Inmigrantes en EUA necesitan protección para denunciar delitos: HRW

Nueva York, 03 de julio/Notimex. Los inmigrantes indocumentados que tienen el valor suficiente de denunciar delitos necesitan saber que pueden acudir a la policía sin temor a ser deportados, de acuerdo con un informe que emitió hoy el grupo civil Human Rights Watch (HRW).

El informe destacó que el Congreso debe preservar y ampliar las disposiciones de la Ley sobre Violencia contra la Mujer que permite a inmigrantes indocumentados denunciar de manera segura un delito.

En Contacto (out of page)

Resaltó además que la visa U, creada como parte de esta ley de 2000, abre un camino para que las víctimas de delitos que cooperan en las investigaciones de delitos graves puedan solicitar estatus legal en Estados Unidos. HRW precisó que la renovación de este programa está en evaluación.

Titulado Los inmigrantes que combaten el crimen: cómo el programa de visas U hace más seguras a las comunidades de Estados Unidos, está basado en entrevistas con agentes del orden público en cinco estados, abogados de inmigración y víctimas de delitos.

El texto indicó que aunque el presidente Donald Trump ha acusado a los inmigrantes indocumentados de delincuentes y una amenaza para la seguridad pública, poco se dice de los riesgos que asumen estas personas para ayudar a las fuerzas del orden público a investigar y procesar delitos.

“Los inmigrantes que arriesgan sus vidas, sus familias y sus trabajos para asegurarse de que los delincuentes violentos son llevados ante la justicia merecen protección”, dijo Sara Darehshori, asesora legal de HRW. “Las comunidades estadunidenses son más seguras porque ellos están aquí”, añadió.

El Congreso reconoció que los delincuentes pueden silenciar a las víctimas inmigrantes amenazándolas con la deportación si acuden a las autoridades en busca de ayuda.

Por ello, la visa U se creó para garantizar que las leyes de inmigración no se usen para obligar a mujeres y niños a soportar abusos por temor a ser castigados si presentan una denuncia ante las autoridades.

Más tarde, esta visa fue ampliada para incluir 28 delitos, incluido el asesinato, la agresión sexual y la trata de personas.

En ese sentido, HRW asentó que la visa U es esencial para garantizar que todos en la comunidad se sientan cómodos denunciando delitos y participando en procesos de justicia penal. Funcionarios opinaron que esta visa es “una herramienta fundamental para garantizar una mayor seguridad pública”.

Sin embargo, sólo hay 10 mil visas U disponibles cada año y el volumen actual de casos pendientes significa que la espera de una visa podría ser de siete años o más, tiempo durante el cual la víctima del delito podría estar en riesgo de ser deportada.

En los últimos años, los escépticos de la inmigración afirman que la visa se usa de manera fraudulenta. Sin embargo, no hay evidencia disponible públicamente que tienda a indicar que este sea un problema significativo, precisó HRW.

“Sin la seguridad que brinda la visa U, algunos inmigrantes temerán acudir a las autoridades para denunciar incluso los delitos más atroces por temor a ser separados de sus familias”, dijo Darehshori.

Agregó que “si la demora es demasiado larga y los solicitantes corren el riesgo de ser deportados, el valor de la visa se verá disminuido. El Congreso no sólo debería preservar el programa, sino también acabar con los retrasos”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba