Heberprot-P, un medicamento de vanguardia

México/Notimex. El Heberprot-P es hoy un medicamento de vanguardia mundial que puede tener un impacto significativo, en México y muchos países del mundo, en la reducción de amputaciones derivadas de úlceras graves en pacientes diabéticos.

Así lo afirmó en entrevista con Notimex el doctor en Ciencias Médicas Arístides García, quien por estos días promociona aquí el primer encuentro Cuba-México de Angiología y Cirugía Vascular, a celebrarse del 3 al 7 de diciembre en el atractivo balneario de Varadero, en la occidental provincia cubana de Matanzas.

Producido por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba, el Heberprot-P, factor de crecimiento epidérmico humano recombinante, es un medicamento que se emplea de manera intralesional y perilesional para tratar la úlcera crónica del paciente diabético.

Según explicó García, un paciente diabético con lesiones o úlcera al nivel de los pies, disminuye de manera patológica la disponibilidad biológica del factor de crecimiento epidérmico y éste es el detonante de todo el proceso de cicatrización normal.

“Si usted no posee cualitativa o cuantitativamente ese factor, o están alteradas sus funciones, usted no logra cicatrizar y la lesión permanece abierta por mucho tiempo, se infesta y a partir de ahí vienen los procesos que terminan mayormente en la amputación de la extremidad”, detalló.

A tono con ello, el Heberprot-P reemplaza algo que el paciente no posee, garantizándose así que el producto desarrolle o active los procesos de cicatrización que normalmente el paciente no puede desarrollar.

De acuerdo con el presidente del comité organizador del referido evento, este producto, allí donde se ha introducido y empleado, tiene un impacto significativo en la reducción de amputaciones derivadas de úlceras graves en pacientes diabéticos.

“Las tasas de amputaciones en el mundo son muy elevadas y nuestros equipos de trabajo en Cuba tienen hoy una tasa de éxito con el uso del medicamento, evitándolas, entre el 90 y 91 por ciento”, precisó García, al tiempo que explicó que el Heberprot-P es más que un producto curativo.

“No solo es un medicamento, es una metodología de tratamiento, en la que también interviene el entrenamiento de los profesionales que lo aplican. A medida que los profesionales desarrollan su curva de aprendizaje, las tasas de éxito se elevan de manera sustantiva”, comentó.

García manifestó las expectativas que giran en torno al venidero encuentro Cuba-México de Angiología y Cirugía Vascular, el cual se enmarcará en el congreso Angiocaribe 2019, al que se espera asistan entre 350 y 400 delegados de todos los países de la región iberoamericana.

Según aseveró, “lograr un intercambio con los equipos de más alta calificación que han desarrollado tanto el medicamento (Heberprot-P) como la metodología de aplicación” es uno de los objetivos del encuentro, ya que ello sería “muy positivo para todas las personas que participan en la atención de este peculiar enfermo”.

“Con el correcto empleo del medicamento se pueden reducir drásticamente las amputaciones, así como también la recidiva de la lesión, es decir, su reaparición tras un período de ausencia o aparente cicatrización o curación”, agregó García, quien concluyó afirmando que el Heberprot-P potencia aún más la calidad de vida del paciente, “objetivo supremo que debemos tener todos como profesionales de la salud”.

Botón volver arriba
Cerrar