Inclusión financiera avanza en México de acuerdo con indicadores crediticios

México, 20 de septiembre/Notimex. Cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) revelan que del cierre de 2012 a junio de 2017 el crédito individual registró un alza acumulada de 17.02 por ciento, al pasar de 47 millones a 55 millones de contratos. 

En la novena edición de su Reporte Nacional de Inclusión Financiera, el organismo regulador estimó que de junio de 2016 a igual mes del año siguiente, el número de contratos de crédito aumentó en poco menos de dos millones.

Destacó que la tarjeta de crédito es el producto con el mayor número de contratos que ofreció la banca con 27 millones al terminar el primer semestre de 2017, cifra que implicó un incremento anual de 4.0 por ciento y casi 50 por ciento del total de créditos en individuos en el mercado mexicano.

Bancos como Inbursa, BanCoppel y Santander registraron el más amplio crecimiento en tarjetas de crédito a junio del 2017: el primero con un incremento de 464 mil contratos; el segundo con 379 mil y el tercero con 259 mil.

Si bien 18 bancos operaron hasta la primera mitad del año pasado tarjetas de crédito, 74 por ciento de los contratos sobre este producto se concentró en Citibanamex, BBVA Bancomer, BanCoppel y Santander.

Los préstamos personales conformaron 22 por ciento de todos los contratos de crédito de la banca en México al finalizar junio de 2017 con 11 millones, número que significó un incremento anual de 6.0 por ciento.

A pesar de que los bancos Azteca y Ahorro Famsa concentraban 71 por ciento del total de los créditos personales, es el producto de crédito que más bancos ofrecen con 31 instituciones, según el documento de la CNBV.

Crédito de nómina fue el tercer producto más numeroso en adquirir por los mexicanos con cinco millones de contratos al concluir junio de 2017, es decir, 3.0 por ciento más que el mismo mes del 2016.

En este rubro, 92 por ciento del portafolio se concentró en solo cinco instituciones bancarias: BBVA Bancomer, Citibanamex, Banorte, Bansefi y Santander.

En cuanto a los créditos hipotecarios, alcanzaron 1.5 millones de contratos al terminar el primer semestre del año anterior y 679 mil los referentes a financiamiento automotriz.

Entre los factores que influyeron al desempeño del crédito en los últimos años, la CNBV mencionó una mejoría en las condiciones sobre costo de los préstamos, ya que la tasa de interés implícita al segmento de consumo, descontando las variaciones de política monetaria local, disminuyó en poco menos de siete puntos porcentuales al pasar de 27.2 por ciento del último mes del 2012 a 20.4 por ciento en diciembre pasado.

La tasa de interés de tarjetas de crédito bajó en igual periodo 2.1 puntos al pasar de 21.3 a 19.2 por ciento y la del crédito de nómina se contrajo 2.2 puntos al descender de 19.4 a 17.2 por ciento.

La tasa de interés del crédito automotriz descendió 5.2 por ciento desde 8.3 por ciento, lo cual representó una reducción de 3.1 puntos; la del crédito personal bajó en una proporción de 17.7 puntos al pasar de 41.7 a 24 por ciento.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar