Guardia Nacional ayuda a detener a 1 de cada 10 indocumentados

Tucson, 25 de julio/Notimex. Los soldados de la Guardia Nacional desplegados por órdenes del presidente Donald Trump a lo largo de la frontera con México han ayudado a la Patrulla Fronteriza a detener a unos 11 mil inmigrantes, casi uno de cada 10 que han intentado cruzar de manera indocumentada desde abril pasado.

«Estos son los miembros del personal de la Guardia que operan aviones y hacen observaciones personales o de cámaras en funcionamiento», dijo Rodolfo Karisch, jefe de la Patrulla Fronteriza en Tucson, Arizona, en una audiencia en la Cámara de Representantes en Washington efectuada la víspera.

Trump autorizó el despliegue de tropas de la Guardia Nacional el 4 de abril pasado. El gobernador de Texas, Greg Abbott, ofreció hasta mil soldados para el despliegue fronterizo y rápidamente autorizó el envío.

Luego, Arizona se sumó también al despliegue y eventualmente una decena de entidades enviaron o se comprometieron al envío de tropas a la frontera.

En la actualidad el soporte operativo de la Guardia Nacional en la frontera involucra a unos mil 650 soldados, de acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). Al anunciar el despliegue, en abril pasado, Trump prometió enviar al menos dos mil soldados.

Karisch dijo que las botas extra de la Guardia Nacional en la frontera han ayudado enormemente. «Cualquier ayuda que podamos obtener es bienvenida», indicó.

«Ha sido muy positivo para nosotros», dijo a los legisladores en la audiencia el comandante general John Nichols, de la Guardia Nacional de Texas.

«Estamos llegando a 179 días en misión. Estamos hablando de expulsar a la gente. El 75 por ciento de ellos quiere quedarse. El otro 25 por ciento tienen trabajos a los que tienen que volver».

La Patrulla Fronteriza informó que entre abril y junio pasdo detuvo a 112 mil 695 migrantes en la frontera suroeste.

El despliegue de soldados de la Guardia Nacional, ha sido controvertido, al haberse autorizado en los momentos en que el número de cruces de indocumentados se ha mantenido a la baja.

En la audiencia en la Cámara de Representantes, el demócrata Filemón Vela, calificó el despliegue como «una idea horrible» que Trump justificó con tácticas de miedo.

«Los niveles de aprehensión son los más bajos que hemos visto desde principios de la década de 1970 y la amenaza de violencia fronteriza es menor», dijo Vela.

«La frontera sur no es una zona de guerra sin ley y el caos que hemos visto ha sido creado por esta administración. Decir que la frontera no tiene ley es una mentira. Decir que los inmigrantes están invadiendo nuestra frontera es una mentira», señaló.

La congresista republicana de Arizona, Martha McSally, apoyó el despliegue de la Guardia Nacional, pero dijo que se suponía que era temporal, por lo que es hora de empezar a pensar en un plan permanente, como extender los fondos para que las tropas permanezcan más tiempo.

«No podemos continuar aumentando nuestros soldados y sus recursos por tan solo breves períodos de tiempo», Dijo McSally.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba