Iglesia católica destina más de mil mdd a crisis en Siria e Irak

Andrés Beltramo Álvarez. (Corresponsal). Ciudad del Vaticano, 18 de septiembre/Notimex. Una red de 53 asociaciones de ayuda humanitaria de la Iglesia católica ha destinado en los últimos cuatro años más de mil millones de dólares a la atención de la crisis humanitaria en Siria e Irak, de acuerdo con un informe especial difundido por el Vaticano.

Confeccionado por el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, el reporte detalla los fondos movilizados, desde 2014 a la fecha, a siete países de la región, concentrados especialmente en las dos naciones antes mencionadas además del Líbano y Jordania.

Los recursos destinados suman exactamente mil 46 millones de dólares. Con un aumento sustancial cada año: de los 126.8 millones movilizados en 2014 a los 286 millones que se transfirieron en 2017, alcanzando a unos 4.6 millones de beneficiarios.

En lo que va de 2018, la misma red eclesial ya movilizó unos 230 millones de dólares, impactando en 3.9 millones de personas. Un trabajo capilar realizado por cinco mil 879 operadores de campo y ocho mil 340 voluntarios.

El mismo reporte señaló que actualmente en Siria más de 13 millones de personas permanecen en “estado de necesidad”, mientras en Irak son 8.7 millones, de las cuales cuatro millones son niños.

Los desplazados internos sirios suman unos 6.6 millones, son 5.6 millones los refugiados de esa nacionalidad registrados en países limítrofes como Turquía, Líbano y Jordania.

Según precisó Joseph Tobji, arzobispo maronita de Alepo, la ayuda económica ha servido para financiar la emergencia pero la economía de esa ciudad se ha detenido por completo, incluso a niveles más bajos que antes de la recuperación por parte del ejército sirio a finales de 2016.

“Siempre se mantiene la duda si todo continuará en paz, como hasta ahora, o si volverán los ataques”, relató en entrevista con Notimex.

Si bien reconoció que nunca existieron estadísticas serias, estima que los cristianos de su ciudad pasaron de 175 mil a 35 mil, a causa de la violencia. Constató además que el éxodo continúa, y ve muy difícil un regreso de quienes se fueron.

Al mismo tiempo, denunció que la cobertura mediática mundial de la guerra ha estado “plagada de mentiras”, producto de los intereses económicos.

Aseguró que por eso ya no consulta a los grandes medios de comunicación y contó cómo, viviendo en el lugar, llegó a oír noticias de bombardeos en Alepo que jamás tuvieron lugar.

Sostuvo que los grupos terroristas son “pobres, utilizados y explotados” por quienes realmente decidieron la guerra: “las grandes fuerzas del mundo con intereses sobre el petróleo, el gas y posiciones geopolíticas en Medio Oriente”.

“Ante todo y sobre todo, únicamente pedimos una cosa: actuad según la conciencia humana. Hemos escuchado tantas mentiras, usadas para desencadenar la guerra por intereses ajenos. Sus bolsillos se llenan a costa de la vida de estas personas que no tienen culpa”, lamentó.

El viernes 14 de septiembre, el Papa Francisco recibió en audiencia a los participantes en un encuentro del Vaticano que sirvió para pasar revista a la situación en Siria e Irak.

En su discurso, advirtió que nadie puede cerrar los ojos ante las causas que han obligado a millones de personas a dejar, con dolor, su propia tierra y animó a la comunidad internacional a renovar su compromiso para asegurar el regreso de los refugiados a sus casas.

“Secando las lágrimas de los muchachos que no han visto otra cosa que ruinas, muerte y destrucción, es que el mundo recuperará la dignidad”, apuntó.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar