enrique Peña Nieto.

Además, se observa un decremento del promedio de mexicanos en pobreza, que pasó de 24.1 por ciento al iniciar el año 2000, a 19.6 por ciento al 2017.

En los últimos 17 años, las tasas de interés local pasaron de un nivel de 18.9 por ciento a un promedio de 7.6 por ciento, y en tanto que el desempleo en el país se redujo a 4.2 por ciento desde el dato de 4.7 por ciento registrado en el sexenio de Felipe Calderón.

En contraste, expuso que la deuda pública como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) se incrementó en los últimos cinco sexenios hasta 46.3 por ciento al término del año anterior.

“Hasta ahora todos los sexenios han gastado 7.95 por ciento más de lo programado así que habrá qué ver a dónde se lo gastaron y si se cumplieron las metas de disminución de deuda”, agregó.

Luego de señalar la expectativa económica del país al finalizar el año, la cual pasó de 2.5 por ciento a un nivel estimado de 2.0 a 2.3 por ciento y cuya tasa de expansión dependerá de la continuidad de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la estabilidad del tipo de cambio, de la inflación y de la percepción de los mercados a las propuestas del nuevo gobierno, Siller Pagaza mencionó que 2019 “pinta” también para ser un buen año.

“Esperamos una expansión de 1.8 por ciento que puede subir hasta 2.5 por ciento si se cumplen las promesas de apoyo y fortalecen la confianza del consumidor”, resaltó.

No obstante, admitió que será crucial para la economía mexicana en el siguiente año, el desarrollo favorable de factores como la renegociación del TLCAN, de que no se materialice una guerra comercial entre Estados Unidos con China u otras naciones con las que tiene acuerdos comerciales, así como la estabilidad del tipo de cambio, del precio internacional del petróleo y de que no se frene el desempeño de Norteamérica o de la economía global.

A nivel local, señaló que el enfoque principal para los mercados e inversionistas estará en los anuncios oficiales del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), de los programas y planes que proponga su administración, así como el que todas las propuestas no afecten la trayectoria a la baja de la deuda pública ni de la consolidación fiscal.

En ese contexto, precisó que la propuesta de impulsar un mayor gasto en infraestructura tendría un impacto positivo que podría llevar al país luego de tres años a una expansión económica cercana a 3.0 por ciento, mientras que la descentralización de Secretarías de Estado también impulsaría el desempeño de las economías locales.

“Pero también hay que ver qué tantas implicaciones traerá para la Ciudad de México (CDMX), del número de trabajadores que migren y demás”, apuntó.

En la parte energética, refirió que la principal preocupación está en que las iniciativas puedan ocasionar efectos negativos en las finanzas públicas de Petróleos Mexicanos (Pemex) y obviamente del país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba