Impulsan generación de nuevos lectores con lanzamiento de coediciones

México, 05 de julio/Notimex. La Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura federal halló en la coedición una fórmula para generar nuevos lectores y hacer mejores a los ya existentes, explicó Gilberto Rendón, vocero de la DGP, al comentar la publicación de nuevos títulos.

Ejemplificó lo anterior con Ni idea. Los grandes misterios del Universo, de Jorge Cham y Daniel Whiteson (en coedición con Editorial Océano), libro que pregunta: “¿De qué está hecho el Universo?; ¿Qué son el espacio y el tiempo, la materia y la energía oscuras?; ¿Qué ocurrió durante el Big Bang?; ¿Estamos solos o existen los extraterrestres? La respuesta a todas esas preguntas es la misma: no tenemos ni idea».

En Contacto (out of page)

Sin embargo, Jorge Cham y Daniel Whiteson muestran con humor, claridad y un singular talento infografías que explican cosas complicadas de manera sencilla, y subraya que desde luego hacer preguntas siempre ha sido tan importante y fascinante como hallar respuestas.

En Mexicanos por naturaleza, de Carlos Galindo Leal (en coedición con Editorial Paralelo 21), México es considerado un país megadiverso, ya que forma parte del selecto grupo de naciones poseedoras de la mayor cantidad y diversidad de animales y plantas, y casi 70 por ciento de la diversidad mundial de especies, añadió Rendón.

Este libro es un viaje al corazón de la flora y la fauna, escrito por uno de los científicos y comunicadores de la ciencia más prestigiados del país, Galindo Leal, director de Comunicación de la Ciencia de la Comisión Nacional para el Conocimiento de la Biodiversidad (Conabio), institución fundamental.

La obra habla desde el quetzal, el jaguar, la mariposa Monarca, los pinos, las jacarandas, las dalias, las ballenas, los murciélagos, los hongos, los helechos, los quelites, los corales, las víboras, las bromelias y las palmeras, hasta las bacterias, los árboles urbanos e incluso los dinosaurios que alguna vez habitaron esta región del planeta.

En Los leopardos de Kafka, de Moacyr Scliar (en coedición con Elefanta del Sur), “el joven ruso ‘Benjamín’ parte de su aldea rumbo a Praga para cumplir la misión comandada por Trotski, misma que le transfiere su amigo Iossi al caer enfermo. Una distracción durante el viaje hace que ‘Benjamín’ pierda un pedazo de papel, clave para concluir su misión.

“Pero no se da por vencido, y en una serie de extrañas deducciones, encuentra a Kafka, en quien cree ver un alto militante trotskista cuyos textos ha de descifrar por el bien de la revolución y la misión. Kafka, por su parte, confunde a ‘Benjamín’ con un empleado de una revista literaria. La situación es, sin duda, kafkiana”.

En esta obra Scliar refleja lo tragicómico de la política, ironizando sobre ciertos lugares comunes del discurso revolucionario, el judaico y la ingenuidad y astucia ante el poder. Benjamín creció en el contexto de la revolución rusa y su sobrino, ya en Brasil, en un entorno de resistencia golpista, acotó el promotor cultural.

Tu’go ja’y midibo jot kujk ach tu’uk tsuum/El compadre que se volvió rico en una noche, es de Elisa Ramírez Castañeda con traducción de Laureano Reyes Gómez y las ilustraciones de Paloma Díaz Abreu (en coedición con Pluralia Ediciones). Este cuento recoge la picaresca y el humor mixe en relación con las apariciones y la amistad.

Aquí se narran las peripecias que un hombre tiene que vivir para salir de la pobreza: en un inicio acudía a los consejos de su compadre, pero al ver que ninguno de ellos resultaba, decidió darle una lección con final inesperado. En síntesis, se trata de una historia con todo el rigor de la tradición popular de los pueblos nativos.

El rizoma como un campo de huesos rotos, de Margaret Randall (en coedición con Ediciones La Herrata Feliz). Aquí, la poesía desafía las líneas del mapa que representa fronteras entre naciones, estados o territorios. “Leer un poema de Randall es flotar sin esfuerzo en una dimensión de tiempo no lineal, donde las fronteras dejan de existir”.

De La cocina futurista y otros textos, de Filippo Tommaso Marinetti y Fillìa (en coedición con Vanilla Planifolia), Rendón anotó que contrariamente a las críticas que se le han hecho y que pudieran hacérsele, la revolución culinaria futurista presentada en este volumen se propone el noble y útil designio de modificar radicalmente la alimentación de la raza humana.

Eso, con la ayuda de alimentos en los que la experiencia, la inteligencia y la imaginación forman un sustituto económico a la trivialidad, la repetición y el gasto. “Nuestra cocina futurista parecerá loca y peligrosa a los ojos de un paseante, cuando en realidad tiende a crear una armonía entre el palacio de los hombres y su vida de hoy y de mañana”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba